La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘marte’

Tarda tres años en recorrer 21 kilómetros por Marte

Marte es un planeta más pequeño que la Tierra. Y al tener menor densidad, allí las cosas pesan un tercio menos que aquí. Máxima ligereza. Sin embargo el tiempo pasa a un ritmo semejante al nuestro, pues un año dura 687 días terrestres o 668 días marcianos (denominados técnicamente sols). Claro que una cosa es el tiempo y otra muy diferente los tiempos.

La imagen en blanco y negro que ilustra este post procede de la cámara de navegación del vehículo de exploración marciana Opportunity. En ella vemos la vista captada el día antes de que el vehículo, que había salido del cráter Victoria, llegara al borde del cráter Endeavour.

Fue el final de un largo viaje en el tiempo, aunque no en el espacio. La distancia entre ambos puntos es de tan sólo 21 kilómetros, pero el aparato ha necesitado tres años enteros para recorrerlos. Propulsado por placas solares, descontando atascos en arena y averías, su velocidad máxima fue de 30-50 metros diarios. A eso se llama darse un paseo tranquilo. La envidia del Movimiento Slow.

Los amigos de la ciencia verán en esta cabalgada marciana un filón de conocimientos. Yo prefiero verlo desde una perspectiva más sentimental. Miro esas desoladas planicies de arena e instintivamente las relaciono con mis paisajes de Fuerteventura, con los arenosos tableros rematados por onduladas montañas tan semejantes a los del cercano desierto del Sáhara. La memoria te juega a veces estas travesuras. Reconocer lo irreconocible. Como cuando llegas a una ciudad por vez primera y el rincón de una calle se te antoja gemelo al de alguna de la tuya ¿Nos os pasa a vosotros lo mismo?

Increíble. Planeta Marte. A 100 millones de kilómetros de distancia de la Tierra. Atmósfera irrespirable. Temperaturas medias de -55 grados centígrados. Gigantescas tormentas de arena con vientos huracanados.  Y nos parece un lugar conocido, incluso agradable para pasear.

Y sin embargo, cuánto daríamos por poder caminar por esas soledades donde hasta nuestros robots se toman la vida útil de sus baterías con tranquilidad marciana. Donde no hay prisas ni empujones pues no hay ningún lugar de donde venir ni a donde llegar. Con esta imagen en la cabeza ¿quién se mete ahora en el metro?


Este vídeo de la NASA selecciona 309 de los miles de fotografías de la superficie de Marte realizadas por el robot Opportunity desde septiembre de 2008 hasta agosto de 2011. ¿Os recuerda algún sitio conocido?

. Visto en Amazings. Crédito foto: NASA / JPL-Caltech

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

 

Una araña para David Bowie

Una nueva especie de araña malaya ha sido bautizada por su descubridor con el nombre de la estrella de rock David Bowie, en un esfuerzo por aumentar la conciencia sobre el número de especies de arácnidos que se encuentran en peligro de extinción en el mundo.

La Heteropoda davidbowie o araña de David Bowie, como a partir de ahora pasa a denominarse este precioso animal, se caracteriza por su gran tamaño y abundante vellosidad de fuerte color amarillo, así como por tener una población mundial restringida tan sólo a una pequeña zona de Malasia.

¿Y por qué en honor de David Bowie? Según explica el diario británico Daily Telegraph, Bowie ha sido elegido para tal honor por su contribución musical al conocimiento del mundo de los arácnidos.

Sí, no os sorprendáis. No por sus aficiones entomológicas, sino por haber grabado en 1972 su ya mítico álbum The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (en castellano, “el ascenso y la caída de Ziggy Stardust y las arañas de Marte”). Un elepé donde se narra la historia de una estrella del rock venida de otro planeta, uno de los alter ego más sorprendentes de Bowie, cuya banda se llamaba precisamente The Spiders From Mars, las arañas marcianas. Según explica la Wikipedia, este disco se convirtió muy pronto en el más célebre del glam rock, considerándose en la actualidad uno de los mejores y más influyentes en la historia del rock.

Peter Jäger, el experto alemán que descubrió la Heteropoda davidbowie, podía haber puesto su propio nombre a este insecto, o el de su mujer, el de su madre o del mecenas que le becó la investigación. Desde que Carlos Linneo desarrollara su método de taxonomía científica de los seres vivos, la conocida como nomenclatura binominal, cada animal y planta del mundo es nombrado con precisión atendiendo a su género y especie.

Pero en realidad a Jäger le sobran animales con los que inmortalizarse. En los últimos 10 años ha descrito 200 nuevas especies de arañas y le gusta bautizarlas con nombres de cantantes, como ya hizo anteriormente con la artista Nina Hagen.

En esta ocasión, el biólogo alemán ha elegido para tal honor al cantante londinense, aduciendo que las arañas con nombres de famosos ayudan a llamar la atención sobre la situación marginal de muchas especies de arácnidos, condenados a la extinción por culpa de la acelerada destrucción humana de sus hábitats naturales.

Una pérdida terrible, te gusten o no las arañas, por cuanto estamos aniquilando rápidamente unos recursos genéticos que han evolucionado a lo largo de más de 300 millones de años. Y si de la mano del rockero se logra proteger a este animal y su entorno, pues bendito sea el rock.

En la imagen, detalle de la cara de la nueva especie de araña descubierta en Malasia, la Heteropoda davidbowie. Foto: Museo de Historia Natural de Senckenberg.