La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘jardines’

Los baños de bosque alivian las depresiones otoñales

Decía Pablo Neruda que en otoño la tierra se extiende y respira, mientras al mes y a los árboles se les caen las hojas. Manuel Machado se sentía “triste como una tarde del otoño viejo”. Yo prefiero la visión de Ángel González, maravillado por esas luces doradas que son fuego, o vida.

Todo esto me lo cuento durante mis baños de bosque, de naturaleza. Porque no sólo es posible darse baños de árboles. Es absolutamente necesario, especialmente en estas fechas donde, por culpa de la reducción de las horas de sol, el 30 por ciento de los españoles sufre la “depresión de otoño”. Será porque no conocen los baños de bosque, el mejor antidepresivo natural.

Los japoneses lo llaman Shinrin-yoku, tan famoso que hasta lo recomienda la Agencia Forestal nipona como saludable actividad anti estrés ligada a la aromaterapia.

La receta es sencilla y muy sabrosa. Madruga en fin de semana. Cálzate unas botas, elije el viejo jersey de lana, una buena cazadora y echa a andar por un bosque como quien se zambulle en las cálidas aguas del Mediterráneo. En silencio. Respirando plácidamente al ritmo del canto de las aves. Dejando que el viento se lleve los pensamientos, que el murmullo de tus pasos sea la mejor música. Agudiza el oído para disfrutar con el sonido único de pisar las hojarascas, los charcos, escuchar a las ramas susurrar secretos y agitar conciencias, recuerdos. Después de unas horas de paseo busca la compañía de un viejo árbol. Sentado junto a él saca el bocadillo o, mejor aún, una pieza de fruta, y disfruta del momento.  Olfatea. Tras las abundantes lluvias de esta semana, el olor a bosque, hojas, setas, castañas, barro nos reconcilia con nuestro pasado más natural. Y nos relaja infinitamente.

No hay duda. Los mejores paseos del año son ahora. Y si no tienes un bosque cerca, elije parques y jardines. ¿O eres de los que prefieren pasear por el centro comercial?

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Somos cada vez más ruidosos y solitarios

Parafraseando a Luis Eduardo Aute:

“Ruido, ruido, ruido, más ruido por favor, que todo en la vida es ruido y los ruidos, ruidos son”.

Porque resulta evidente. Hablamos a gritos entre nosotros. Cotidianamente y no sólo cuando nos insultamos desde el coche o utilizamos el teléfono móvil sin más apoyo tecnológico que la potencia de nuestros pulmones. Incluso escribiendo en Internet a muchos les gusta hacerlo con mayúsculas, a grito pelado.

Todo nuestro entorno cotidiano es un maremágnum de decibelios en aumento constante, de músicas estridentes en los centros comerciales, en las tiendas, en los ascensores, en los automóviles tuneados, en los botellones, en los aviones (odio la canción de Volare con la que una compañía aérea nos castiga machaconamente durante los vuelos); incluso en las calles, en estas fatídicas fechas engalanadas con insufribles villancicos navideños. Todo es ruido, que no música. Por no hablar de las obras y del tráfico.

Nos hemos acostumbrado a este ensordecedor vivir, pero no así la fauna, que nos rehúye dejándonos más solos que nunca. Un reciente estudio ha puesto de manifiesto cómo la contaminación acústica influye de forma negativa en la presencia de los pájaros en las ciudades. Los espantamos. Apenas palomas y gorriones aguantan el estruendo urbano, refugiándose algunas pocas especies más como mirlos o pinzones en las zonas verdes menos urbanizadas, mientras el resto emigra más allá de los ruidos.

¿Sabéis cuál es uno de los mejores refugios urbanos de las aves? Los cementerios. Allí de momento no ha llegado la música ambiente, y por un miedo supersticioso se habla bajo, a pesar de que los muertos son los únicos a quienes no molestan nuestros gritos. Daros un paseo por ellos y veréis qué cantidad de aves se refugian en los camposantos. Remansos de paz. De fauna. Y de silencio.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share