La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘Agricultura’

Europa se queda sin selvas

La voz de alarma la ha dado el Reino Unido, pero la situación es igual de dramática en el resto del continente.

Según una investigación del grupo Woodland Trust casi la mitad de todos los bosques británicos de más de 400 años han desaparecido en los últimos 80 años y más de 600 se encuentran en grave peligro de desaparición por la construcción de nuevas infraestructuras, tendidos eléctricos o urbanizaciones.

La publicación de estos alarmantes resultados coincide con una propuesta del gobierno de ese país de adquirir varias hectáreas del bosque Two Mile Wood, en la región inglesa de Weymouth, por donde pretende hacer pasar una autopista. Como ha declarado Ed Pomfret, director de campañas del Woodland Trust,

“los bosques milenarios, algunos de los cuales tienen más de 400 años en Inglaterra, son el equivalente británico a las selvas. Son irremplazables”

En España nuestras selvas no están mucho mejor. Me refiero a los bosques maduros, los verdaderos puntos calientes de la biodiversidad natural, igualmente irreemplazables.

El abandono del monte está dando un respiro a las masas forestales, es verdad, pero también está provocando manejos industriales altamente perniciosos, la apertura de nuevas pistas para facilitar el acceso a los parques eólicos, y el resto de los problemas de desarrollo insostenible que está levantando en pie de guerra a los conservacionistas británicos pero a nosotros todavía nos resultan indiferentes.

Con la desgracia añadida del terrible impacto de los incendios forestales, nuestra lacra nacional, responsables de la pérdida en los últimos 40 años de más de seis millones de hectáreas, el 24 por ciento de la superficie forestal total de nuestro país.

Al final nuestros bosques van a menos en cantidad, pero sobre todo en calidad biológica. Y eso es un problema muy grave.

Como señala acertadamente Pomfret:

“Una vez que estos bosques hayan desaparecido, nunca más volverán a recuperarse. Son tesoros históricos”.

La desaparición o degradación de nuestros bosques milenarios es comparable a la desaparición de las selvas en el Amazonas, calculada para Inglaterra en una reducción del 15 por ciento en los últimos 30 años.

Y si esto ocurre en Inglaterra, un país que ama con pasión la naturaleza y en especial a sus árboles, tiemblo pensando en el futuro que les espera a nuestros bosques ibéricos.

No sé a vosotros, pero a mi me produce dolor toda esta pérdida de nuestras selvas, sean británicas, ibéricas o amazónicas. Como le pasa a tanta gente sensible. Como incluso lo hizo público el actor Harison Ford a la pasada primavera ¿Lo recordáis?

En una campaña realizada por la ONG Conservation International contra la deforestación, el protagonista de Indiana Jones se depila el pecho frente a las cámaras como metáfora del dolor que nos puede generar la pérdida de los bosques primarios.

En el spot, el popular actor destaca que cada año desaparece en el mundo una superficie de bosque tropical del tamaño de Inglaterra, o lo que es lo mismo, una selva del tamaño de Manhattan es destruída cada cuatro horas. Y saberlo, y sentirlo, duele mucho.