La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘idiazabal’

Aves increíbles: Alcaudones viajan de León a Mozambique pasando por Italia

Alcaudón dorsirrojo

La semana pasada tuve la inmensa suerte de realizar un estudio botánico en la Selva de Irati (Navarra), el bosque de hayas más extenso de Europa. Allí, en una pradera donde pastaba un rebaño de ovejas latxas, las carinegras del famoso queso Idiazábal, observé un precioso macho de alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio).  Pájaro increíble, acababa de llegar a su zona de cría después de un enigmático viaje migratorio. Enigmático pues hasta ahora no se sabía a ciencia cierta a dónde iba, y por dónde, desde que desaparece de España en agosto y hasta que lo volvemos a ver en mayo.

Gracias a las nuevas tecnologías de geolocalización, y a un estupendo trabajo de la Fundación Migres, en colaboración con el Centro de Macroecología, Evolución y Clima de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) y la consultora ambiental Opsis, acabamos de conocer estos días los detalles de la peculiar “migración en lazo” de los alcaudones dorsirrojos ibéricos.  Casi 20.000 kilómetros a lo largo de tres continentes recorridos al año por esta pequeña ave que viaja con eficiencia, sola y de noche, aprovechando sus complejos recursos genéticos, pues nadie le enseña el camino: nace con el mapa en la cabeza.

A través de una nota de prensa, la Fundación Migres nos ofrece un detallado relato del periplo. Desde la zona de cría, en las inmediaciones de la ciudad de León, los alcaudones marcados iniciaron la migración postnupcial hacia el este, alcanzando el norte de Italia a mediados de agosto. Desde allí cruzaron el Mediterráneo y el Sáhara, alcanzando el sur del desierto a principios de septiembre. Realizan paradas en las sabanas del sur de Sudán (1-2 meses), para proseguir lentamente hacia sureste hasta alcanzar entre Zimbabue y Mozambique sus zonas de invernada a finales de octubre, tras un agotador viaje de 8.750 kilómetros.

El viaje de retorno se inicia en marzo y les lleva hacia el norte-noreste, alcanzando a finales de marzo el Cuerno de Africa. La migración entonces se acelera y a lo largo del mes de abril alcanzan las vegas del Tigris y el Eufrates, tras atravesar la península Arábiga, virando después al oeste para recorrer el Mediterráneo vía Grecia y el sur de Italia. Alcanzan las áreas leonesas de cría a finales de mayo, tras un viaje de 10.950 kilómetros que incluye 4.070 kilómetros de duro desierto y jornadas diarias que en algunos casos llegaron a los 200 kilómetros. Impresionante para un pájaro básicamente insectívoro del tamaño de un gorrión que viaja de noche sin seguir a nadie, dejándose llevar tan sólo por su instinto innato.

Pero todavía más extraordinario. Los pájaros estudiados se hicieron todo el periplo llevando a sus espaldas una pequeña mochila geolocalizadora. Cuando al año siguiente regresaron a la zona de cría, lo hicieron con una precisión desconcertante. Tras 11.000 kilómetros de peligroso viaje nocturno, los investigadores los encontraron ¡a menos de 200 metros de donde los habían capturado el año anterior!

En este vídeo sueco puedes ver al extraordinario pájaro del que te hablo. Para que no se te despiste cuando salgas al campo.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

El lobo pone en peligro al queso Idiazábal

Una entrevista recientemente publicada por el periódico El Correo evidencia la imposibilidad de conciliar ganaderos con lobos. Fede Cruzado entrevista a Mikel Basterra, directivo de la Asociación de Ganado Ovino de Raza Latxa de Álava, Agorala. Con razón o sin ella, el ganadero acusa al cánido salvaje de estar arruinándoles. E incluso asegura que la producción del queso Idiazábal, una de nuestras joyas gastronómicas, puede desaparecer. Y es que los pastores vascos en 2007 sufrieron 106 ataques lobunos, un 31% más que el año anterior.

Lo cierto es que los ganaderos están pasando por un mal momento en toda España. El precio del pienso se ha disparado, pero el de la carne, la leche y el queso se mantiene. Sólo los intermediarios hacen el agosto. Pocos jóvenes quieren dedicarse a un oficio tan sacrificado, y muchos menos seguir el modelo de explotación tradicional, el más natural, dejando los animales pastando libres en el campo, en la montaña, bajo su atenta vigilancia. Para los alaveses, como para los asturianos, la llegada del lobo ha sido la gota que ha colmado el vaso de su paciencia y de su crisis. Y culpan ahora al animal de todos sus males. De hecho, piden matar a todo lobo que ose pisar tierras alavesas.

Puestos a escoger, ¿tú qué elegirías, queso de Idiazábal o lobos? Forofo de ese inigualable queso de oveja latxa, de ese paisaje ganadero único, de esa milenaria cultura vasca, pero también de ese noble animal, de esa joya de la naturaleza, de ese importante eslabón de la cadena trófica del ecosistema de montaña, en mi caso tengo el corazón partido. ¿Tan difícil es aunar ambos intereses?

Incluyo a continuación la entrevista casi completa, que puedes leer en su integridad en la edición de El Correo Digital. Las negritas son mías.

MIKEL BASTERRA, GANADERO

«Hay que declarar Álava zona exenta de lobos para que sobrevivamos»

-¿Qué les ha llevado a paralizar la actividad de Agorala?

-No teníamos otra salida. Habíamos hecho todo tipo de presiones y manifestaciones. Pero nadie ha tomado medidas sobre el tema. Lo único que nos quedaba era frenar la actividad de la asociación para ver si así se hace algo.

-¿Tan preocupante es la situación?

-La continuidad de la producción del queso Idiazabal está en peligro. Eso está muy claro. El sector sufre otros problemas que se agravan por el lobo.

-¿Por ejemplo?

-El precio del cordero está como hace 30 años, pero nuestros costes de producción no dejan de subir. Los piensos se han incrementado espectacularmente en 2007. No sabemos hasta qué punto pueden llegar. Lo tenemos crudo.

-Es decir, el pastoreo tradicional podría llegar a desaparecer.

-Sí. Pero el lobo aparte de poner en peligro el pastoreo de ovejas que hacemos en los comunales, también ataca a terneros, yeguas, potros… Pero su víctima más fácil son las ovejas. Cuando éstas faltan atacan a lo que sea.

-Ante este panorama pocos jóvenes se animarán a crear su explotación ganadera.

-Sí. La gente joven ni se plantea entrar en el sector tal como están las cosas.

_¿Cuántas cabezas mueren por los ataques?

-Muchas. Pero el problema de la muertes de animales también es la pérdida de calidad de vida. Ahora mismo daba veinte ovejas al año si me asegurase de que el lobo no va a matar más. Pero sin tener que cambiar de vida. Cuando empecé hace 26 años, si estabas dos o tres días sin subir al monte porque tenías mucho trabajo en la explotación no pasaba nada. Pero ahora hay que subir a continuamente.

-¿Los mastines no sirven entonces como medida preventiva?

-Los perros pueden dar resultado si vas por la mañana y por la tarde a ver a las ovejas y las recoges de noche. Pero aún así el lobo los baila. Aquí en Badaia ha atacado con perro y todo. Lo ha hecho a menos de 500 metros de las casas.

(…)

_¿Qué se debe hacer entonces para atajar el problema?

Se debe declarar Álava zona exenta de lobos, como ocurre en algunas áreas de Asturias. Animal que entra, animal que se mata. En Salamanca se lo están planteando para proteger al toro de lidia. Las instituciones, cuando les da la gana, no hacen tanto caso a los ecologistas.

-Pero el lobo forma parte de la biodiversidad ¿No habría que protegerlo?

-Es mejor ecológicamente que no haya lobo a que no subamos el ganado al monte para mantenerlo limpio y evitar incendios. Hay decenas de estudios que lo demuestran ¿Qué ha pasado los últimos veranos en Galicia?

Ovejas de raza latxa en un aprisco de las montañas vasco-navarras, donde reside el secreto del queso Idiazábal.