La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘hambre’

Europa decide salvar a los buitres ibéricos

Una muy buena noticia para nuestros aliados alados.

El Parlamento Europeo ha aprobado una serie de enmiendas que abren la posibilidad de volver a dejar en el campo restos animales disponibles para la alimentación de las aves necrófagas silvestres.

Desde hace años, y por culpa de la legislación europea desarrollada para controlar el mal de las vacas locas, nuestros buitres se estaban, literalmente, muriendo de hambre.

La aprobación en 2002 del Reglamento Europeo que regula la gestión de subproductos animales no destinados al consumo, como consecuencia de la lucha contra la encefalopatía espongiforme bovina, obligó a los estados miembros a cambiar la gestión ganadera teniendo que recoger todos los restos animales del campo sin que éstos pudieran servir para alimentar a las especies necrófagas, como había estado ocurriendo hasta entonces.

El trabajo en conjunto de todos los sectores implicados, la posición de BirdLife y el acuerdo alcanzado por la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo, que han cooperado de manera constructiva, han encontrado una solución para encontrar las medidas que aseguren la conservación de las especies necrófagas, algunas de ellas en peligro de extinción, como el quebrantahuesos.

La votación de hoy en el Parlamento Europeo permitirá que los ganaderos de los Estados miembros puedan volver a dejar el ganado muerto en el campo que quedará, siempre bajo las medidas sanitarias necesarias, disponible para la alimentación de las especies necrófagas. Ana Iñigo, responsable de Especies Amenazadas de SEO/BirdLife, comentó que “BirdLife lleva tiempo solicitando decisiones para eliminar esta amenaza innecesaria para algunas de las especies más emblemáticas de Europa, como son las aves rapaces, y estamos especialmente contentos de que varios diputados del Parlamento Europeo, así como funcionarios de la Comisión hayan tomado en serio nuestra petición y trabajado a fondo de manera constructiva hasta la decisión de hoy”.

En España las poblaciones de buitre leonado (Gyps fulvus) se han visto particularmente afectadas por la falta de disponibilidad de alimento en la naturaleza. Grupos de ésta especie se han observado a miles de kilómetros de sus lugares de nidificación, como en Alemania y Bulgaria, ante el asombro de los lugareños, en busca de alimento.

También han generado alarma entre los ganaderos al haberse sucedido casos dramáticos pero excepcionales de ataques a ovejas parturientas.

Además, esta falta de disponibilidad de alimento afecta también a especies amenazadas como el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), el buitre negro (Aegypius monachus) y el alimoche (Neophron percnopterus).

Se trata de un importante avance, no hay duda, pero como recuerda SEO/BirdLife, ahora le toca a los Estados Miembros poner en práctica el Reglamento, trasponiendo a nuestra legislación las excepciones que se han aprobado hoy. Y que en el caso concreto de España, dicha responsabilidad está en manos de las comunidades autónomas.

Foto: Fotolibre.net

Un buitre se esconde en los probadores de una tienda de Cuenca

No se habla de otra cosa estos días en Cuenca. Como explicaba la pasada semana el periódico La Tribuna, un buitre leonado se fue de compras a la zona comercial de la ciudad, se metió en una tienda de ropa y no paró hasta llegar a los probadores, donde entre aleteos y vómitos dejó el establecimiento hecho unos zorros. Frente al tremendo animal engrifado, dueña y dependientas huyeron despavoridas.

La descripción que del suceso hace el periodista es graciosísima

El animal mostraba un estado, no lamentable, pero sí un poco penoso, puesto que en más de una ocasión vomitaba, con lo que numerosas prendas de ropa se vieron afectadas por lo expulsado.

De igual manera, en los momentos en que batía las alas muchas eran las piezas que se ensuciaban.

Y no menos curioso resulta el relato de su captura:

Enseguida llegó un miembro de ‘Recogida de animales’ que, armado con un lazo, tanteó al ‘bicho’ hasta que pudo hacerse con él. El problema estribaba en que, aparte de que el buitre se resistía a ser cogido, había que intentar taparle la cabeza para que en la oscuridad se quedase quieto. Fue algo que no pudo hacerse, con lo que se hizo acopio de una caja en donde finalmente se pudo introducir el animal de una manera segura. El principal problema estaba no en el pico, sino en las garras.

El mismo periodista nos ofrece un dato muy interesante. No se trata de un caso aislado, pues un par de días antes otro buitre leonado fue capturado por los funcionarios municipales mientras éste deambulaba tan campante por las calles del barrio conquense de San Antón, quien asustado por sus captores, acabó enredado entre zarzas en las inmediaciones del río Júcar.

¿Qué pasa en Cuenca con los buitres? ¿Se están volviendo locos?

Nada de eso. Como ya os he contado en otras ocasiones, los buitres se están muriendo de hambre. Con los muladares y los comederos cerrados, los vertederos sellados, el ganado muerto recogido e incinerado, la llegada de los fríos invernales los está poniendo contra las cuerdas de la supervivencia.

Los más jóvenes, siempre más inexpertos y débiles, son las primeras víctimas. Y caen como moscas. Unos directamente muertos, otros desnutridos, incapaces de volar, desorientados igual en el campo que en medio de la ciudad.

Por eso vomitaba el de Cuenca. De estrés, de miedo. Pero no tenía fuerzas para salir volando, tan sólo buscaba un escondite, los probadores quizás, donde tratar de pasar desapercibido. Pobre animal. Desapercibido un buitre maloliente de siete kilos de peso y dos metros y medio de envergadura dando saltos por una calle comercial a las cinco de la tarde.

Los buitres lo están pasando mal, muy mal. Necesitan que vuelva a haber animales muertos en el campo de los que alimentarse, como sucedía antes del mal de las vacas locas. Pero en lugar de comida les damos veneno. No tienen nada que echarse al pico. Por eso seguirán lloviendo buitres. Buitres hambrientos.

La foto que ilustra esta noticia es propiedad de Brookei.

Mueren tres linces más de hambre en Doñana

La organización ecologista WWF/Adena aseguró ayer, 8 de abril, tener constancia “confirmada” del fallecimiento de tres de los cuatro cachorros de lince paridos hace poco más de una semana en el Parque Nacional de Doñana por la hembra bautizada como Wary, según dijo a Europa Press el responsable de Especies de WWF/Adena, Luis Suárez.

Luis Suárez explicó que su organización ha confirmando de manera “total y absoluta” que los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía han hallado muertos a tres de los cuatro linces dados a luz por este ejemplar de lince ibérico. A falta de la correspondiente necropsia, según dijo, los cachorros podrían haber muerto “de hambre”.

Wary, según la organización ecologista, es una de las tres hembras que este año se habían reproducido en el área de Coto del Rey, en el Parque Nacional de Doñana, gracias a la traslocación de un macho procedente de Sierra Morena. Wary había tenido cuatro cachorros, que habían sido marcados con chips el pasado lunes 31 de marzo por técnicos de la EBD y del equipo Life del lince. Según WWF/Adena, en ese momento se constató que los animales no estaban en buenas condiciones físicas.

Tan sólo una semana después, tres de los cuatro cachorros han aparecido muertos. Algo que Adena ha calificado como “inaceptable” por cuanto “se está haciendo un manejo activo de la población de Coto del Rey, donde seguramente se encuentran las únicas hembras reproductoras del interior del Parque Nacional”.

Según los ecologistas, los cachorros “llevaban ya varios días muertos cuando han sido encontrados, lo que pone en tela de juicio la labor de seguimiento y vigilancia de la madre y sus cachorros y la escasa capacidad de reacción de los equipos sobre el terreno.

“Resulta increíble que unos cachorros de lince, hijos de una de las hembras más controladas y vigiladas del mundo, mueran en unas circunstancias que apuntan a una gestión incorrecta”, dijo Suárez advirtiendo de que “si la Junta de Andalucía no es capaz de tomar las oportunas decisiones, la población de Doñana está condenada a desaparecer”.

Y como siempre pasa, nos hemos enterado tanto de la muerte por hambre de estas tres crías, como de la del único macho de la Reserva Integral, gracias a las filtraciones realizadas por los ecologistas. La Junta de Andalucía no cuenta nada de todo esto. Tan sólo anuncia los éxitos, nunca los fracasos.