La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘grillos’

¿Es arte torturar grillos?

Lo ha conseguido. El artista madrileño Ismael Alabado se ha hecho famoso no por su arte, sino por torturar grillos hasta la muerte, algo que a él le parece arte.

Quiso representar la fugacidad de la vida y pegó con silicona 1.000 grillos vivos en las paredes de una sala de exposiciones de Cáceres. Su idea artística era que los insectos se fueran muriendo poco a poco por inanición para que los visitantes reflexionaran sobre lo transitorio de la existencia. Por suerte, una espectadora aterrorizada se apiadó de ellos y los roció con insecticida para acabar con su agonía. Horas después la exposición fue clausurada a petición, entre otros, del mismísimo presidente de la Junta de Extremadura.

Algunas reflexiones hechas por el artista plástico a la prensa durante la muestra:

“He querido transmitir que cada día es el principio del fin”

“La verdad es que en un principio pensaba colocar cucarachas y no grillos, pero es que las cucarachas me salían más caras”.

“Los grillos no sufren porque no están capacitados para ello, es como cortar una planta”.

¿Queréis saber mi opinión? Esa pieza supuestamente artística es, lisa y llanamente, maltrato injustificado de animales, por mucho que lotes de 500 grillos se vendan en Internet por 25 euros para dar de comer a mascotas exóticas. Por mucho que los insectos no tengan un sistema nervioso desarrollado, no se retuerzan de dolor cuando les arrancan una pata. Los insectos, como todo animal, sufren.

Y lo más triste. Esta barbaridad no es ni siquiera original. El costarricense Guillermo Vargas ya escandalizó hace unos años al mundo dejando atado hasta la muerte a un perro callejero en una sala de exposiciones “por razones artísticas”.

Pregunta final para todos vosotros desde mi perplejidad manifiesta: ¿Torturar animales es arte?

Es verdad, me olvidaba de la tauromaquia.

En este vídeo se puede ver la supuesta obra de arte y la confusa justificación que hace el responsable de la sala de exposiciones donde se presentó el engendro.


Foto: Uno de los grillos de la instalación creada por Ismael Alabado. ARMANDO MÉNDEZ / Diario Hoy.es

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share