La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘Cynara’

Arrasado un miniparaíso botánico de Madrid que dificultaba su urbanización

Plantas destruidas Organizaciones ecologistas han denunciado la destrucción de un miniparaíso botánico localizado en las inmediaciones del Centro de Transportes de Coslada (Madrid).  La presencia de 350 especies botánicas existentes en una parcela de 10 hectáreas, propiedad de COFARES (empresa farmacéutica que se dedica a la distribución de medicamentos), dificultaba su urbanización. Ante las advertencias de los científicos respecto a la necesidad de preservar este rincón de frágil flora natural, el final no ha podido ser más salvaje. Destruido el lugar, ya no hay nada que proteger. ARBA, la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción y GRAMA temían que algo parecido pudiera suceder tras los sucesivos descubrimientos de especies muy raras en estos terrenos. En La Crónica Verde también temíamos lo peor cuando hace un año nos hicimos eco del problema. Desde que en 2005 se descubrieran varias especies raras se viene pidiendo protección para la parcela, incluida la declaración de una microreserva. Había alternativas, como la posibilidad de permutar estos terrenos por otros del CTC (propiedad de la Comunidad de Madrid, Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid y el Ayuntamiento de Coslada). Pero la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio hizo oídos sordos a las propuestas. Para el profesor Juan Manuel Martínez Labarga, descubridor de buena parte de las especies del ahora destruido pastizal,

“se ha arrasado un ecosistema único no descrito para la ciencia, con especies rarísimas, algunas únicas a nivel mundial. Resulta incomprensible que una empresa farmacéutica haya destruido tanta biodiversidad y patrimonio genético”.

De acuerdo con un comunicado de prensa difundido por los ecologistas, se ha destruido la mejor población mundial conocida de Cynara tournefortii (alcachofa silvestre), la única población conocida en el mediterráneo occidental de Triticum boeoticum (trigo silvestre precursor de los trigos domésticos actuales), la mejor población ibérica de Malvella sherardiana (pequeña malva), las únicas poblaciones madrileñas de entidad de Convolvulus humilis (pequeña correhuela)Geropogon hybridus (bella flor estrellada)Teucrium spinosum (herbácea anual) y las mejores poblaciones madrileñas de Klasea flavescens (pequeño cardo)Linaria caesia (herbácea de hermosas flores amarillas)Scolymus maculatus (pequeño cardo de floresamarillas)Astragalus scorpioides (leguminosa con frutos que recuerdan a la cola del escorpión), etc. Igualmente se han visto afectada una población degrillo de visera (Sciobia lusitanica), especie catalogada como “sensible a la alteración de su hábitat”.

Todo ello es ya historia. Triste historia de la destrucción lenta pero implacable de nuestro patrimonio natural. Pasos adelante hacia un abismo de pobreza biológica. De ceguera desarrollista. De estupidez humana.

En la foto superior, algunas de las especies cuyas poblaciones madrileñas han sido destruidas (ARBA Bajo Jarama). — Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Un gran centro de transportes amenaza a las últimas alcachofas silvestres de Madrid

¿Puede una alcachofa silvestre paralizar la construcción de un gran centro logístico de transporte? Lo lógico es que lo lograra, pues es deber de todos los gobiernos garantizar la preservación de la biodiversidad evitando la extinción de las especies, pero son malos tiempos para la protección de la naturaleza.

Este es el drama que se cierne sobre uno de los últimos pastizales sobre arcillas verdes de la Comunidad de Madrid, refugio de dos especies vegetales amenazadas, Malvella sherardiana y Cynara tournefortii. Ambas están a punto de desaparecer por unas obras promovidas por la distribuidora farmacéutica Cofares, con el apoyo de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Coslada.

En un solar de apenas 10 hectáreas se encuentra una extraordinaria diversidad de plantas, más de 200 especies. Por culpa del desmesurado crecimiento urbano, muchas de ellas tienen en este enclave su último refugio en la comunidad de Madrid, tras la destrucción de los restantes hábitats donde sobrevivían.

En el caso de una rara alcachofa silvestre, Cynara tournefortii, aquí se localiza la mejor población mundial. Sin embargo, su inclusión en la Lista Roja 2008 de la Flora Vascular publicada por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, y la Sociedad Española de Biología de Conservación de Plantas, no parece suficiente para garantizar su conservación.

Puestos de trabajo, crisis, desarrollo,… ¿No hay otros terrenos industriales en Madrid donde poder invertir sin necesidad de destruir nuestro patrimonio natural? Para evitar su desaparición, desde Ecologistas en Acción se ha puesto en marcha una ciberacción. Actúa ahora y pide a las autoridades que no se carguen esa última pradera madrileña de biodiversidad. Tan sólo firma en este enlace. ¿O es que piensas que el desarrollo económico está por encima de plantas, animales y paisajes?

Más información: Arba Bajo Jarama; Actuable.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde).

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share