BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘bierzo’

Mucho cuidado con ir al campo si hay cazadores cerca

Ocurrió el pasado fin de semana. Sábado por la tarde de un bello día otoñal en El Bierzo (León). Hace ya demasiado frío para salir a por setas, pero no tanto como para no darse un saludable baño de bosque. Paulino García, jubilado de 66 años, decide pasear junto a su mujer por el soto de un amigo, un lugar mágico tapizado de hojas secas y cuajado de frutos. Estaban apañando castañas para hacer el típico magosto, una castañada, cuando sonó salvaje un disparo de escopeta. Paulino cayó muerto de una perdigonada en el estómago. Un cazador le confundió con un jabalí.

Dice el refrán que las armas las carga el diablo, pero no es verdad. Las cargan por ejemplo los cazadores, y algunos las disparan a todo lo que se mueve. Según estadísticas oficiales, cada año muere en España una media de 20 personas por accidentes de caza y casi un millar resultan heridas. Pueden parecer pocas para los 800.000 aficionados españoles a esta actividad, pero muchos para los 46 millones restantes que preferimos el paseo calmado al disparo y muerte de entre 30 y 50 millones de animales salvajes cada año, además de muchos millones de especies protegidas consideradas por este colectivo como indeseables alimañas; que recogemos nuestras basuras y no entendemos que se siembre el campo con más de 6.000 toneladas del venenoso plomo de sus perdigones; que amamos nuestras mascotas y no entendemos el ahorcamiento de perros o su abandono.

Tampoco entenderé nunca que eso de disparar sea tan fácil. Que la Guardia Civil no obligue a los cazadores a advertir de su presencia, a acotar la zona donde disparan (el 80 % del territorio español es cinegético) para evitar estos accidentes. Para que si hay disparos fortuitos sean entre ellos y no a pobres jubilados que recogen castañas.

Actualización: Al hilo de las numerosas críticas a este post y más de medio centenar de comentarios con todo tipo de insultos, os incluyo el enlace de la última barbaridad: Encuentran tiroteada un águila imperial en La Janda, Cádiz, entre fincas cinegéticas. Estaba anillada y era objeto de segumiento científico. No haré comentarios.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Un vieja enredadera enseña historia a sus vecinos

Tan sólo es una enredadera, algo exótica, es verdad, pero enredadera a fin de cuentas. Y pegada a un edificio histórico. Hace unos años la habríamos arrancado sin dudarlo, como ocurrió con una bella hiedra de la catedral de Burgos. Pero los tiempos han cambiado, la gente es más sensible y además estamos en El Bierzo (León), donde la protección de la naturaleza se siente como una necesidad.

Así se explica el tremendo montaje levantado para garantizar larga vida a una glicinia centenaria (Wisteria sinensis) , la que desde hace 140 primaveras trepa por la vieja casona señorial de los García de las Llanas, en Ponferrada, ahora convertida en Museo de la Radio. Acaba de estrenar nuevas andas que, a modo de artísticas muletas, garantizarán la continuidad de esa dulce amistad que significa su nombre original en chino, la mantenida durante tantos años con la ciudad  berciana y sus habitantes.

Detrás de la planta están dos cráneos privilegiados, los hermanos Moya, expertos en árboles singulares y que desde hace décadas se han convertido en los médicos personales de la vieja enredadera. Son ellos los que hace unos días lograron que la Glicinia enseñara historia a los ponferradinos con el sencillo ejercicio de relatar la suya, que es la de todos. Lo hicieron durante un emocionante espectáculo de luz y sonido.

No se podía pedir más, aunque Bernabé Moya sí lo hizo. Le pidió al alcalde, Carlos López, la aprobación de una Ordenanza de Protección del Arbolado de Interés Local que garantice la conservación de éste y otros árboles y arbustos singulares del municipio. Para que conservándolos a ellos conservemos su historia, su paisaje y su biodiverisad, que también es la nuestra.

Puedes escuchar el mensaje completo de la glicinia parlante de Ponferrada pinchando en este enlace de la asociación A Morteira.

Y recuerda que, si quieres ayudar a la protección de tan frágil Patrimonio Vivo, puedes participar en la ciberacción de la Fundación Félix Rodríguez de la FuenteCómo salvar un árbol singular en menos de cuatro minutos“. O entrar en la página de Facebook S.O.S. Árboles Singulares.

Foto: A Morteira.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

La tragedia del castaño acaba en fiesta

Miles de fuegos purificadores han iluminado esta noche, la más corta del año, toda España. Es la fiesta de san Juan, homenaje ancestral al sol, al verano, a la vida. Alegría, música, magia, amor. Pero también muerte. En la comarca de El Bierzo (León), las hogueras de San Juan se alimentan de la tragedia. Están mayoritariamente hechas con los cadáveres de decenas de viejos castaños, muertos por miles debido a dos enfermedades incurables, el chancro y la tinta.

Estos hongos terriblemente virulentos están diezmando la inmensa riqueza forestal berciana ante la ya tradicional impasibilidad de la Administración regional, que tan sólo recomienda el arranque de los ejemplares afectados.

De esta forma, como quien se deshace de una inmundicia, los grandes castañares de los sotos de El Bierzo, punto caliente de biodiversidad, acaban en el fuego.

Un ejemplo lo hemos tenido ayer en San Juan de la Mata, en el municipio de Arganza, donde no están seguros de entrar en el Guinnes de los Récords con la hoguera más grande del mundo, aunque quizá lo logren, pero sí que su resplandor se habrá visto en media comarca. Una pira nocturna donde se han consumido más de cien toneladas de troncos, algunos de hasta tres mil kilos.

Al igual que la grafiosis acabó con los olmos españoles, el chancro y la tinta está diezmando a los castaños. En El Bierzo, donde se localiza el mayor castañar de Europa, pueden estar afectados ya el 80 por ciento de todos los ejemplares. También y especialmente sus cientos de ejemplares centenarios, una riqueza natural única.

En realidad, como me explican desde la asociación A Morteira, sólo los castaños que se encuentran por encima de los 800 metros de altitud están de momento a salvo. Pero por culpa del cambio climático, este refugio cada día es más inseguro frente a esas dos virulentas enfermedades que nadie parece dispuesto a parar.

Las buenas prácticas forestales de nuestros sabios abuelos evitaban la llegada de este tipo de plagas, pero ahora, con las prisas y la mecanización, le estamos dando alas a la proliferación de todo tipo de enfermedades. Y en vez de luchar para salvarlos, en vez de llorar su pérdida, preferimos competir con el vecino a ver quién la tiene más grande, la hoguera. Y les prendemos fuego. ¡Qué viva la fiesta!

—–

Foto: Ayuntamiento de Arganza.

Un oso gravemente herido vaga por El Bierzo

La Junta de Castilla y León y el Principado de Asturias mantienen desde hace 15 días un complejo operativo para tratar de capturar vivo a un joven oso pardo, gravemente herido por el lazo de acero colocado en el campo por cazadores furtivos.

Es uno de los últimos 125 ejemplares que sobreviven en la coordillera cantábrica, una población en gravísimo peligro de extinción.

El pobre animal fue descubierto por un vecino de Páramo del Sil (El Bierzo, León) el pasado 17 de agosto. Quedó atrapado por un cable que le trabó toda la cintura. Logró romperlo a tirones, pero el alambre se le ha incrustado en la carne, constriñéndole el abdomen a la altura de los riñones y provocándole heridas muy graves.

Extremadamente delgado, lo está pasando muy mal, pero al menos se le ha visto comer arándanos, su fruta favorita. Ahora mismo se mueve por una amplia zona a caballo entre León (Páramo del Sil) y Asturias (Degaña), incapaz de liberarse por sí mismo de esa trampa de muerte.

Tres equipos integrados por guardas, veterinarios y biólogos de las dos comunidades autónomas trabajan en la zona para intentar capturar al animal con dardos anestésicos, y proceder a curar sus heridas antes de que éstas se infecten y lo maten. Una operación complicada donde las posibilidades de éxito son inciertas.

El primer intento de lanzarle un dardo hace unos días fracasó. Los tiradores son los mejores, pero resulta muy difícil acercarse al animal herido en una ambiente boscoso y abrupto como por el que se mueve.

La única noticia positiva es que el complejo operativo montado se mantiene, que no se le da al pobre animal por perdido.

Todos cruzamos los dedos por el éxito de la misión mientras nos hacemos insistentemente las mismas preguntas: ¿Quién fue el criminal que puso el lazo de acero en el campo? ¿Lo ha detenido ya la Guardia Civil?

—-

En la fotografía podéis ver al pobre oso con la cintura fuertemente aprisionada por un cable de acero. La imagen, cedida por la Fundación Oso Pardo y la Junta de Castilla y León, fue tomada con telescopio a larga distancia para evitar molestias innecesarias al animal.

La captura ilegal de un oso pardo se considera delito penal y puede ser castigada con cárcel y multas desde 200.000 euros a más de dos millones de euros.

Más noticias sobre el oso pardo en la Minuteca de 20Minutos.

—–

Actualización 10 de septiembre 2008.

Os incluyo sobre estas líneas una nueva fotografía que ha sido obtenida recientemente por los equipos que tratan de capturar a este pobre oso berciano. Al día siguiente de verlo se preparó todo un operativo para sedarlo, pero el animal no volvió a aparecer por la zona.

Como se ve en la imagen, las heridas provocadas por el lazo de los furtivos son muy graves.

En lo que va de año, la Fundación Oso Pardo lleva retirados 153 lazos de acero en los territorios del Alto Narcea y Alto Sil, semejantes al que ha herido a este infortunado animal.