La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘balboa’

Una refinería amenaza el Camino Mozárabe de Santiago

Hace casi un año os hablé aquí mismo del demencial proyecto de construir una refinería petrolífera en Badajoz, en plena Tierra de Barros, alimentada por un oleoducto de 300 kilómetros de longitud que saliendo desde el puerto de Huelva atravesará las comarcas de Doñana y Sierra Morena.

Considerado el mayor proyecto industrial de la historia de Extremadura, será también su mayor desastre ambiental. Requiere una inversión de tres mil millones de euros (que los promotores no tienen) y afectará gravemente a 14 espacios protegidos del norte de Andalucía. Paralelamente, el incremento del tráfico de petroleros elevaría significativamente el riesgo de mareas negras, que podrían tener consecuencias devastadoras para la costa de Doñana, como ocurrió en Galicia con el Prestige.

Pero a este disparate ambiental le faltaba todavía una locura más, la destrucción de patrimonio cultural. Y me acaba de escribir a La Crónica Verde Diego Muñoz para confirmármelo. Diego, en su calidad de presidente de los Amigos de la Vía de la Plata-Camino de Santiago de Zafra, rechaza el proyecto pues la gran instalación petroquímica pretende destruir dos kilómetros del trazado original de la Vía de la Plata, el también considerado como el Camino Mozárabe de Santiago.

La vieja ruta de comunicación romana que atraviesa de sur a norte parte del oeste de España, desde Mérida hasta Astorga, está en peligro. También el camino occidental de Santiago que en la Edad Media permitía a los cristianos mozárabes llegar a la tumba del Apóstol desde la musulmana Al-Ándalus. Para Diego Muñoz, y para cualquiera medianamente sensible,

la Vía de la Plata es la “avenida” más bella y visitada del occidente español, cuya conservación y planificación, del potencial de sus fuentes de riqueza y empleo, es vital para nuestro desarrollo sostenible.

Flaco favor le quieren hacer ahora a esta ruta cultural con factorías y malos humos, a cambio de un discutible e incierto desarrollo industrial.

Foto superior: Flickr

Puedes encontrar más información sobre este tema en la página web de la Plataforma Ciudadana Refinería No.

Lluvia de parques eólicos sobre Extremadura

Lo acabo de leer y, aunque ya os había hablado de ello, me he quedado helado. El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha autorizado la instalación de 22 parques eólicos en la región. Están promovidos por 10 empresas diferentes, contarán con una potencia global de 470 megavatios, supondrán una inversión directa superior a los 500 millones de euros y crearán 1.900 puestos de trabajo. Así lo ha informado Europa Press:

Según informó en rueda de prensa el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, en los diferentes proyectos los promotores han comprometido la creación de 1.900 puestos de trabajo estables, en sectores diversos como los cultivos energéticos, centros asistenciales y turísticos, explotaciones de biomasa, granjas cinegéticas o fábricas de aderezos de aceitunas, entre otros.

No sé a vosotros, pero a mi todo esto me da mucho miedo. Las propuestas presentadas eligieron sierras emblemáticas, privilegiados refugios de una flora y una fauna única, y su desarrollo puede afectar gravemente a especies tan amenazadas como águila imperial, buitre negro, águila perdicera o cigüeña negra. Además de, por supuesto, al paisaje y al patrimonio arqueológico.

Y los casi 2.000 puestos de trabajo prometidos ¿saben de dónde salen? Pues de la obligación impuesta a los promotores eléctricos de promover de forma paralela a la construcción de los molinos iniciativas medioambientalmente respetuosas y que exijan una elevada cantidad de mano de obra.

Dicho en plata: usted se puede cargar el paisaje, la flora y la fauna extremeña, pero sólo a cambio de empleo para mis votantes. La destrucción de un patrimonio irrecuperable tiene un precio, y éste es escandalosamente bajo.

Por eso no han tenido problema en incluir una gran refinería de petróleo que Refinería Balboa pretende construir en la Sierra de San Jorge, conectada al puerto de Huelva a través de un polémico oleoducto.

Y como nuestro país de pandereta sigue aferrado a tan tradicional instrumento musical, otra de las propuestas promueve la creación de una granja de cocodrilos en el entorno de la Sierra de Montánchez, se supone que para mejorar la biodiversidad de los ecosistemas extremeños.

Perplejo me quedo. ¿Que tienen en común molinos, refinerías y cocodrilos? Muy fácil: las subvenciones.