La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Archivo de junio, 2020

La increíble historia del estornino al que Mozart enseñó a cantar

Estornino pinto cantando. Foto: Pixabay

Los estorninos tienen tal facilidad para imitar sonidos que deberíamos considerarlos nuestros loros europeos.

El genial Mozart lo sabía y tuvo uno en su casa como peculiar mascota al que enseñó a cantar sus composiciones, pero a quien también echaba la bronca si se le escapaba algún gallo.

Lee el resto de la entrada »

El coronavirus ha aumentado nuestro interés por reciclar la ropa vieja

Mercadillo de ropa de segunda mano. Foto: Pixabay

Uno de los (escasos) aspectos positivos de la actual pandemia de la covid-19 es el cambio de actitud que hemos tenido hacia los textiles viejos y la forma de reciclar la ropa.

El confinamiento nos ayudó a organizar nuestros armarios con cuidado y de forma respetuosa con el medio ambiente, eliminando mucho de todo lo innecesario que almacenábamos en ellos, pero haciéndolo de manera cívica.

En lugar de tirar a la basura toda esa ropa estamos recurriendo a los centros de reciclaje para deshacernos de ella. De hecho, la empresa británica End of Tenancy Cleaning Services informó recientemente de un aumento del 500% en las búsquedas de Google como “cuándo abrirán los centros de reciclaje” después de que muchos se cerraran debido al coronavirus.

Pero, ¿qué país de la UE se ha visto más inspirado por esta repentina necesidad de organizar los armarios y reciclar la ropa vieja?

Una vez más, san Google tiene la respuesta. Lee el resto de la entrada »

Granjas de visones: muy peligrosas para la salud y la biodiversidad

Visón americano en la jaula de una granja peletera. Foto: © Jo-Anne McArthur

Las granjas de visón americano no gustan a casi nadie. El uso de sus pieles para hacer abrigos ha perdido interés entre las generaciones más jóvenes, cada vez más sensibilizadas con el sufrimiento que existe en esas prendas hechas con animales criados en pésimas condiciones exclusivamente para ser sacrificados por su pelaje. Además, los nuevos materiales sintéticos son mucho más eficientes para aislarse del frío.

A ello se une el terrible impacto ambiental que el escape accidental de visones americanos ha tenido en la biodiversidad de Europa, llevando casi a la extinción al visón europeo, así como a muchas especies de animales autóctonos sobre los que depreda.

Por si todo esto fuera poco, el visón americano se ha mostrado como un peligrosísimo supercontagiador de la covid-19, además de comportarse como un reservorio del virus. Cuando esos animales están vivos, claro está. Una vez muertos, sus pieles son sanitariamente seguras. Y mucho más ese viejo abrigo de visón de la abuela.

WWF pide el cierre de las granjas de visiones

Ante el riesgo para la salud por contagios de coronavirus de visones a humanos y los graves impactos ecológicos de las granjas de visón americano, WWF ha solicitado al Gobierno el cierre inmediato y definitivo de las existentes en nuestro país. La organización ecologista, que califica a estas granjas como “bomba biológica“, ha iniciado la campaña ‘Cierre de las granjas de visón YA’.

WWF ha enviado una carta a la vicepresidenta cuarta y ministra para la transición ecológica y reto demográfico, Teresa Ribera, y a los ministros de sanidad, Salvador Illa, y agricultura, pesca y alimentación, Luis Planas, pidiendo el cierre inmediato y definitivo de las, al menos, 38 granjas que aún quedan en nuestro país. Ese cierre, advierten, deberá hacerse con todas las garantías sanitarias y de bienestar animal necesarias, y con un plan de reconversión para el sector.

Según WWF, “este paso no sólo es necesario para evitar el grave daño ambiental que suponen estas granjas, sino un ejercicio de responsabilidad para evitar que actúen como reservorios del virus causando nuevos contagios futuros por coronavirus”.

Holanda empieza a cerrar sus granjas

La organización subraya en esta carta la situación excepcional de Holanda, donde se acaba de confirmar el primer caso en todo el mundo de contagio de animal a humano desde el inicio de la pandemia por coronavirus. Por ello, el gobierno holandés ha habilitado mecanismos para facilitar el cierre voluntario de las granjas de visón americano antes del fin definitivo en todo el país de estas explotaciones, previsto ya para 2024. También se han tomado medidas drásticas para reducir los riesgos sobre la salud en aquellas granjas donde se han registrado contagios.

Hasta el momento, en España, ante el evidente riesgo y algunas sospechas de posible infección en personas y animales en una de estas granjas, se está realizando un seguimiento veterinario de los visones y poniendo en marcha diferentes medidas preventivas, pero sin tener en cuenta el riesgo de que estas granjas puedan actuar como reservorios del virus en el futuro.

Visón americano enjaulado. Foto: © Jo-Anne McArthur

Una vida triste y deplorable

WWF recuerda que estos animales viven en granjas intensivas, encerrados en pequeñas jaulas, con el único fin de producir pieles para una actividad no esencial, donde se necesita hasta 70 individuos para hacer un abrigo de piel.

Estas situaciones han motivado la prohibición de estas granjas en varios países europeos, como Reino Unido, Croacia, Austria, Holanda o Suiza, y no europeos, como Japón.

Grave impacto ambiental

El visón americano es una de las especies más peligrosas para la biodiversidad por su carácter invasor, según la UICN, por lo que ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.

Los reiterados escapes de esta especie exótica al medio natural suponen una clara amenaza para casi medio centenar de especies autóctonas, como el turón, la rata de agua, el desmán ibérico, la garza imperial o el cormorán moñudo.

Sin embargo, es el visón europeo la especie más amenazada, declarada “en situación crítica”. Los datos muestran que ya ha desaparecido en más del 90 % de su área de distribución original al ser desplazada por su congénere americano. En España, uno de sus últimos reductos, puede desaparecer en apenas siete años, ya que apenas quedan 500 visones europeos.

Según Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España: “El Gobierno y determinadas comunidades autónomas no pueden seguir amparando esta actividad peligrosa y prohibida ya en muchos países de Europa”.

Y añade: “Es totalmente incoherente que el Gobierno reconozca que el visón americano es una de las especies exóticas invasoras más peligrosas del mundo y en España se permita su explotación peletera, a la vez que invierte grandes cantidades de dinero público en erradicarla de la naturaleza”. “La comprobación de que el visón americano puede ser un reservorio de coronavirus hace aún más urgente terminar con esta actividad”, concluye Del Olmo.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Cuélate en el parto de una loba ibérica

La loba Jara en la lobera, cuidando de sus tres cachorros recién nacidos. Foto: FPN

¿Te imaginas poder ser testigo del parto de una loba ibérica a su camada de tres crías?

Algo así parecería imposible, pero no lo es gracias a un animal muy especial que vive en un centro muy singular. Se llama Jara, tiene siete años, y vive en condiciones de semicautividad en el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León – Félix Rodríguez de la Fuente, en Robledo de Sanabria (Zamora).

Una historia muy curiosa

Esta loba fue dejada anónimamente en el cajón de recepción del Centro de Recepción de Animales Salvajes (CRAS) de Villaralbo en octubre de 2013 junto a una nota que decía que la habían encontrado en el campo y que “creyendo” que era un perro se la habían llevado a casa, donde convivió con la familia hasta que se dieron cuenta de que era un lobo.

Fue en ese momento cuando lo entregaron de manera tan irregular al centro zamorano gestionado por la Fundación Patrimonio Natural. Para entonces, su liberación en el campo era ya imposible.

En el centro sanabrés conoció a Sauron, un hermoso macho de nueve años nacido en el Parque de la Naturaleza de ‘Sendaviva’ en Arguedas (Navarra) que fue cedido siendo cachorro al Centro del Lobo.

Se comió entera la placenta

Esta primavera, tras un periodo de gestación de unos 62 días, la loba Jara parió en su lobera a sus tres cachorros. La lobera es una pequeña cueva excavada en la tierra.

Gracias a la instalación de varias cámaras de televisión fue posible efectuar el seguimiento de los ejemplares de lobo durante las 24 horas del día y, como regalo, poder disfrutar de un impactante vídeo que nos revela todos los detalles del parto.

Resulta increíble ver en los vídeos cómo, por ejemplo, al terminar el parto la loba corta el cordón umbilical con sus muelas carniceras.

Y después se come la placenta. ¿Qué por qué lo hace? Por puro instinto. Además de aportar necesarios nutrientes a la debilitada hembra, la eliminación de esas vísceras evita que la camada pueda ser detectada por otros carnívoros.

Dos hembras y un macho con hermosos nombres

Las tres crías ya tienen nombre. El machito, como no podía ser de otra manera, se llamará Félix, en honor y recuerdo al gran Félix Rodríguez de la Fuente, quien nos enseñó a amar y admirar a los lobos.

Sus dos hermanas han sido bautizadas como Niebla y Luna

¡Me encantan esos tres nombres!

Familia feliz

Si te gusta esta historia, no te pierdas el segundo vídeo que te dejo a continuación, la primera semana de vida de esas adorables criaturitas.

Su primera noche juntos, enroscados en perfecta “cucharilla”. Los momentos de mamar en perfecta y ordenada hilera. Sus primeras visitas de otros miembros de la manada. Las trepadas de las crías por los lomos de la paciente madre. ¿No te emociona?

Turismo y educación ambiental

Desde la apertura del Centro del Lobo Ibérico por parte de la Junta de Castilla y León, el 19 de octubre del 2015, en colaboración del Ayuntamiento de Puebla de Sanabria y el Ministerio de Medio Ambiente, sus instalaciones han sido visitadas por más de 160.000 visitantes. Mérito de, entre otros, el biólogo Carlos Sanz, quien empezó en esto de los lobos de muy joven, cuidando la manada que utilizaba Félix Rodríguez de la Fuente en sus rodajes.

Además de gran atractivo turístico para la Sierra de la Culebra, este centro tiene también un extraordinario componente educativo. Refuerza un mensaje muy importante: que el lobo vivo vale mucho, muchísimo más, que el lobo muerto.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Una bacteria mata en Fuerteventura a toda una familia de raros gansos del desierto

Tarro canelo con pollos. Foto: Juan José Ramos / Birding Canarias

Lee el resto de la entrada »

El nivel del mar ya ha subido 21 centímetros en Canarias ¿Hacemos algo?

Olas junto al auditorio Alfredo Kraus, en Las Palmas de Gran Canaria

El nivel del mar de la Cuenca Oceánica de Canarias ha subido 21 centímetros en el último siglo, un dato muy preocupante difundido por el proyecto europeo Mac-Clima que demuestra la fragilidad del archipiélago ante una crisis climática que pone en peligro el futuro de sus habitantes.

Mares más altos significan más inundaciones y menos playas; por lo mismo, una grave amenaza para esa industria turística sobre la que se basa el 35% de su Producto Interior Bruto (PIB) y el 40% del empleo.

Todos los estudios científicos predicen un futuro entre malo y muy malo. Pero a pesar de haberse decretado la emergencia climática en la región, las propuestas de los políticos para salir de la crisis siguen apostando por un turismo masivo y una activación de la construcción que acelerará el temido cambio climático.

¿No sería mejor buscar alguna alternativa?

Por mucho que cerremos los ojos el monstruo sigue enfrente de nosotros. Según Dolores Pérez, investigadora del Instituto de Oceanografía y Cambio Global de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la temperatura del agua ha subido en Canarias 0,3 grados en los últimos 60 años, a razón de 0,07 grados por década desde los noventa, lo que ha tenido como consecuencia la elevación del mar en 21 centímetros.

Los datos obtenidos por satélite reflejan que ese aumento ha sido desigual. En zonas de mar abierto fue de 0,03 a 0,21 grados por década, mientras que en las áreas más cercanas a África no ha aumentado la temperatura gracias al afloramiento de aguas profundas más frías.

Menos ciencia y poca conciencia

Nada debería de ser más importante que dedicar medios y recursos a las investigaciones sobre cambio climático, pero la realidad contradice esta lógica.

Para conocer con más detalle estas tendencias climáticas se hace necesario intensificar el muestreo de las aguas de Canarias, lo que no se hace. Actualmente las islas carecen de un buque oceanográfico y solo pueden realizar mediciones una vez al año, denunció Pérez.

¿Hacemos algo?

Respondiendo a la pregunta de este titular ¿hacemos algo?, la respuesta es tan directa como desoladora: no hacemos nada.

El Titanic se está hundiendo. Esta pandemia de la covid-19 es un aviso de lo mal que estamos gestionando nuestra relación con esa naturaleza de la, no lo olvidemos, formamos parte.

Pero mientras el barco empieza a escorarse peligrosamente, nuestros responsables siguen amontonados en la orquesta, dándose con los violines en la cabeza.

Y nosotros, entretenidos con el soniquete, nos vamos de compras al centro comercial al grito de “gastemos, gastemos, que el mundo va a acabar”.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Un grave envenenamiento pone en peligro la recuperación del único buitre de Canarias

Butihondo, único guirre que logró recuperarse del envenamiento masivo, es atendido por los veterinarios del Oasis Wildlife.

En principio, el Cabildo de Fuerteventura informó el pasado 27 de abril de la localización de dos ejemplares de guirre (alimoche canario, Neophron percnopterus majorensis) muertos por envenenamiento y otro en estado crítico en la zona de Cofete, en el Parque Natural de Jandía. Gracias a un estupendo trabajo periodístico de Antonio Cabrera en el periódico La Provincia, ahora sabemos que el desastre fue mucho mayor y había sido ocultado por la administración insular.

En realidad han muerto envenenados seis guirres junto con un número no determinado de cuervos canarios (Corvus corax canariensis), gaviotas patiamarillas atlánticas (Larus michahellis atlantis) e incluso varios gatos.

Es el envenenamiento de fauna salvaje más grave del que se tiene registro en Canarias. Lee el resto de la entrada »

María Sánchez, escritora y veterinaria: “Ha pesado mucho el ser de pueblo”

Charlando con María Sánchez. Foto: Pablo Montiel

El pasado XIII Congreso de Periodismo Ambiental tuve la suerte de entrevistar a María Sánchez, escritora y veterinaria de campo, nuevo talento de las letras hispanas y un referente del ecofeminismo. Si aún no has leído su Cuaderno de campo (La Bella Varsovia, 2017) o Tierra de Mujeres (Seix Barral, 2019) ya estás tardando, pues son dos auténticas maravillas.

Fue una charla alrededor de una hoguera imaginaria, la lumbre que alumbra, que nos conecta con la palabra. Un hermoso filandón o hilorio, como dirían en León y Palencia a esta costumbre tan desgraciadamente arrinconada de juntarse los vecinos al caer la tarde para contarse historias. Los orígenes del periodismo.

Puedes escuchar íntegra la entrevista en mi canal de YouTube.

Lee el resto de la entrada »