La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Nicotina, cafeína, protectores de estómago: nuestros ríos están de los nervios

“Nuestras zonas de mayor interés natural están narcotizadas“, reconoce con preocupación Asun Ruiz, directora de SEO/BirdLife. Y no es una exagerada. Se basa en datos científicos cuyo resultados iniciales ha adelantado a este blog.

“Se puede decir el agua está repleta de cafeína y de nicotina“, explica Ruiz. “También hemos detectado cómo en las zonas más próximas a las áreas agrarias aparecen altos niveles de fungicidas y de sustancias contra las malas hierbas. Y otra de las sustancias que han sido encontradas en niveles muy altos son los fármacos. Tenemos a todo nuestro medio natural repleto de protectores del estómago, de antibióticos y de analgésicos”. 

Estudio científico

Como parte del Proyecto LIBERA, SEO/BirdLife ha diseñado Ciencia LIBERA, una iniciativa creada para conocer el impacto de la basuraleza en Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA, Important Bird Area). Teniendo en cuenta los siete hábitats más representativos, se han seleccionado 140 de estas áreas para tomar muestras de heces de animales silvestres, sedimento en río, suelo, agua y microplásticos.

El objetivo es identificar y cuantificar la presencia de sustancias contaminantes derivadas de la basuraleza y analizar su impacto en el medio natural. Las muestras son analizadas por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el mayor organismo público de investigación de España.

A mediados de este año se darán a conocer las principales conclusiones finales del trabajo que Asun Ruiz nos ha adelantado preocupada, una información muy valiosa que servirá para valorar con una base científica el impacto de la basuraleza en estas zonas de alto valor ecológico.

Las aves anuncian el peligro

Heraldos de este desastre, las aves comunes son las primeras en avisarnos. Así lo destaca la directora de SEO/BirdLife. “Hemos detectado en nuestros programas de seguimiento de aves comunes que los mayores declives de aves comunes se dan en el medio agrario, que es el que nos da de comer, y en el medio urbano, donde vivimos, dormimos o trabajamos. Pero cuando las aves que viven en el medio agrario que nos da de comer o en las ciudades donde vivimos les va mal, tenemos que tener en cuenta que eso nos va a llegar a afectar a nosotros”.

30.000 héroes

Esta misma preocupación tiene Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes. En su opinión, “estamos hablando de un problema que ya no solamente son las colillas, toallitas o envoltorios abandonados, que también, estamos hablando de un grave problema de fármacos, de contaminantes, de pesticidas e incluso de contaminantes como el DDT”.

Pero hay buenas noticias. La primera es que empezamos a conocer con detalle nuestro impacto, primer paso para comenzar a reducirlo.

La segunda buena noticias es que hay mucha gente implicada en acabar con este problema. Durante 2019, más de 30.000 héroes y 866 asociaciones, entidades públicas y privadas, han colaborado en pro del conocimiento y sensibilización sobre esta amenaza, voluntarios del proyecto LIBERA que forman parte de esa conciencia social dispuesta a acabar con la basuraleza. En total retiraron 126 toneladas de basura en 1.000 entornos naturales, residuos que están siendo analizados para profundizar en su origen.

Mayor conciencia ambiental

Nuestra sensibilidad hacia este tema de la basura en la naturaleza es cada vez más alta. El 33,8% de los ciudadanos llama la atención a quién tira basura, según el segundo estudio sociológico sobre las actitudes frente a la basuraleza realizado por LIBERA.

Por otro lado, cerca de la mitad de los ciudadanos, el 46,1%, asegura que su primera reacción al ver basura en entornos naturales es recogerla aunque no sea suya.

El 30% ya sabe lo que es la basuraleza. Y la concienciación sobre sus peligros e impacto se ha incrementado un 34% en apenas un año.

“Está calando el mensaje de que aunque no sea tú basura sí que es tu problema y eso es muy importante porque entre todos tenemos que lanzar ese grito civismo para erradicar uno de los principales problemas de salud de nuestros ecosistemas que es esta contaminación difusa de la basuraleza”, concluye Óscar Martín.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

1 comentario

  1. Dice ser jose

    Buenos días,

    Aparte de aportar datos y porcentajes puede usted aportar información más detallada de dicho estudio, como puntos de muestreos, resultados de los analisis realizados, laboratorio que realizo dichos analisis…

    Si es totalmente cierto lo que usted indica y los datos lo abalan es el momento de comenzar a denunciar a las administraciones correspondientes. Pero claro, hacen falta datos fiables respaldados por analisis serios y rigurosos.

    Quedo a la espera de su respuesta.

    Un saludo

    10 marzo 2020 | 08:33

Los comentarios están cerrados.