La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

La divertida historia del erizo que quería ser runner

No nos lo podíamos creer. Estaba ayer tarde paseando por el campo de Fuerteventura en compañía de unos amigos cuando a lo lejos vimos salir corriendo a toda velocidad un conejo. No le dimos más importancia hasta que Marta, con esa vista de lince que tiene, nos lo señaló asombrada. ¡Es un erizo corredor!

Efectivamente, el supuesto conejo era un erizo moruno (Atelerix algirus) que a pesar de las limitaciones de sus cuatro cortas patitas y su cuerpo rechonchillo, pero sobre todo de sus hábitos nocturnos, estaba haciendo footing vespertino como si de un joven runner se tratara.

Y lo que es más increíble, iba a su bola, sin asustarse de nadie, como si llevara los cascos puestos y estuviera escuchando su música preferida mientras trotaba alocado.

Tanto que en una de sus carreras enfiló directo hacia nosotros, y solo paró cuando se quedó a escasos centímetros de los pies de mi amigo Juanmi. ¿Era un erizo atleta o un erizo cegatón?


En ese momento se detuvo, se lo pensó dos veces, dio media vuelta y siguió su rauda carrera en sentido contrario, infatigable e inasequible al desaliento hasta que finalmente se alejó a toda velocidad, vaya usted a saber hacia dónde y para qué.

En Canarias es frecuente encontrarte erizos en el campo, pero son animales nocturnos extraordinariamente tímidos. Si los descubres a la luz de una linterna o de las farolas, enseguida se escabullen entre los matorrales. Si los sigues y se sienten acosados, se hacen una pelota redondita de erizados pinchos para impedir ni siquiera el poder tocarlos.

Pero éste no. Éste iba a lo suyo, a correr, que se ve que es lo que le gusta.

Aunque otra posibilidad que no descarto es que estuviera hambriento y tan solo buscara desesperadamente los caracoles, insectos o lombrices que forman parte habitual de su dieta.

Peligrosas carreras

De esas carreras luego vienen los peligros. El mayor y más terrible son las carreteras. Todas las semanas me encuentro algún erizo atropellado. Qué pena me da. Son rápidos, pero no lo suficiente como para evitar los coches.

Además, como todo bicho nocturno, son muy cortos de vista. Sus minúsculos ojos no dan para mucho.

Otro peligro es la leyenda negra que en Canarias se cierne sobre ellos. Se les acusa de entrar en los gallineros y comerse huevos y pollitos. Como en las islas no hay garduñas ni turones, a este mamífero carnívoro, introducido ya en épocas históricas en Fuerteventura, Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife, se le tacha injustamente de ser un depredador sanguinario.

A mí me parecen preciosos ¿No te ocurre a ti lo mismo?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Tripofobia

    Muy bonita historia. Me ha encantado su lectura.

    06 enero 2019 | 11:39

  2. Dice ser EriSOS

    El pobre animal lo que está es enfermo, está delgado, con la cara sarnosa y al girarse se le ve perfectamente como tiene huevos de mosca tras la oreja (amarillos). Si no se cruza de nuevo con alguien que pueda llevarlo al centro de fauna, poco le queda… Por eso estaba despierto a esas horas y apenas apreció vuestra presencia, o se acercó en busca de ayuda. Mas que divertida me parece una historia bien triste…

    06 enero 2019 | 20:42

  3. Dice ser Raquel

    Ese erizo tiene bastante mala pinta, se tambalea al andar, tiene claramente una bajada de peso, y los ojos producen secrecion. No creo que fuera voluntario toparse contra una pierna humana.

    07 enero 2019 | 09:25

  4. Dice ser Raquel

    De hecho, me atreveria a asegurar que no paso de 3 dias despues de la grabacion del video. Efectivamente esta infectado de huevos de mosca tras ambas orejas, seguramente tenga alguna herida abierta y las moscas le van persiguiendo. Se ve como se le posan encima. Esta condenado, os estaba pidiendo ayuda en un intento desesperado poniendo en riesgo su vida ante un depredador. Entiendo que no todo el mundo puede diferenciar estos detalles… y parece un acercamiento simpatico. Pero a estas horas ese erizo ya es pasto de las larvas.

    07 enero 2019 | 09:29

  5. Dice ser Mirela

    Ojalá le hubieseis ayudado en vez de grabar para subirlo a internet, qué penita me ha dado 🙁

    07 enero 2019 | 13:43

  6. Una historia cautivadora. Me encantan este tipo de historias porque me devuelven a la infancia.

    15 enero 2019 | 16:39

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.