BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

La muerte acecha en Madrid a uno de los olmos más viejos de España

Pantalones es uno de los escasos olmos o negrillos (Ulmus minor) centenarios que aún sobreviven en España. También es uno de los más simbólicos, atracción natural del bellísimo Real Jardín Botánico de Madrid dado su tamaño, edad y esas dos grandes pernadas que le hacían parecerse a un tieso pantalón puesto boca abajo. Pero desde hace dos años se está muriendo. Una terrible enfermedad, la grafiosis, lo ha dejado manco (o cojo, según se mire) y amenaza con matarlo. Uno de sus cimales se ha secado por completo y el otro sobrevive de momento gracias al cuidado de los expertos en plagas vegetales que lo están tratando. En sus 225 años de vida el árbol no se había visto nunca tan en peligro. Quizá este pueda ser su último verano.

Menos suerte ha tenido el compañero que crecía junto a la Puerta del Rey. Esta noble entrada ya no ofrecerá la misma imagen que ha mostrado durante algo más de un siglo cuando se abría para recibir a los ilustres visitantes de la Familia Real y cuyas grandes ramas cruzaban el paseo sombreándolo. Ha tenido que ser talado para tratar de ralentizar el avance de la enfermedad por el jardín. A pesar de recibir tratamientos preventivos contra esta enfermedad desde 1986, los tratamientos no han sido suficientes. Hace unos días se constataba que la vitalidad del centenario árbol apenas era del 5% por lo que el pasado 18 de julio se ha procedido a su tala para evitar, con su previsible caída, desgracias personales.

Con éste son ya tres los olmos que en el último mes han debido ser talados afectados por la enfermedad de la grafiosis. Los otros dos, cortados a finales del mes de junio, también eran históricos, si bien éste de  la Puerta del Rey era uno de los más queridos por su porte y ubicación. El olmo talado sumaba casi 113 años de edad, tenía un perímetro de tronco de 3,73 metros, una altura de 24 metros y un peso de unas 14 toneladas.

Muerte por trombosis

Según explica el Real Jardín Botánico a través de una nota de prensa, la grafiosis o enfermedad holandesa del olmo es una enfermedad fúngica que afecta a los olmos y que ha acabado con la vida de millones de estos árboles en Europa y Norteamérica.

Está provocada por un hongo del género Ophiostoma -en el caso de Pantalones es el Ophisotoma novo-ulmi, la especie más virulenta-, cuyo organismo ocupa los vasos del xilema y se extiende por todo el árbol provocando que las hojas se marchiten y acabe muriendo. Las esporas viajan en las patas traseras de los escarabajos del género Scolytus -el más común e importante es el Scolytus scolytus-, que actúa como vector epidemiológico de la grafiosis en los olmos.

Durante la primavera, por el ensanchamiento de los vasos conductores del olmo, es más fácil su propagación por todo el árbol, provocando una trombosis basal en el cuello del árbol y en apenas unos días acaba con él de una manera fulminante, sin que los fungicidas que normalmente se le aplican puedan evitar su muerte.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

2 comentarios

  1. Dice ser Sociólogo Astral

    Si se muere el solo nadie tiene la culpa.

    22 julio 2016 | 09:43

  2. Dice ser rambo69

    La grafiosis lleva matando olmos décadas, no solo la transmiten los escarabajos, la herramientas de corte como hachas, sierra mecánicas, etc si no se limpian después de podar un árbol enfermo transmiten la enfermedad.
    La enfermedad en cualquier caso ha estado ¨controlada¨ durante años pero nuestro querido ayuntamiento, tanto el de Botella como el de Carmena, han decidido no podar y por eso la enfermedad se esta haciendo notar mas con arboles mas enfermos y en consecuencia accidentes que ya han causado la muerte de varias personas. Pocos accidentes ocurren.

    22 julio 2016 | 09:43

Los comentarios están cerrados.