BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Encuentran dos leones perdidos en un aparcamiento de Alemania

PhotoElsa&Marley

Hay historias que te ponen los pelos de punta y te hace renegar de la supuesta sociedad civilizada que se supone es Europa. Es el caso de la triste aventura de los jóvenes leones hermanos Elsa y Marley. Estos dos maravillosos animales fueron encontrados vagando perdidos en un aparcamiento de Zielitz (Sajonia-Anhalt, Alemania). Sí, lo has leído bien. Caminaban perdidos y asustados por entre los coches.

La persona que se los encontró de bruces todavía no ha debido quitarse el susto. Los fotografió (con zoom, de lejos) y las imágenes terminaron en las páginas del diario sensacionalista Bild. Estaban aterrorizados, muertos de miedo.

Capturados los pobres leones, la Agencia Federal para la Conservación de la Naturaleza Alemana (BfN) descubrió que se le habían escapado de casa a un fulano que previamente los había comprado por Internet, de forma ilegal, en Rumanía. Lo que oyes. Se pueden comprar leones vivos por Internet como quien compra un teléfono móvil.

¿Y qué se hace con dos leones perdidos? Buscarles un hogar, pero no un circo. Las autoridades germanas se pusieron el contacto con la Fundación AAP (Animal, Advocacy and Protection), especializada en el rescate y la rehabilitación de fauna exótica que posee dos centros de acogida, uno en Almere (Holanda) y otro en Villena (España). También con el zoo de Magdeburgo, que aunque no contaba con espacio para ellos, los acogió momentáneamente hasta que la Fundación finalizó todo el papeleo del rescate y los pudo llevar a España.

Según ha explicado la ONG a través de un comunicado de prensa,

“el viaje fue muy estresante, se pusieron nerviosos, se golpearon la cabeza y estaban desorientados, pero al menos se tenían el uno al otro”.

Las nuevas instalaciones preparadas en Alicante son espectaculares. El primer mes lo han pasado en observación. Han sido examinados veterinariamente y se les ha aplicado el protocolo de medicina preventiva. Su estado de salud no es malo, por lo que hace diez días salieron por primera vez al cercado exterior para correr, saltar, rugir, jugar y seguir siendo monitoreados por los técnicos de APP Primadomus, institución de referencia en asuntos de bienestar animal.

Según ha explicado la ONG, una vez se recuperen del todo se les buscará un lugar donde puedan pasar plácidamente el resto de sus vidas, ya que su vuelta al estado salvaje es imposible. Hasta entonces el relato del rescate, que puedes ver en este vídeo, será el de una triste historia con final feliz.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

5 comentarios

  1. Dice ser María B

    Otro ejemplo más de la miserable conducta humana y de porqué defiendo y quiero más a los animales que a las personas, la gente es mala porque si, sin motivos, mala, miserable y cruel. Los animales solamente tienen instinto y sus conductas son por instinto o motivadas por situaciones traumaticas pero no son malos porque si por el placer de hacer daño como si le ocurre a los seres humanos, deberiamos aprender mas de los animales, cada dia siento mas desprecio por los seres humanos a pesar de ser uno de ellos, siento vergüenza de los que llegamos a hacer en este mundo. Somos una raza cruel y destructiva, un cancer para este planeta y todo lo que nos rodea.

    27 abril 2016 | 12:59

  2. Dice ser Monica Ramirez

    Me espanta el tráfico de seres vivos (humanos o animales). La “captura”, traslado y luego la triste vida que les espera es un tema que me toca profundamente.
    Espero que se siga la investigación para detectar quién ha vendido esos animales, cómo han viajado desde Rumania a Alemania y también castiguen al que los compró.

    27 abril 2016 | 18:46

  3. Dice ser Para Maria B

    Eso de que defiendo más a los animales que a las personas me suena a totalitarismo,misantropía, veganismo barato y animalismo absurdo además de postureo.Si Maria B cree que es un cáncer y como ser humano sobra en este planeta que nos de ejemplo de su coherencia y se tire al tren entonces todos alabaremos lo consecuente que ha sido con sus palabras, mientras tanto me río yo de su palabrería.Según ella todos los humanos somos malos aunque los de su tribu curiosamente todos son proabortistas y, efectivamente si pudieran eliminarían a la mayoría de seres humanos, para eso no miran para otro lado.
    Que risa nos das a muchos María B. jaja

    28 abril 2016 | 09:18

  4. Dice ser El animalismo.Su disfraz.

    La nueva Constitución será global. Y no será para el ciudadano sino para éste y un nuevo ser de necesidades humanas llamado mascota: el animal que el hombre lleva diseñando desde hace muchas décadas. El nuevo orden social occidental repartirá sus recursos económicos y productivos entre estas dos especies: la humana y la mascota, a partes iguales. Porque en las ciudades que diseñó la raza humana para convivir, ya habrá mas habitantes mascotas que humanos. Si hoy una ciudad tipo Gijón tiene ya más nuevas mascotas en hogares por año que nacimiento de seres humanos, el futuro queda avanzado. Será un futuro al que sólo le falte, para ser un cómic futurista de especies animales, un escenario andromorfo como el de Blade Runner, alguien que lo filme hoy para que sea verdad mañana. Verdad que no cierto, porque esto ya lo es. Sólo nos falta permiso de la naturaleza para la cruza de especies. Y eso se podría lograr con inversión en genética reproductiva. ¿Fantasías? Eso dijeron del submarino de Julio Verne y de la sociedad de epsilones de Aldous Huxley en ‘Un Mundo Feliz” o el mundo al revés de El Planeta de los Simios. Madrid Capital Animal, proyecto realizado por una secta (de sectarismo contra el ser humano y su ideología no política llamada humanismo) y desarrollado con fondos públicos del Ayuntamiento, no es una acción contra el toreo o la Tauromaquia. Esa es la cortina de humo, la anécdota, el mensaje de titulares para la prensa. El animalismo es ya, hoy, una revolución realmente revolucionaria para implantarse, no en el mundo externo, sino en las almas y en la carne de los seres humanos. En su sociedad actual, que deberá ser modificada y cambiada hacia una nueva relación ser humano/ser mascota. Una revolución económica social estable, un nuevo orden occidental. Miremos la historia. Viviendo como vivió en un período revolucionario, el marqués de Sade hizo uso con gran naturalidad de esta teoría de las revoluciones con el fin de racionalizar su ideología. Robespierre había logrado la forma más superficial de revolución: la política. Yendo un poco más lejos, Babeuf había intentado la revolución económica. Las personas que gobiernan el Mundo feliz pueden no ser cuerdas (en lo que podríamos llamar el sentido absoluto de la palabra), pero no son locos de atar, y su meta no es la anarquía, sino la estabilidad social. Porque en la estabilidad de un nuevo orden social está la posibilidad de sostener el negocio: 1.800.000.000 millones de euros facturados en 2011 por siete empresas transnacionales de la mascota. No se trata del toreo o de la tauromaquia o de la caza del zorro o del hígado de la oca. Todas estas cuestiones son las cortinas humo usadas para adormecer como enmariguanados las sensibilidades del ser humano. Que éste no se cuenta de que está apoyando la estabilidad de una nueva sociedad en donde el ser humano ya no será el líder de raza o especie, sino uno más que deberá convivir como igual con el animal de diseño: la mascota. Una nueva especie que ni es gato, ni es perro, ni es loro, ni es pez de colores. Todos ellos son mascotas. Se trata de obtener estabilidad en un nuevo orden social en donde el mercado millonario no sufra riesgos por la inteligencia del humanismo. Aquellos que nos declaró como seres humanos conscientes del arte, de la creatividad, de la evolución científica, del buen uso de la naturaleza, de la necesidad de compartir con otro ser humano aquello que tenemos, de investigar sobre nuestras enfermedades, de crear hospitales, de fomentar la cultura, de hacer necesidad saber leer y saber escribir para decirnos todos los días que pertenecemos a una raza y a una especie única: somos los únicos seres vivos conscientes de que se nos acabará la vida. Esa sensiblería dirigida a esta nueva sociedad futura, consciente de que su nueva especie de diseño, la mascota, jamás podría ser dotada de ser consciente de su propia muerte, ha diseñado para la mente humana la idea de pérdida vital cuando acontece la muerte de su mascota. Ha sustituido ya la no conciencia de un gato por su propia muerte, por la consciencia en su amo de que su mascota morirá un día. Como muere un ser humano. Y entonces ha de compartir con nosotros recursos, bienestar, cuidados, alimentación, vestidos, medicinas, ocio, educación. Y leyes. No son los toros lo que está en peligro…..

    28 abril 2016 | 15:19

  5. Dice ser Que vergüenza

    Y eso va tanto para peperos, rojos, religiosos o podemitas. Aquí todos perros con distintos collares. Aquí solo existe UN partido político y moral que es el de yo robo más que el vecino y ya ni me molesto en que no te enteres, y si hay posibilidad de llevarme toda la vida que puedo por delante (animales, bosques, toros, especies protegidas, trabajadores, inmigrantes, refugiados, mujeres sin recursos… Todo de lo que pueda sacar pasta y con lo que negociar, vamos) pues más chulo y más triunfador que soy. Asco.

    05 mayo 2016 | 06:12

Los comentarios están cerrados.