La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

La telebasura no respeta ya ni a los animales

vaya-fauna-telecinco--644x362

La telebasura es eso, cada vez más basura y menos televisión. No contentos con degradar al ser humano organizando programas donde cuanto más analfabeto/analfabeta y/o soez más famoso te hacen los teleidiotas, ahora le ha llegado el turno a los pobres animales. Ellos son las víctimas de entrenadores empeñados en obligarles por todos los medios a hacer el payaso para mayor gloria y lucro personal de sus dueños.

Me refiero en concreto al espantoso programa “Vaya Fauna” de Telecincodonde se exponen al ridículo mediático animales entrenados para llevar a cabo vergonzantes comportamientos circenses: cerditos que abren y cierran cajones, perros que encestan canastas, osos que saben bailar el ‘hula-hop’, pajaritos funambulistas,…

Abomino el fondo, disfrutar viendo a los animales haciendo el payaso. Pero abomino aún más la forma en que tales habilidades se logran. A base de chantajes alimenticios, estrés y muchos accidentes, suponiendo, lo que ya es mucho suponer e imposible de comprobar, que algunos no sufran el clásico método didáctico del palo y la zanahoria.

Según ha declarado Christian Gálvez, presentador del programa, “todo lo que tenga que ver con educación y entretenimiento hace falta en la televisión”. Visto lo que considera entretenimiento, casi que prefiero no saber qué entiende Gálvez por educación.

Según Santi Sánchez, miembro del jurado del programa, se ha garantizado que los animales han “trabajado felizmente, con ganas de poder trabajar”. Visto el resultado, me gustaría conocer cuáles y como establecen esas garantías.

Como ha criticado la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA), también se verán animales exóticos como coatís y cerdos vietnamitas, cuya tenencia se ha puesto de moda aumentando su abandono. Una terrible decisión que, como ya os he contado muchas veces, está provocando en España un grave problema ecológico e incluso sanitario. Por no hablar de la aparición anunciada en el programa de serpientes, águilas y zorros, animales salvajes cuya naturaleza les hace inapropiados para actuar en un plató de televisión junto con  vacas, ocas, gallinas o cabras.

La única solución es protestar ante los responsables del programa para que lo retiren definitivamente. Deberíamos convencerles de que nuestra sociedad ha cambiado y no acepta la tortura de animales ni siquiera su manipulación humorística obviando sus derechos como seres vivos.

Desgraciadamente la realidad es todavía tozuda. Para mi vergüenza como integrante de la misma especie humana e idéntica adscripción nacional, el programa cuenta con el aplauso de 3.040.000 espectadores. ¿Lograremos convencerles a todos ellos para que cambien de canal?

Firma en Change.org para lograr la cancelación de la emisión del programa ¡Vaya Fauna! de Telecinco por fomentar la explotación y el ridículo animal. Más de 100.000 personas ya hemos firmado.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

59 comentarios

  1. Dice ser Pablo

    Enseñemos a los chicos que cuando un animal salvaje hace algo fuera de lo que es su comportamiento habitual, es porque tiene miedo que lo catiguen. Y que son torturados hasta que obedecen solo por dolor y por miedo. Y eso no puede ser divertido.
    Los chicos son mas inteligentes que nosotros, que todavia andamos aplaudiendo a un animal que deja un rastro de sangre mientras le clavan cosas hasta morir.

    09 julio 2015 | 09:33

  2. Dice ser Mas

    Bravo por tu post. Coincido al 100% con tu opinión al respecto.

    Pienso que los animales son nuestros compañeros en esta tierra, no son los payasos que deben entretenernos.

    09 julio 2015 | 13:22

  3. Dice ser Marcelo

    Hace 10.000 años (redondeando), cuando los seres humanos descubrieron la agricultura y la ganadería, cambiaron por completo. Tuvieron que hacerlo para adaptarse a las nuevas formas de explotar los recursos. Hasta entonces, su conducta había sido más o menos la natural y propia de su especie (su etología); a partir de entonces su conducta tuvo que ser menos natural y mucho más cultual. El Homo Sapiens es la especie (que conozcamos) que más puede cambiar su conducta sin necesidad de mutaciones. Sólo cambia culturalmente: su genética es la misma que hace 300.000 años, es decir, nacemos para ser cazadores nómadas, integrados en un clan de unas decenas de personas. El cambio al neolítico nos obligó a someter a la mujer, a someter al niño, a esclavizar a otros, a explotar a los animales, y a mirar a la Naturaleza como un enemigo a derrotar. A palos, sometimos a los animales, a los esclavos, a las mujeres, a los niños. Eso es el Patriarcado. Y nada ha cambiado desde entonces: seguimos en el Patriarcado, todos hemos sido educados en él. Así, al ser criados sin tener en cuenta nuestra naturaleza, todos hemos sido dañados durante la infancia, y aquellos que no son capaces de verlo, no entienden que sea malo dar un cachete a un niño, gritar a tu pareja o darle una patada a un perro. Hacen a otros lo que les hicieron a ellos. Para cambiar todo esto, es necesario descubrir el Patriarcado, hacerlo consciente, mostrarlo, explicarlo y destruirlo. Cualquier otra cosa, será sólo maquillaje.

    09 julio 2015 | 16:03

  4. Dice ser Abogados

    Estimado Sr. Arsenio Escolar:

    Ante los continuos comentarios en este blog de “Crónica Verde” durante los ultimos años del troll cazador, taurino y antianimalista, haciendo continuas referencias a personas y colectivos, insultando gravemente y atentando contra el honor del autor del blog y de las personas que entran a opinar,

    SOLICITO que bloqueen a ese troll o nos veremos obligados a realizar una denuncia formal vía penal de este señor/a por un delito de injurias y amenazas. Con un requerimiento de identificación de la IP de este troll al periódico 20 minutos sería suficiente para que las autoridades actuasen.

    No es admisible utilizar descalificaciones continuadas a largo plazo, y llegando a utilizar de forma taxativa y reiterada apelativos como nazi y fascista en un foro público, y que en cualquier otro ámbito de la vida pública serían penalizados legalmente. Existe suficiente jurisprudencia sobre este delito en internet.

    Antes de llevar a cabo acciones judiciales ruego tomen las medidas pertinentes, evitando que personas de forma anónima y usando diferentes nombres injurien de forma grave y continua a los usuarios de su periódico.

    Reciba un cordial saludo.

    09 julio 2015 | 19:50

  5. Dice ser JAJAJAJAJA

    Que bueno jajajaja será que no han entrado en las páginas animalistas y han leído la retahila de insultos que estos dedican a cazadores, taurinos y gente que no piensa como ellos jajajajaja
    si quereis os ponemos una muestra señores abogados y empezais por vuestras paginas jajaja muchos nos partimos de risa jajajaja

    09 julio 2015 | 20:00

  6. Dice ser Desde luego..

    Es entrar en las páginas de los antitaurinos y de los animalistas y el insulto más suave es hijo de p…. y ahora se dan por aludidos.Yo también me río jejejejeje

    09 julio 2015 | 20:16

  7. Dice ser Lara

    En vez de preocuparnos tanto sobre si unos insultan a otros, la verdad sobre el animalismo o si hitler apoyaba a los animales y pepito el aborto, habría que pararse a pensar lo que realmente se cree justo y apropiado.
    No hace tanto tiempo los negros se consideraban animales, las mujeres no podían votar,el divorcio no era legal, los menores no estaban obligados a ir al colegio, etcetera, etcetera… Y ahora, mirando atras, nos parece aberrante. Los tiempos evolucionan y con ello también nuestro sentido común.
    Obviamente someter y maltratar a un animal está mal al igual que sacarle de su entorno natural.Eso es así y todos lo sabemos porque todos entendemos lo que significa la palabra tortura y la palabra obligar, ya sean personas o animales. Para apoyar esto no hay que ser ni de derechas ni de izquierdas, ni vegano, ni progre, ni totalitarista, ni buenista. Solamente aceptar que como sociedad hemos evolucionado y este derecho de los animales a ser protegidos se debería interiorizar como nueva realidad y verdad universal. Se trata de equidad y eso es parte de nuestra evolución para bien como seres humanos y como sociedad. Nuestros descendientes mirarán atrás y pensarán que era aberrante que esto pasase en el 2015, ojalá sean nuestros hijos y no nuestro nietos los que puedan hacer esa mirada al pasado y enorgullecerse de q España fue parte de esta sociedad más avanzada.

    10 julio 2015 | 23:11

Los comentarios están cerrados.