BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Ratones ayudan a científicos a descubrir la odisea de los vikingos

Vikingos

Sabemos poco de los vikingos, esos fieros guerreros escandinavos con supuestos cuernos en los cascos (lo cual no es cierto), tripulando barcos con proas rematadas en cabezas de dragón.

Su época dorada se desarrolló entre los siglos IX al XI, pero en realidad fueron mucho más que belicosos marineros. Gobernaron las Islas Británicas hasta ser derrotados por los normandos, igualmente descendientes de vikingos, e incluso crearon los primeros estados rusos. También se movieron por el Mediterráneo, fundando un reino en Sicilia, luchando contra el Califato de Córdoba y el Imperio bizantino.

Hoy sabemos que exploraron algunas áreas del Atlántico Norte, estableciendo poblados en Groenlandia y Terranova, esas grandes islas heladas del extremo norte de Canadá.

Pero la gran noticia científica ha sido descubrir que los vikingos también llegaron mucho más al sur. Y lo más sorprendente ha sido el método utilizado para dar con la prueba de este desconocido poblamiento meridional. Porque no se han desempolvado viejos manuscritos ni excavado nuevos yacimientos arqueológicos. La clave nos la han dado los ratones.

Viking_landing

Un artículo publicado por investigadores españoles, norteamericanos y alemanes ha demostrado que los ratones de la isla de Madeira, al norte de Canarias, considerados hasta ahora como introducidos accidentalmente por los primeros colonos portugueses a partir de 1419, no están relacionados genéticamente con los ratones de Portugal. Su ADN proviene de Escandinavia y Alemania. ¿Cómo explicarlo? Pues con Ciencia de laboratorio y buenas dosis de Historia,

Sometidos unos restos semifosilizados encontrados en una duna junto a la lechuza que probablemente se los comió, el Carbono14 ha confirmado la evidencia: esos ratoncitos murieron en el año 1033, casi cuatro siglos antes de que llegaran allí los portugueses.

Blanco y en botella. ¿Qué cómo llegaron los ratones a esas islas desiertas y lejanas? Está claro. Alcanzaron Madeira como polizones de un barco vikingo. Aunque su llegada no supuso ningún beneficio al archipiélago. Todo lo contrario.

A falta de ratas, los ratones se hicieron los amos de las islas, provocando un terrible impacto ecológico. Su actividad depredadora se centró en los huevos y pollos de pequeñas y medianas aves endémicas, como codornices y rascones no voladores. Al menos dos terceras partes de las aves endémicas y dos especies no endémicas se extinguieron por su culpa. Aunque no todo fue negativo. Con tantos ratones, las lechuzas de Madeira se pusieron las botas.

Artículo citado: Juan Carlos Rando, Harald Pieper y Josep Antoni Alcover. Radiocarbon evidence for the presence of mice on Madeira Island (North Atlantic) one millennium ago. Proceedings of the Royal Society B. 281: 20133126.

13 comentarios

  1. Dice ser Javier

    Todo el artículo muy interesante, pero por favor, tan solo con la introducción ya me entran ganas de cerrarlo.
    “Sabemos poco de los vikingos, esos fieros guerreros escandinavos con cuernos en los cascos”, a ver cuando nos enteramos que los cuernos de los cascos son un mito, es totalmente infundado, un poco de seriedad por favor.
    Por todo lo demás genial, interesante de conocer.
    Saludos.

    15 mayo 2015 | 09:50

  2. Dice ser Manuel García

    A ver, Javier, este hombre es “geógrafo, naturalista, escritor, periodista “, de escribir sabrá algo.

    De lo que no tiene ni idea es de ciencia en general (ver “errores” sobre el glifosfato) ni de historia (ver cuernos de casco) ni, probablemente, de nada serio sobre lo que escribir.

    Pero de cosas ecologuays y de cajón…

    15 mayo 2015 | 10:41

  3. Dice ser Miguel

    Dejando a un lado el terrible error de los cascos vikingos, quisiera remarcar la diferencia entre científicos serios y cautos y los que no son ni lo uno ni lo otro, y este texto es muy útil en ese sentido.

    Expresión seria de una hipótesis: All these data SUGGEST, BUT DO NOT PROVE, a relationship between the Viking voyages and the presence of Mus on Madeira.

    Expresión grandilocuente y acrítica: BLANCO Y EN BOTELLA. ¿Qué cómo llegaron los ratones a esas islas desiertas y lejanas? ESTÁ CLARO. Alcanzaron Madeira como polizones de un barco vikingo.

    15 mayo 2015 | 11:10

  4. Dice ser Mulliner

    Yo mismo me llevé una sorpresa cuando lo leí, pero después lo confirmé de varias fuentes y diría que son hechos del conocimiento general. Según parece, estos habitantes de países hoy tan admirados, no sabían otra cosa que vivir del saqueo y por eso arrasaron la costa gallega, Cádiz, subieron por el Guadalquivir atacando Sevilla y destruyéndola e incluso subieron por el Ebro hasta Pamplona, entre otras hazañas. De esto hace casi 12 siglos.
    Efectivamente, no tenían cuernos en los cascos, pero barbarie todo lo que se quiera.

    15 mayo 2015 | 11:27

  5. Dice ser Raul

    Los cascos vikingos no tenían cuernos, llevaban, como mucho, alas de cuervo o gaviota.
    Esa creencia viene de la primera representación del Anillo del Nibelungo de Richard Wagner, donde el director de atrezzo decidió ponerselos.

    15 mayo 2015 | 11:53

  6. Dice ser CuRro

    Bueno, ya lo ha comentado algiuen… pero lo que queda claro es que el autor del artículo no tiene ni idea de lo que escribe. No solo los cuernos en los cascos… las fechas tampoco son correctas, e incluso el propio término “vikingo” es erróneo.

    En cuanto a que si eran bárbaros… también es un mito. Hacían lo mismo que todas las culturas orientadas al mar de esa ´poca, antes de esa época y después. Socialmente estaban más cerca de nosotros que muchas culturas de siglos posteriores.

    15 mayo 2015 | 17:04

  7. Dice ser Chachi

    ¡Que se pudran los vikingos!

    15 mayo 2015 | 17:48

  8. Dice ser arcadio

    Lo de los cuernos también se atribuye a que los consideraban demonios, porque aparecían de la nada para saquear y destruir. Por otro lado también eran mercenarios y trabajaban para el mejor postor, como los bizantinos. No es nada sorprendente que pudieran llegar a Madeira, es probable que viajaran por la costa de África mucho más al sur.

    15 mayo 2015 | 20:41

  9. Dice ser Ragnar

    Mercenarios? Lo fueron una vez asentados pero dudo q viajaran millas y millas solo por eso, respecto a lo de barbaros…si,lo eran,pero decirme que ciudad o que pueblo no lo era en esa época,todo eran luchas entre pueblos vecinos,en esa época todos eran unos barbaros.

    16 mayo 2015 | 14:25

  10. Dice ser Ele

    ¿Tan difícil es que para escribr artículos de historia contratéis historiadores que os asesoren? ¿O contratar historiadores directamente?

    Para empezar, los vikingos no llevaban cuernos en los cascos. Hasta la “documentación” más rápida y sencilla os habría dado la respuesta a eso. Para continuar, los vikingos no fueron derrotados por los normandos en Inglaterra. Los vikingos fueron derrotados en Stamford Bridge, año 1066, por los anglosajones. A los anglosajones, posterioremente en Hastings, también año 1066, les derrotaron los normandos. Eso, en cualquier sitio serio al que os acerquéis a documentaros, también aparece.

    Por otro lado, afirmar “blanco y en botella” es no haber entendido del todo el articulo original, que lo que hace son hipótesis y sugerencias, no afirmar categóricamente.

    A ver si empezamos a respetar un poquito más el oficio del historiador y a procurar que las noticas sobre este tema las escriban profesionales en el mismo, que hay unos cuantos en este país. Y muy bien preparados, por cierto.

    16 mayo 2015 | 16:47

  11. Dice ser arcadio

    9. Ragnar, por ejemplo:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Guardia_varega

    18 mayo 2015 | 00:46

  12. Dice ser Tinker

    Después de leer el artículo, solamente puedo decir que las conclusiones no demuestran, solamente sugieren, tal como parece que ya quedó claro. Pero también debo decir que “sugerir” algo de forma tan categórica, a partir de un solo descubrimiento en una sola isla y un solo yacimiento, es casi suicida, científicamente hablando. Solamente después de varios hallazgos en varias islas se podría llegar a una afirmación de este tipo. Aunque igual me estoy adelantando, y ya tienen preparado el siguiente artículo, con más datos…
    De los cuernos de los vikingos, mejor no hablar, no sea que alguno se nos mosquee. Y del multi-lo-que-sea que habló de los cuernos, mejor lo mandamos a que la próxima vez consulte la Wikipedia, que le falta información.

    18 mayo 2015 | 09:39

  13. ¡Vaya bronca con los cuernos de los vikingos! Quería decir que ésa es la imagen general que tiene el imaginario popular, no que fuera cierto, algo claramente conocido. Ya lo he corregido para que no queden dudas. Gracias de todas formas por las críticas.

    18 mayo 2015 | 11:33

Los comentarios están cerrados.