BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Un pueblo burgalés compite con el MoMA de Nueva York

MuMo

Dicen que una mirada al pasado es un paso hacia el futuro. Tengo mis dudas después de haber visitado estas Navidades el MuMO (Museo de Modúbar de la Emparedada), que no el MoMA (Museum of Modern Art de Nueva York), con quien tan sólo compite en similitud nominal.

Modúbar de la Emparedada es un pequeño pueblo de 600 habitantes cercano a Burgos con un museo etnográfico recientemente inaugurado. Allí se exponen perfectamente restauradas más de 300 piezas con las que recorrer la extraordinaria historia de la agricultura desde sus orígenes hasta la radical modernización del campo emprendida hace apenas medio siglo. Emulando con gracia a su casi homónimo museo neoyorkino, la colección de artefactos agrícolas se llama pomposamente “La Recolección”.

Para más lustre, es el propio alcalde de la localidad quien hace de cicerone, pues todo aquí se cubre con voluntariosos voluntarios.

Trillos, guadañas, hoces, carros y bieldas nos recuerdan el gran salto hacia el olvido dado por nuestra sociedad, cada vez más mecanizada y urbanizada, cada vez más eficiente pero también más dependiente y global.

Sus promotores son ambiciosos. Aspiran a inaugurar otros museos etnográficos en otras poblaciones cercanas dedicadas, por ejemplo, al mundo de la lana o al del vino. Atractivos ejes culturales empeñados en mantener viva la llama de la nostalgia bajo el agrupador nombre de “El hombre y los ingenios”.

Sebastián el alcalde y Carlos el coleccionista están convencidos del éxito de tal propuesta, pero se enfrentan a una dura certeza. No hay voluntad política y la voluntad ciudadana también es escasa. La cultura ya no vende. El recuerdo de los tiempos de la escasez y la penuria aún menos.

Son pueblos que lo intentan todo por seguir viviendo/sobreviviendo. Sin embargo, la realidad es tozuda y los jóvenes no encuentran la oportunidad para quedarse en las tierras de sus mayores. O quizá sí y éste sea el principio de un gran cambio. La tan ansiada vuelta al campo.

Carro

Otras entradas relacionadas:

3 comentarios

  1. Dice ser myriam

    Pues soy de Burgos y me acabo de enterar, tendré que ir a verlo, gracias por la información.

    10 enero 2014 | 13:48

  2. Enhorabuena por el articulo.

    Quiero comentarles que la gran idea de “EL HOMBRE Y LOS INGENIOS” debería ser atendida por los personajes que viven de la cultura, pues no es nada menos que juntar todos los eslabones de la cadena Humana.
    De Atapuerca ponemos estar orgullosos, pero si lo dejamos solo, será tan solo un eslabón y insisto, lo que hay que unir es la cadena.
    Al igual que hay un banco de semillas en el mundo, hay que hacer un BANCO DE INGENIOS, un Arca de Noé y dejar una pieza de todo ingenio humano, para las futuras generaciones.
    Al igual que se perdió la segadora de los Romanos y volvimos a la hoz casi durante 2.000 años, si hacemos esta idea realidad, no volvera a suceder tal infortunio.
    Vuscamos apoyos para hacer realidad esta gran idea y hacer el segundo museo como el de Modubar de la Emparedada.

    Saludos
    Artesania del aluminio
    Carlos Alonso Maté
    625090852

    10 enero 2014 | 20:26

  3. Dice ser Carlos M. Núñez

    Enhorabuena, esa idea puede servir para que la gente valore más lo que tiene, ahí esta un paso que se dio en su día para llegar a donde estamos ahora, que no olvide la gente que las comodidades se consiguen a base de esfuerzo. Esas ideas son las que hacen que se valoré más el pasado y lo conseguido.

    18 enero 2014 | 10:16

Los comentarios están cerrados.