BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Redescubierto en La Gomera el árbol de las brujas de alcurnia

Aderno

La isla de La Gomera es un territorio mágico. Con un bosque mágico, la laurisilva, preñado de historias tan viejas como sus árboles únicos.

En un lugar así, imagínense cómo será Vallehermoso, una de sus localidades más increíbles. Adéntrense entonces en su monte nebuloso hasta acercarse a una fuente misteriosa de siete caños tallados en madera, los Chorros de Epina. Y allí, entre el rumor del agua y del viento alisio agitando la bóveda vegetal, recuerden el refrán gomero:

“Si bebes de los siete caños / te casas antes de un año”.

Para encontrar el amor deseado, asegura la vieja tradición oral que las mujeres deben beber de los caños pares y los hombres de los caños impares, empezando siempre a contar desde la izquierda. Y sólo si las mujeres quieren convertirse en brujas deben beber de los caños de los hombres.

Brujas, auténticas brujas eran las damas de alta alcurnia de Vallehermoso, caprichosas hasta el límite de exigir a sus sirvientas el esfuerzo de invertir todo un día de dura caminata para traerles la preciada agua de esa fuente supuestamente medicinal. Sabedoras de lo sencillo de la falsificación, exigían a las niñas encargadas del transporte una incontestable prueba. Junto con el cántaro lleno debían mostrar la hoja de un aderno (Heberdenia excelsa), un raro árbol de la laurisilva del que, según se creía, sólo existía un único ejemplar en la isla, precisamente en la inmediaciones del manantial.

Considerado cuento de viejas, durante décadas se pensó que tal árbol era una invención popular. Hasta que junto con mi amigo Jacinto lo redescubrimos hace muy poco tiempo. Viejo, muy viejo, pero vivo.

¿Será el mismo de la leyenda? El propio árbol nos lo confirmó, pues tan sólo conserva una de sus cuatro ramas originales, la más inaccesible. Aunque lo siento, no les diré cómo llegar a él. Está el pobre como para regalar más hojas.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

6 comentarios

  1. Dice ser yayi..

    Me ha encantado. Qué maravilla leer artículos tan maravillosos y bien escritos. ¡Gracias!

    11 enero 2013 | 00:19

  2. Dice ser Diego

    Pero, ¿es cierto que solo existe un ejemplar? ¿Pudieron reconocer el árbol dentro de una especie o tienen más bien orientado el género pero no si es único?

    11 enero 2013 | 03:09

  3. Dice ser Sonia

    Qué recuerdos leerte! Allí estuvimos, bebiendo de la fuente, nadie quería, y vimos ese árbol, pobre, tan cansado de que le arrancaran hojas…
    Sí que es un lugar mágico y si lo vives y lo disfrutas con gente “magica” mucho mejor.
    Gracias por tus historias, César!!

    11 enero 2013 | 09:31

  4. Dice ser Julio el ecolojeta del quad

    Yo también tengo un lugar y un árbol mágico, un día me pequé un piñazo com mi quad y perdí 2 dientes.
    Saludos.

    11 enero 2013 | 10:19

  5. Respondiendo a Diego. No existe un único ejemplar de aderno en La Gomera. Hay bastantes, pero son muy raros. La tradición oral sin embargo lo hizo único, señalando las hojas de este árbol, que se retuercen de una forma muy peculiar, como algo imposible de falsificar. De ahí la leyenda.

    11 enero 2013 | 10:29

  6. Dice ser F.g.h.

    qué bonita historia, nuestras leyendas, que no se pierdan!

    gracias

    11 enero 2013 | 10:29

Los comentarios están cerrados.