BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Disparan a un águila imperial en Cádiz

El príncipe Enrique, hijo de Lady Di y nieto de la reina Isabel II, está siendo investigado por si tiene algo que ver con la muerte a tiros de dos aguiluchos pálidos (Circus cyaneus) en el sureste de Inglaterra. Una rapaz muy frecuente en España pero en peligro de extinción en el Reino Unido.

Como ven, en todas partes cuecen habas. Aunque con todos los respetos a los hijos de la Gran Bretaña, en esto del furtivismo y los escopeteros los españoles somos una potencia mundial. El último caso conocido ha sido el tiroteo la pasada semana en Espera (Cádiz) de un ejemplar joven de la amenazada mundialmente águila imperial ibérica (Aquila adalberti), de la que apenas sobreviven 200 parejas. El animal no ha muerto de milagro, pero los perdigones del irresponsable cazador (único colectivo que utiliza esa munición) la han herido de gravedad, con una fractura incompleta del cúbito del ala izquierda y varias heridas en cuello, cloaca y patas causados por cinco plomos de gran tamaño. A pesar su pronóstico reservado, el equipo veterinario que la atiende ha podido constatar síntomas de mejoría.

Por su parte, agentes de Medio Ambiente de la provincia de Cádiz tratan de descubrir la identidad del autor material de los hechos, tipificados no sólo como una infracción administrativa muy grave (sancionable con una multa de entre 60.101 y 300.5065 euros), sino también como delito de atentado contra la fauna amenazada recogido en el Código Penal con penas de prisión de dos a cuatro años.

Muy próxima al área donde fue abatido el animal, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), desarrolla el Programa de Reintroducción de la especie en la provincia de Cádiz. Aunque con salvajes armados de esta calaña, unidos a los envenenadores del campo y a los tendidos eléctricos, lo tienen muy difícil para lograrlo.

6 comentarios

  1. Dice ser unalectora

    Yo tengo un hermano cazador, y sé que es un cazador responsable, que cuida a sus perras, y que respeta la naturaleza; aunque yo no comprendo cómo él, que es un buen tío, puede disfrutar matando animales …pero bueno….Lo que no comprendo es cómo un cazador, que sabe lo que debe o no debe cazar puede disparar a aves rapaces, que ellos saben bien que no se pueden cazar. Hay gente “pa” todo en esta vida….Me acuerdo del padre de una amiga ( yo ya supero los cuarentaytantos), que cuando éramos pequeñas, cazaba lo que se le ponía por delante… Las llamaba “alimañas”…. Alimañas eran las coamdrejas, que tenía una disecada, alimañas eran los halcones, las águilas, los cernícalos…..Jo, pero de esto hace más de 40 años….Ahora veo que la caza está llena de cazadores que son verdaderas alimañas….No estaría mal meterles un par de perdigonzos de sensatez en el cerebro….Y eso que soy pacifista….,creo….

    06 noviembre 2007 | 15:40

  2. Dice ser Desarmado

    A las águilas no las disparan los cazadores, sino los escopeteros. Eso dicen ellos. Pero también todos reconocen haberse pasado alguna vez con la escopeta. Son los “efectos colaterales” de la caza. Los efectos del deporte más salvaje y sangriento. NO A LA CAZA.

    06 noviembre 2007 | 15:59

  3. Dice ser Carlos

    ¿Dónde están ahora todos esos cazadores valientes que nos insultaban en este mismo blog por no aplaudir su afición? ¿Son ellos los que disparan a las imperiales o lo son sus colegas? Que den la cara. Su silencio les acusa.

    06 noviembre 2007 | 16:03

  4. Dice ser andros

    lamento el incidente y repito lo que dije en su día; que les dejen capturar cuatro o cinco parejas de imperiales a los maestros cetreros y criadores y en unos años repoblamos la península (y por una décima parte de lo que nos cuesta ahora).salú

    06 noviembre 2007 | 19:17

  5. Dice ser kike

    Que verguenza!!pobre aguila, yo la deceria a algun cetrero conocido y experimentado que la reintrodujera en la naturaleza. Los maestros cetreros son los unicos capaces de introducir en la naturaleza cualquier ave rapaz, tienen los conocimientos instalaciones etc para hacerlo, saben enseñar al ave rapaz a cazar y tambien saben muscularla para su exito en la caza en la naturaleza. Espero que se recupere.Saludos.

    26 noviembre 2007 | 16:25

  6. Dice ser jorge

    ¿No es cazador el tio este que atropello al chaval vasco produciendole un “pequeño cuadro de…muerte” y ahora le pide 20000 euros a los padres para que le arregle el coche???…Gentuza de mierda.A la de: “tengo un hermano responsable”:A mi tambien me gusta la naturaleza probablemente tanto como a tu hermano, pero si yo veo un animal que no es mio, al dia siguiente es posible que otra persona pueda disfrutar de su presencia. Pero si el que lo ve es tu hermano y ese animal esta en “la lista”………..

    04 febrero 2008 | 09:51

Los comentarios están cerrados.