Entradas etiquetadas como ‘CV’

No seas puntual en una entrevista de trabajo

captura-de-pantalla-2016-01-19-a-las-12-37-03Sois muchos los que me habéis escrito pidiéndome un post sobre la relación entre la comunicación no verbal y la entrevista de trabajo, pero en realidad muchas de las cuestiones importantes a tener en cuenta para ésta y otras situaciones ya las he comentado antes. Todo lo que publico aquí es aplicable a todo tipo de situaciones: una negociación, un interrogatorio, una entrevista de trabajo, una selección de personal, una conferencia, una cita… todas tendrán sus pequeñas particularidades y matices pero, en general, solo tenemos que interiorizar los conceptos clave, olvidar los mitos, e ir adaptando las pautas adecuadas a cada contexto.

Bien, nos centramos: una entrevista de trabajo… empecemos por el principio, que no es la entrevista en sí misma, hoy hablaremos solo del “pre”, y es que hay mucho por hacer antes de entrar a nuestra cita con el técnico de selección. En primer lugar, ocuparnos de nuestro Curriculum. Ya os adelanté las palabras ideales y las palabras tabú para incluir en nuestro CV. Este archivo/papel con nuestra vida laboral formará parte de esa primera impresión fundamental para atraer y captar la atención del otro.

Tenemos que cuidar la imagen que mostramos en la fotografía, parece una obviedad, pero os aseguro que el mes pasado tuve que seleccionar un perfil comercial a través de un famoso portal de empleo y quedé horrorizada con las fotos que encontré: de mala calidad, con los ojos rojos, borrosas, con una copa en la mano, con posturas sexys, acompañados de otras personas, con una discoteca de fondo… En fin, os aseguro que un desastre.

Debéis invertir en un retrato profesional, de buena calidad, que te represente, que proyecte una imagen con la que te sientas identificado. Cuida también el aspecto del documento, olvídate del folio blanco, busca un diseño atractivo, original, más moderno. Aquí os dejo un ejemplo que compartió uno de mis contactos de la red Linkedin, me gustó bastante y me parece muy completo, aplica todo esto que os comento.

Ok, os llaman para una entrevista, y a diferencia de todo lo que podáis consultar sobre cómo superar una entrevista de trabajo, yo os voy a pedir que NO seáis puntuales. Es decir, no lleguéis al lugar a la hora convenida (definición de puntualidad), tenéis que estar por allí, al menos, 20 minutos antes. ¿Por qué? Primero de todo para huir del estrés añadido que nos dará ir a toda prisa, ya estaremos lo suficientemente nerviosos como para también sumar la ansiedad de pensar que no llegamos a tiempo, y segundo porque hay que trabajar nuestro comportamiento.

¿A qué nos dedicamos esos 20 minutos? 10 minutos tenemos que emplearlos en imitar a John Wayne, el símbolo de lo rudo y masculino en los años 60 por su memorable timbre distintivo de voz, su forma de caminar y su presencia física. El lenguaje corporal no tiene solo un fuerte impacto en los demás, también en nosotros mismos, este hecho puede marcar la diferencia entre el éxito y fracaso profesional. Según las últimas investigaciones, las diversas poses están asociadas a cambios fisiológicos relacionados con el rendimiento y la seguridad en uno mismo.

La clave para afianzar estas dos variables, antes de entrar a la entrevista, está en los gestos de poder, permanecer de pie con las manos sobre una mesa y ligeramente reclinado hacia adelante, o poner las manos en las caderas, o estar sentado con la espalda y los hombros erguidos, o caminar en plan chulesco con la cabeza bien alta, aumenta los niveles de testosterona y reduce los de cortisona (la hormona del estrés). Los niveles altos de testosterona están relacionados con una mayor confianza y un comportamiento más agresivo. Por otra parte, la baja producción de cortisona, mediante posturas en las que se trata de ocupar el mayor espacio posible evitando cruzarse de piernas o de brazos, contrarresta las expresiones de nerviosismo y, por ende, también el estrés.

Probad este ejercicio antes de enfrentar cualquier situación estresante, que os de miedo, y por la que sintáis inseguridad. Vuestro cuerpo reaccionará y os ayudará a superarlo. Os dejo aquí uno de mis vídeos favoritos, espero que sea una inyección de adrenalina, y como yo, lo veáis siempre que lo necesitéis para subir ese ánimo y que así os atreváis a todo. Mañana continuamos con el “durante” de la entrevista. ¡Ah! ¿Y qué pasa con los 10 minutos restantes? ¡Corred para la entrevista, que hay que ser puntuales! 😉

 

 

¿Qué palabras son las mejores y las peores para incluirlas en el currículum?

Entrevista_de_trabajoEl portal de búsqueda de empleo CareerBuilder realizó un estudio que revela las palabras clave para atraer o repeler la atención del responsable de recursos humanos a la hora de seleccionar personal. El primer dato significativo que aporta la investigación es que la media para leer un curriculum por parte del empleador será de menos de 2 minutos, uno de cada seis empleará aun menos tiempo, 30 segundos como mucho. Por tanto, aspectos como el diseño original y una semántica atractiva serán el secreto para destacar sobre el resto.

“Los responsables de recursos humanos prefieren palabras que definan de forma específica experiencias, habilidades y logros”, afirma Rosemary Haefner, vicepresidenta de RRHH de CaeerBuilder. “Los términos subjetivos y los clichés arrojan una imagen negativa ya que no contienen información real. Es mejor evitar expresiones como ‘orientado a los resultados’ y enseñar en el currículo los resultados reales”.

Vamos a comenzar por las negativas. Estas son las palabras que, en el porcentaje indicado, el reclutador odiará encontrar en tu curriculum:

  • El mejor de la clase (38%)
  • Ambicioso (27%)
  • Pensar fuera de lo establecido (26%)
  • Sinergia (22%)
  • Chico/chica para todo (22%)
  • Liderazgo intelectual (16%)
  • Con valor añadido (16%)
  • Orientado a los resultados (16%)
  • Trabajador en equipo (15%)
  • Línea de fondo (14%)
  • Trabajo duro (13%)
  • Estratega (12%)
  • Dinámico (12%)
  • Motivado (12%)
  • Detallista (11%)
  • Proactivo (11%)
  • Trayectoria (10%)

Vamos ahora con las mejores palabras que puedes poner en tu CV: Las expresiones más adecuadas y atractivas para los empleadores son en su mayoría participios, pues dan una imagen más convincente del candidato. Los gestores de personal no quieren saber lo que piensas de ti mismo, prefieren ver lo que has logrado.

  • Conseguido (52%)
  • Mejorado (48%)
  • Entrenado/educado (47%)
  • Dirigido (44%)
  • Creado (43%)
  • Resuelto (40%)
  • Voluntariado (35%)
  • Influenciado (29%)
  • Aumento/disminución (28%)
  • Ideas (27%)
  • Negociado (25%)
  • Lanzado/iniciado (24%)
  • Ingresos/beneficios (23%)
  • Bajo presupuesto (16%)
  • Ganado (13%)

Ya que yo también me encuentro inmersa en una búsqueda (muy) activa de empleo me pondré a remodelar el CV con estas pautas de inmediato. Confío en que a vosotr@s también os sirva y me contéis si tiene resultado, esperemos que sea beneficioso para tod@s. 🙂