Entradas etiquetadas como ‘caras de ira en los juguetes’

¿Cómo afectan las caras enfadadas de los muñecos al desarrollo de tus hijos?

3e7bd05f2a6066e2c95f889d95bfef6d_articleEl investigador Christoph Bartneck hizo saltar la alarma hace un par de años con la publicación de un estudio en el que se evidenciaba que el número de rostros sonrientes en los muñecos LEGO ha disminuido progresivamente a lo largo de los años. Ahora en lugar de caras alegres encontramos expresiones más hostiles, de ira y rabia. Parece que estos juguetes no son tan inocentes como solían ser y otras compañías también siguen este patrón cada vez más violento (como por ejemplo Playmobil).

Los rostros violentos y el halo que les acompaña (trajes militarizados, armas, etc) están vinculados a comportamientos, cognición, y afectos negativos. Por ejemplo, se ha demostrado que la exposición frecuente a expresiones emocionales violentas provoca una desensibilización a conductas agresivas y también está relacionada con una disminución significativa de la empatía del niño.

Se ha encontrado que los juguetes violentos correlacionan con una mayor tasa de conducta antisocial de los niños que los usan en comparación con el uso de juguetes no violentos; los investigadores Carlsson-Paige y Levin, Frazier, y Silva aseveran que “los muñecos que expresan hostilidad son perjudiciales para el desarrollo saludable de los niños“.

La pregunta que me surge es: ¿por qué?, ¿cómo es que estas expresiones nada simpáticas van incrementándose sibilinamente en el diseño de estos muñecos? De acuerdo con Smith y Zuiker, creadores y productores de juegos y películas, la industria se esfuerza por ‘jugar’ con los límites de lo permitido para evitar que su audiencia se aburra con un contenido similar. Esta creatividad va apuntado cada vez más a renovar las caritas sonrientes por expresiones hostiles para captar la atención de sus clientes. En esta carrera no sólo compiten con otros fabricantes de juguetes, sino también con la televisión y los videojuegos, que también se han vuelto más violentos en los últimos años.

El debate está servido, yo creo que lo importante para los padres es la supervisión como componente fundamental a la hora de permitir un comportamiento agresivo lúdico, que es un aspecto totalmente normalizado en el desarrollo del niño, asegurando simplemente pautas apropiadas en el juego. ¿Qué pensáis vosotr@s? ¿Habéis observado esta transformación?