La comunicación no verbal del discurso del Rey (que no hijo)

Como cada año, esperamos el discurso de Nochebuena de Felipe VI, pero en este año 2020 la expectación era mayor tras las presuntas irregularidades del emérito.

El Rey Felipe VI en su discurso de Nochebuena / EFE

El Rey Felipe VI en su discurso de Nochebuena / EFE

Sin embargo, su intervención no se ha orientado como ‘hijo de’, sino como Rey de España, obviando el parentesco y dotando de protagonismo absoluto a la pandemia y a la crisis económica, temas en los que se ha expresado facialmente con una profunda y constante emoción de tristeza, vista por el decaimiento de la mirada y las comisuras labiales y por la triangulación de las cejas.

En esta ocasión no había una decoración festiva colorida, ni fotos familiares, solo la Constitución Española y una fotografía del funeral de Estado en memoria de las víctimas del coronavirus; así, se proyecta la sobriedad y el duelo que merece el contexto actual.

Sin ser explícito, sí que ha habido una breve referencia verbal a la complicada situación de su padre: “Ya en 2014, en mi Proclamación ante las Cortes Generales, me referí a los principios morales y éticos que los ciudadanos reclaman de nuestras conductas. Unos principios que nos obligan a todos sin excepciones; y que están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o familiares”, afirmaba Felipe VI en su discurso.

Utiliza de forma astuta la estrategia de comunicación basada en que la mejor explicación es la que no se da, sus palabras iban a ser analizadas con lupa y objeto de segura controversia, algo que se puede evitar sin nombrar de forma directa al tema polémico, se le puede achacar no ‘mojarse’ pero el debate no pasará de ahí.

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido?

 

7 comentarios

  1. Dice ser Juanillo

    Me parece que es un ladrón como su padre, que no renunció a lo que se su padre le había dejado ilegalmente hasta que se hizo público y un hipócrita. Crisis económicas, pandemias…y ni un solo gesto de ayuda a su pueblo.

    25 diciembre 2020 | 11:58 am

  2. Dice ser Jacob

    Nada cercano al pueblo,demasiada florituras,sin carácter,sin mojarse.Una decepción absoluta para el ciudadano de a pie.

    25 diciembre 2020 | 12:11 pm

  3. Dice ser Pilar Segura

    No lo he visto, pero por lo que he leido, mal, no me gusta dice lo obvio, lo que sabemos ya todos. en fin que se lo podía ahorrar. que decepción

    25 diciembre 2020 | 12:26 pm

  4. Dice ser Jaione

    Yo sí que lo vi y me pareció una obviedad todo lo que dijo. Me pareció que debía decir algo más, es el Rey de un país fuertemente dañaso por una pandemia y todo lo que dijo es nada, no sirve para nada, no apoyó nada. Tiene más valor que salga una enfermera, un celador, un camillero, un médico… el dueño de un restaurante, gente que vaya a pasar las Navidades con alguien menos…… ese mensaje no sirvió para nada. Del rey emérito.. bueno lo que comentó fue astuto, digo pero no digo. El papel de siempre del Rey, decepción.

    25 diciembre 2020 | 10:30 pm

  5. Dice ser Pablo

    El discurso del Rey ha sido tan decepcionante como este artículo, no te lo tomes a mal pero es uno de los más flojos que te he leído, seguro que habrá razones o que el tema es muy sensible para hacerlo con honestidad, perdón libertad. Son malos tiempos hasta para nuestros grandes expertos en lo que solo ellos ven.

    26 diciembre 2020 | 8:09 pm

  6. A mi me pareció un discurso insulso y monótono, tan solo interrumpido por las ocasiones en que el rey se tropezó con sus propias palabras. No se ganó ni perdió nada en este discurso. Tampoco se pretendía. Era un discurso para salir del paso y mantener posiciones, sin más.

    27 diciembre 2020 | 10:03 pm

  7. Dice ser idoia

    VIVA LA REPÚBLICA.

    04 enero 2021 | 12:45 pm

Los comentarios están cerrados.