La ‘aplausitis’ toma protagonismo en la política española

La bienvenida triunfal a Pedro Sánchez tras el pacto de Bruselas ha estado protagonizada por un pasillo con sonoros vítores, aplausos y miradas de complicidad por parte de sus Ministros. Una reacción llamativa, y hasta ahora poco habitual, en la imagen política de nuestro país.

Pero es que la escena no es aislada y el aplauso intenso e interminable se volvió a repetir ayer, justo antes de comenzar la sesión de control al Gobierno en la entrada de Sánchez al hemiciclo.

Existe una expresión, en el lenguaje coloquial de los cofrades y apasionados de la Semana Santa, conocida como ‘aplausitis petalae‘, no logro averiguar la procedencia del término (espero que alguien me pueda iluminar), pero se utiliza para definir en las procesiones al comportamiento de algunos de los asistentes que recrean un ambiente folclórico cuando no toca, escandaloso, distorsionado y exagerado, en el que se grita, se hacen aspavientos y se aplaude de forma ferviente ante el paso religioso, una moda que nada gusta a los creyentes más puristas, quienes mantienen una actitud humilde, con recogimiento y respeto.

El contexto es bien diferente, pero tras lo sucedido en nuestro país y en el mundo, la consideración debería ser similar, no hay muchos motivos para batir las palmas, de hacer ruido cuando se necesita silencio, razón y reflexión.

LA PSICOLOGÍA DEL APLAUSO

Un revolucionario estudio sueco, publicado en el Journal of the Royal Society Interface, determinó que la duración o intensidad de los aplausos no tienen por qué ser prueba de la calidad de una determinada actuación. El aplauso estaría determinado por el comportamiento deliberado o no de un grupo ante la influencia o presión de la mayoría y no por la satisfacción real propia, se trata de un contagio social que trata de agradar y dar protagonismo (merecido o no) al receptor de la ovación.

En comunicación no verbal, el aplauso se entiende como la necesidad humana de expresar una opinión visible de aprobación. Pero la política es un mundo aparte en el que casi todo se corrompe, ellos reciben el elogio del aplauso normalmente como muestra de apoyo clásico o acción multiplicadora, no de aceptación o respuesta emocional sincera.

Los aplausos en política se han convertido en un cliché muy socorrido, que ya forman parte del argot del mitin político. Ya no significan nada, solo una infantil estrategia de marketing y publicidad que intenta endulzar la imagen del político de turno, recrear un momento optimista, a pesar de que sea más o menos apropiado, de que se merezca o no, de que no proceda en el contexto.

En política se aplaude a pesar de todo.

 

 

 

 

14 comentarios

  1. Dice ser Luis

    Alucinante, le reciben como si fuese un héroe que vuelve de la conquista de las Américas…totalmente ridiculo

    23 julio 2020 | 9:44 am

  2. Dice ser Maria

    A ver si lo entiendo, en el 2012 todos esos que aplauden criticaban el “rescate” de España y ahora resulta que esto no es “un rescate”, “son ayudas para la reconstrucción del país” no…???
    Madre mía, nos mean encima y dicen que llueve

    23 julio 2020 | 9:46 am

  3. Dice ser Marco

    Súper interesante!! No sabía cómo tomarme tanta incompetencia y gracias a este blog lo he comprendido!!!

    23 julio 2020 | 9:48 am

  4. Dice ser juan carlos

    Es absolutamente ridiculo, pero el caso es que cumple su objetivo que es mantener contento a su electorado. He hablado con muchos que se sienten inflados de orgullo de su presidente. Creo de verdad que hay muchisima gente que no ha madurado. A mi ver estas cosas me da dolor de estomago y me causa vergüenza ajena porque pienso lo que estaran diciendo de nosotros los paises serios y me vengo abajo.

    23 julio 2020 | 11:27 am

  5. Dice ser Juan

    Da mucha vergüenza ajena. Increíble que a estas alturas siga pasando este endiosamiento del lider y rendimiento público de pleitesía.

    23 julio 2020 | 11:32 am

  6. Dice ser uso

    Lo has definido con absoluta claridad, marketing y publicidad, y en eso los socialistas son unos maestros. También lo son, junto a sus socios extremistas, en el abucheo y la bronca para amedrentar al rival.

    23 julio 2020 | 11:46 am

  7. Dice ser Pues sí

    Yo creo que en este caso es más personal: al pobre hombre le han dado sopa con hondas en Europa, lo han tratado como al tonto que siempre hay en todas las reuniones, y alguien de su séquito ha decidido orquestar el aplauso para animarlo y reafirmarlo. Es de tener muy poco carácter, eso sí.

    23 julio 2020 | 12:01 pm

  8. Dice ser Juan Carlos

    Increible, me han quitado un comentario en el que decia que estas situaciones me dan verguenza ajena . Esto es libertad de expresion y libertad de prensa señores. Que pena de periodico.

    23 julio 2020 | 12:04 pm

  9. Dice ser Autora del blog

    juan carlos no te había eliminado el comentario. La activación es manual y todavía no la había ejecutado.
    Gracias por seguir el blog y comentar!!!

    23 julio 2020 | 12:09 pm

  10. Dice ser Anonimo

    Pensaba que el 20 Minutos era imparcial, pero cada día veo que es menos. Creo que se pueden dar las noticias sin tanta opinión personal.

    23 julio 2020 | 12:29 pm

  11. Dice ser J Luis

    Patética la imagen de los palmeros y el lider aplaudiéndose a sí mismo. De momento, el único logro es desenterrar a un muerto y volverlo a enterrar, crear más diferencias entre autonomías ricas y consentidas contra pobres y de segunda.

    23 julio 2020 | 12:33 pm

  12. comunicacion-no-verbal-lo-que-no-nos-cuentan

    Hola Anónimo:
    Quiero aclararte que esto no es una noticia, no soy periodista, soy psicóloga, y esto es un blog personal sobre análisis de comunicación no verbal.
    Si linkeas los dos primeros hipervínculos del post tendrás acceso a las noticias de 20 minutos al respecto. Que como verás son totalmente neutrales 🙂

    23 julio 2020 | 12:42 pm

  13. Dice ser Ghert

    RIDÏIIIIIIIIIIIIIIIIIIIICULOS IMPRESENTABLES!!!!

    m´sa de 40000 muertos y el paíd en la ruína, espero que os juzguen más prnto que tarde.

    23 julio 2020 | 1:25 pm

  14. Dice ser ravel

    Cuando comiencen los “ajustes” a los sueldos de los funcionarios, sin tocar el de los pollíticos, las pensiones, los recortes que habrá que hacer sí o sí a educación y sanidad, ya maltrechas de por sí, van a seguir aplaudiendo al íder espiritual.

    25 julio 2020 | 11:15 am

Los comentarios están cerrados.