BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

El placer de robar: Diferencia entre ladrón y cleptómano

A raíz del caso Cifuentes sois muchos los que me habéis preguntado: ¿Por qué? Cómo es que una mujer con recursos económicos, culta, con prestigio y bien posicionada a nivel laboral ‘sustrajera sin querer’ una crema con valor ínfimo para ella, algo que no necesita, que no sirve para su supervivencia, que podría pagar perfectamente si quisiera. No podría asegurar que Cifuentes sufre cleptomanía por el análisis de solo un hecho aislado, habría que profundizar mucho más para el diagnóstico. Pero vamos a ver la diferencia entre un ladrón y un cleptómano para explicar esta incógnita.

Para los cleptómanos robar se convierte en un impulso imparable no planeado. Los objetos del hurto son absurdos, cosas inútiles, de precios no muy elevados, que podrían pagarse perfectamente y que además se suelen regalar, acumular sin darle uso o tirar posteriormente. Antes del robo sienten tensión, ansiedad y una sensación de excitación creciente,  la consecuencia emocional de este acto es el placer, bienestar y alivio. Este impulso suele sentirse en lugares públicos (tiendas, centros comerciales) pero también en lugares íntimos (casas de familiares o amigos, en los que pueden llevarse u ocultar un elemento decorativo o una prenda de ropa).

Según los estudios de población, la cleptomanía es más común en mujeres que en hombres. Se actúa de modo solitario, son plenamente conscientes de lo que hacen y a menudo tienen remordimientos, experimentan sentimientos de culpa y vergüenza. La causa es desconocida, las hipótesis apuntan a niveles bajos de serotonina, asociado a la conducta impulsiva en general. También la dopamina en niveles más bajos de lo normal, otras teorías sugieren que los neurotransmisores asociados a la sensación de placer y que intervienen en otras conductas del tipo adictivo pueden estar influyendo en este trastorno. Es una alteración de la conducta sin cura, pero la terapia y la psicofarmacología pueden ayudar a disminuir la ansiedad y regular el comportamiento impulsivo.

 

 

6 comentarios

  1. Dice ser ip

    Porque costaban + de 20 euros cada bote.

    10 mayo 2018 | 10:28 am

  2. Dice ser Bitocins gratis

    En todo caso no puede haber cleptómanos en la política…

    10 mayo 2018 | 11:15 am

  3. Dice ser Manuel

    Es que no puede haber otra explicación para este tipo de trastornos…

    10 mayo 2018 | 3:13 pm

  4. Dice ser MANFREDDO

    La cleptomanía es la “tendencia neurótica a robar, particularmente sin razones económicas”. Las causas de este tipo de adicción no son simples, sino que parecen obedecer a profundos problemas emocionales.

    Aunque a veces se emplea de forma imprecisa la palabra cleptómano para designar a cualquier ladrón empedernido, los médicos consideran que la verdadera cleptomanía no es frecuente. Según la Asociación Americana de Psiquiatría, menos del cinco por ciento de quienes roban en las tiendas padecen este trastorno. Por consiguiente, conviene ser cautos antes de afirmar que alguien comete este delito por cleptomanía. Quizás lo haga por otras razones.
    https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/102005442

    10 mayo 2018 | 3:39 pm

  5. Dice ser MANFREDDO

    Robar en las tiendas: ¿diversión inocente, o delito grave?

    https://wol.jw.org/es/wol/pc/r4/lp-s/1200275289/3/0

    10 mayo 2018 | 3:51 pm

  6. Dice ser algoasi

    ladrón = pobre cleptómano
    cleptómano = rico ladrón

    10 mayo 2018 | 7:06 pm

Los comentarios están cerrados.