BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

¿Por qué confiamos en un extraño y no en un amigo?

Aplicaciones como BlaBlaCar, Airbnb, eBay, o Uber nos convierten en personas totalmente confiadas, esto ha dado paso a un nuevo efecto social, conocido como ‘el autostop de la era digital‘. Y es que como usuarios, entregamos dinero a un ‘ente virtual’ a cambio de un (supuesto) servicio, un beneficio del que apenas tendremos garantías de recibir correctamente.

Las últimas investigaciones psicosociológicas al respecto muestran que, cuando estas plataformas digitales están bien diseñadas, pueden construir una mayor confianza entre desconocidos que lo que se esperaría entre colegas. El estudio está diseñado en coautoría entre Arun Sundarajan, profesor de la Universidad de Nueva York, Frédéric Mazzella, CEO de BlaBlaCar, y Verena Butt D’Espous, responsable de comunicación de la misma empresa.

Los resultados fueron sorprendentes, el 88% de los encuestados daba total confianza a un miembro con un perfil totalmente digital. Este porcentaje era superior a los niveles de confianza de la gente en compañeros de trabajo o vecinos, sólo el 58% de los encuestados admitió confiar ciegamente en un colega y el 42% en un vecino. De hecho, cuando se trataba de confiar en perfiles extraños de BlaBlaCar para compartir trayecto, los niveles eran casi tan elevados como la confianza en miembros de la familia.

Eso sí, el motivo del éxito de estas empresas virtuales y de esta confianza en los extraños depende de cómo uno se presente en línea. De algún modo en este ámbito también perfilamos las ‘señales virtuales’ de las que disponemos para inferir información que nos haga fiarnos o no.

La receta del avatar en BlaBlaCar para generar confianza es una combinación de características, como por ejemplo: biografías breves, exponer información personal como el nombre real, el número de teléfono y dirección de correo electrónico, las valoraciones que tenga de otros usuarios, o que aparezca el link al perfil de Facebook o LinkedIn. Estos elementos son la clave para incrementar el porcentaje de confianza y seguridad en el servicio que contrataremos.

Y vosotros, ¿os fiáis o no? 😉

 

 

*Fuente de consulta: http://theconversation.com/why-people-trust-sharing-economy-strangers-more-than-their-colleagues-70669

 

7 comentarios

  1. Dice ser Otromas

    No

    02 Enero 2017 | 1:49 pm

  2. Dice ser Jose Laque

    A día de hoy me parece lo más normal confíar en este tipo de plataformas. Se han demostrado seguras durante años, y todo el mundo tiene algún conocido o amigo que las a usado para bien, por lo que la confianza es casi total, y si lo pruebas y todo funciona como se supone, el circulo se extiende.
    Lo que no está del todo claro es lo de no confíar en tus amigos, ni siquiera en los más cercanos, carece de bastante sentido teniendo en cuenta lo otro.

    02 Enero 2017 | 4:13 pm

  3. Dice ser pepin

    Personalmente creo que habría que estudiar a esas personas que dicen fiarse más de un perfil de Internet que de un amigo. .está claro que no debe de tener ni muchos ni Buenos amigos!

    02 Enero 2017 | 9:05 pm

  4. Dice ser Pedro

    Resulta más cómodo y no te creará ningún problema “sentimental”.

    03 Enero 2017 | 1:56 pm

  5. Dice ser una experiencia religiosa

    Es como el cuento de Caperucita, el lobo se disfraza de abuelita… el final ya se sabe, pero es mejor así.
    Economía colaborativa lo llaman, tienen que mearse de risa retozando en los bitcoins que compran.

    03 Enero 2017 | 11:32 pm

Los comentarios están cerrados.