BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

El pronombre “yo” y su relación con la muerte

shakespeare-by-the-sea_1_471El análisis de contenido de un texto, la interpretación de las elecciones de las palabras que elegimos para expresarnos, es una de las partes que, personalmente, más me fascina de la comunicación no verbal, si bien esto sería lo no verbal de lo más verbal de la comunicación (no sé si me explico). Los estudios de James W. Pennebaker al respecto dan para mucho, ya introduje este tema con los post: Eres lo que hablas: la personalidad se refleja en el lenguaje y El lenguaje de los terroristas.

Y aún quedaba pendiente por comentar uno de los estudios más insólitos de este autor sobre sus experimentos lingüísticos. Queda fuera de toda discusión que la personalidad de un individuo se refleja en su lenguaje, fundamentalmente palabras ‘pequeñas’ como ‘yo’, ‘nosotros’, ‘uno’ o ‘todo’ permiten sacar conclusiones sobre la personalidad. Tanto es así que incluso se puede relacionar un pronombre, concretamente el ‘yo’, con las conductas suicidas.

La pregunta inicial fue: ¿Se revelan pensamientos de suicidio en el lenguaje de un poema? Pennebaker y su compañero Shannon Stirmann, de la Universidad de Pennsylvania, investigaron unas 300 obras de nueve poetas líricos norteamericanos suicidas y de otros tantos que no se habían suicidado. El resultado fue inequívoco, los que se habían quitado la vida usaban casi el doble de veces las palabras como: “yo”, “mío”, “me” y “a mí”. En cambio, pocos de ellos usaban el pronombre “nosotros”. Así mismo, raras veces empleaban, en sus creaciones literarias, conceptos de actividades relacionadas con la comunicación.

Tal selección de palabras evidencia un egoísmo exagerado y un aislamiento social“, indica Pennebaker, observación que coincide con las teorías sobre factores desencadenantes del comportamiento suicida. En opinión del investigador: “Resultó sorprendente que los dos grupos estudiados se refiriesen en sus poemas, y aproximadamente con la misma frecuencia, a sentimientos negativos.”

 

 

*Fuente: MenteyCerebro.

3 comentarios

  1. Dice ser Babysitter

    Fascinante!!! y realmente sorprendente…….

    15 noviembre 2016 | 9:27 am

  2. Dice ser susum corda

    Interesante artículo…la relación del ego en el ser humano.

    15 noviembre 2016 | 12:58 pm

  3. Dice ser YO EN MAYUSCULAS

    Lo curioso de estos estudios es que nunca encuentran nada positivo, tampoco lo buscan, y lo que queda es como para no tenerlo en cuenta. O todo, o nada.
    Para que YO me crea un estudio de esos tendrían que incluir las virtudes que encuentran con esos análisis tan “concienzudos”
    Por supuesto que dejo de lado las diferencias entre lenguas con todo lo que ello implica, que no es poco, y también dejo de lado mil y un aspectos que condicionan el lenguaje y su interpretación.
    Hay que leer un poco a Hans-Georg Gadamer, ya se lo dije a Madinaveita, lo digo solo por comentar, no por meter el dedo en la llaga. 🙂

    15 noviembre 2016 | 9:09 pm

Los comentarios están cerrados.