BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

#Halloween: ¿Por qué nos gusta el miedo?

halloween-illustrationLa emoción primaria de miedo es una reacción afectiva innata y universal, es decir, nacemos con ella (no es aprendida) y está presente en todos los seres humanos del mundo independientemente de la cultura a la que pertenezcan. El miedo y la ansiedad quizá sean las emociones que han generado mayor cantidad de investigación y, curiosamente, nos encontramos ante una de las emociones que produce mayor cantidad de trastornos mentales.

La distinción entre ansiedad y miedo podría concretarse en que la reacción de miedo se produce ante un peligro real y la reacción es proporcionada a éste, mientras que la ansiedad es desproporcionadamente intensa ante la supuesta peligrosidad del estímulo. El miedo es una de las emociones más intensas y desagradables, genera aprensión, desasosiego y malestar; preocupación, recelo por la propia seguridad o por la salud y sensación de pérdida de control. Entonces… ¿por qué nos atrae tanto?

La expresión y la reacción corporal del miedo, recogida en martinovejero.com

La expresión y la reacción corporal del miedo, recogida en martinovejero.com

Buscamos actividades que nos despierten esa sensación de terror/ansiedad: novelas y películas de miedo, la creación de personajes espeluznantes, atracciones del pánico, videojuegos que quitan la respiración, interés por sucesos escabrosos, la práctica de deportes de alto riesgo… Una de las explicaciones más citadas tiene que ver con la hiperactivación física. Aludiendo a que quienes disfrutan de tales sensaciones solo experimentan una descarga de adrenalina, no un miedo de verdad. Esta reacción conlleva una liberación de adrenalina y dopamina, responsables de la sensación de euforia que experimentamos tras pasar un mal rato.

En este sentido, algunos investigadores han sugerido que las historias vistas y leídas favorecen la empatía, el ponerse en la piel del otro, y así, actuarían como un simulador del mundo real donde las personas aprenden comportamientos que nunca han vivido, pero eso sí, sin sufrir las consecuencias físicas o emocionales que tendrían en la realidad. Por tanto, la ficción sería como un campo de juego donde explorar los miedos propios.

En palabras de la socióloga, experta en la emoción de miedo, Margee Kerr, Los humanos se han estado asustando a sí mismos desde el nacimiento de la especie, a través de todo tipo de métodos, como contar historias, saltar desde acantilados, o saliendo de lugares oscuros para asustar a otros. Hemos hecho esto durante todo este tiempo por diferentes razones: como darle unidad a los grupos, preparar a los niños para la vida en el peligroso mundo y, por supuesto, para controlar nuestro comportamiento. Pero realmente solo ha sido en los últimos siglos cuando hemos empezado a asustarnos a nosotros mismos por diversión (y beneficio), y esto se ha convertido en una experiencia tan cotizada”.

Cuando sí que lo experimentamos en una situación vívida o real, también nos quedará posteriormente una sensación positiva intensa que contrarrestará a la anterior. Superar una situación estresante nos deja una sensación de autoconfianza (¡Yo sobreviví!) que nunca viene mal.

Así que si eres adicto al terror no te preocupes, eres evolutivamente muy normal… 🙂

 

5 comentarios

  1. Dice ser el MIEDO, uno de lso protas de la humana Historia

    Distinguiría entrew varios tipos de miedo. Los racionales, a quemarse una mano en una mano si se pretende coger un palo ardiendo. Los de duda, al ver el palo hecho carbón con algo de humo, Los irracionales, viendo el palo carbonizado y algún animalillo sensible tocando sin inmutarse o el palo sin arder, en un arbol. No sé, má so menos. Luego están los miedos a no tener palo que quemar cuando es necesario en adelante para hacer fogata y pasa el tiempo…. Otro miedo, el no saber qué va a pasar el día de mañana, si habrá árbol, si habrá palo de nuevo… La anulación de la esperanza, el miedo que atenaza todo pensamiento positivo y hace negar incluso la evidencia de que existe má smonte, más árboles, mas madera… y que sólo hay que buscarla. Ese miedo es horroroso. Al vez sea el mismo tipo de temor, la misma base, ni idea.
    El miedo a ver un pezón en instagram es otro tipo de miedo, el impuesto. Aün estando rodeados de pezones por todas partes, lo que aumenta su ridículo sentido y la represión a que somete al cerebro. Lo del pezón no es tontería, del modo que tampoco lo eran los miedos al ogro infantil, al hombre del saco, a la diablita… El miedo a pensar distinto, rperesión, intolerancia, sentirse diferente al resto, el miedo al vacío, a la incomprensión… MIedos a morir, a lo que haya tras la vida, si algo hay. Miedo que se revuleve sobre nosotros para reprimir de nuevo lso impulsos a pensar distinto por temor al castigo. Castigo/miedo, miedo sin castigio ajeno, pero propio, autoimpuesto o impuesto por condicionante de circunstancias. No me hagas caso, Alicia; terminaría escribiendo un libro de disparates. He superado muchos miedos, pero todos son imposibles. Tal vez forme parte primordial del sentido de superviviencia en algino de sus modos de manifestarse. El MIEDO. Tal vez habría que reducir las cosas al absurdo para minimizar sus efectos, pero los mecanismos mentales que provocan esa visualización de luz sobre él no está en manos de muchos. La educación vital necesita crearse como conjunto de herramientas para vencerlo. Pero creo que muchos lugares no estarán a favor de que ese miedo desaparezca de sus ciudadanos. ¿Qué es la Libertad? Era un sueño. ¿Qué es?¿Qué va siendo? ¿Necesita de otra cosa para crear ciudadanos más…. sin miedo? El miedo, ese gran monstruo que nos habita dentro. <violencia como respuesta ante situación de miedo por angustia de presente o futuro… Creador de superstición, de extrañas creencias, que luego ni con ciencia se saca del cerebrito…
    También existe el miedo gracioso, ese que despierta y sacude algo en el interior, a modo susto rodeado de circunstancia diver. Pero ya te digo que igual es lo mismo, ni idea. Faltan herramientas anti miedo en las culturas humanas. Cada vez hay menos, en tanto va ampliándose el conocimiento, pero no todo miedo queda transformado en luz aún. Sometimiento, autodefensa, irracional… el cerebro parecve fácil de entender, pero si se entiende que muchos cerebros no tiene, o tenemos, posibilidades de ver de acuerdo a nuestros patrones, es duro reconocer que no se puede hacer casi nada por que espabilen. Y te lo dice un tonto, no creas.

    01 noviembre 2016 | 10:57 am

  2. Dice ser el MIEDO, uno de lso protas de la humana Historia ayyyyyyy

    Vaya tocho me salió, lol… me da miedo hasta mí leer esto .-)

    01 noviembre 2016 | 10:58 am

  3. Dice ser Runner

    Efectivamente a muchos les gusta esa sensación de miedo porque saben que cuando acabe la película/libro todo habrá terminado…xq si de verdad existiesen los zombies…no les haría tanta gracia, eso seguro!

    01 noviembre 2016 | 11:35 am

  4. Dice ser cortesanas.club

    El miedo forma parte de la historia humana, lo veo como un motor en el camino de la evolucion, que nos ayuda a superarnos

    01 noviembre 2016 | 1:55 pm

  5. Dice ser Alejando

    El único miedo plasentero , es el de mentira, sabiendo que no pasa de ahí.

    01 noviembre 2016 | 2:47 pm

Los comentarios están cerrados.