BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

¿Los policías detectan mentiras mejor que el resto de las personas?

interrogatorioEl trabajo de investigación policial se realiza de forma fundamental a través de una entrevista-interrogatorio con el sospechoso, víctima o testigo de un delito (y todos ellos pueden mentir). Esta fase del proceso de esclarecimiento del caso adquiere aun mayor relevancia cuando se carecen de evidencias físicas que se conviertan en pruebas decisivas para cerrar el asunto, entonces todo lo que tienen es extraer la mayor información posible a través de una entrevista policial, observar, analizar y tomar decisiones sobre si el testimonio es fiable o no, si es cierto, es una verdad a medias, o es falso.

Realmente, la investigación sobre la capacidad de las personas, en general, para detectar mentiras mediante la observación de la conducta no verbal ha arrojado resultados desalentadores. La habilidad de los seres humanos para discriminar entre verdades y mentiras es muy limitada pero cabe preguntarse si las personas que tienen trabajos en los cuales la detección de las mentiras es importante (como en la policía) también poseen niveles tan bajos de precisión.

Existen múltiples estudios que examinan la pericia de los policías para juzgar la veracidad de un conjunto de declaraciones. Sus niveles de precisión se compararon con los de personas cuya labor profesional no exige detectar el engaño; en ambos se detectaba la mentira a partir de la intuición y las creencias de cada cual. Pues bien, quizás sorprenda constatar que tales estudios no muestran ninguna superioridad entre los policías a la hora de discriminar entre declaraciones verdaderas y falsas.

Los agentes entrenan sobremanera el análisis de la conducta, día a día aciertan, se equivocan, y tienen la oportunidad de aprender constantemente de sus errores o éxitos, pero entonces ¿Por qué es tan baja en los policías la precisión para detectar mentiras? Según los investigadores su fracaso estriba en que:

  • interrogatorio2No hay indicadores no verbales que sirvan al 100% para detectar una mentira, no tienen aun nada del todo fiable que les sirva para apoyar su juicio inequívocamente.
  • Son muy sutiles las diferencias de comportamiento cuando uno miente o dice la verdad y son difíciles de percibir.
  • No hay que olvidar que la investigación ha mostrado que la detección del engaño a partir de la observación del cuerpo es superior a la obtenida a partir de la observación del rostro. Sin embargo, una de las reglas principales para mantener una conversación es mirar a los ojos del otro, si busca indicios de engaño mirando su cara y sus gestos puede provocar una ruptura de esa interacción.
  • Los policías pueden basarse en mitos sobre la detección del engaño.
  • Esperan que todos las personas que mienten lo hagan de igual manera, y no tienen en cuenta los cambios que se producen en una misma persona (fundamentales para detectar una farsa). Por ejemplo, que una persona responda siempre muy rápido y en una pregunta lo haga muy lento o viceversa.
  • No tienen en cuenta el contexto, la situación específica del declarante. Por ejemplo, la conducta verbal y no verbal de una persona no será la misma cuando hace una primera declaración sobre un hecho que cuando lleva varias horas siendo interrogada.
  • No utilicen técnicas de entrevista adecuadas para la detección, si no que más bien dificulten el procedimiento.

En mi opinión, la labor de investigación que realizan la Policía Nacional y Guardia Civil es encomiable, es muy fácil analizar el comportamiento no verbal de cualquier personaje público desde casa, viendo un vídeo una y otra vez, pero guiar un interrogatorio basándose en los juicios instantáneos sobre la conducta in situ, es una labor meritoria de cualquier reconocimiento, solo necesitan las pautas adecuadas, una formación rigurosa basada en la investigación científica y llevar a rajatabla un método sistemático sin dejarse llevar por su intuición o las corazonadas. Existen secciones especializadas en el análisis de comportamiento con verdaderos profesionales, algún día os hablaré de ello… o incluso intentaré que hablen ellos…

 

 

(Artículo dedicado a todos mis conocidos policías a los que estimo y admiro. Y sí, a ti…)

*Fuente de consulta:
REVISTA DE DERECHO PENAL Y CRIMINOLOGÍA, 3.a Época, n.o 2 (2009), págs. 159-196 © UNED. Revista de Derecho Penal y Criminología, 3.a Época, n.o 2 (2009) LA CAPACIDAD DE LOS POLICÍAS PARA DETECTAR MENTIRAS. HERNÁN ALONSO, JAUME MASIP Y EUGENIO GARRIDO

 

 

 

4 comentarios

  1. Dice ser la mentira podría verse algún día

    Stephen Hawking teme que la tecnología supere a la raza humana. Yo creo que ya la ha superado, pero bueno, tampoco tengo miedo de qu elo haga, porque el humano no se caraacteriza en general por usar la razón correctamente y no sería malo que tuviésemos modos de superarnos a base de conoci iento y su aplicación que evite miedos y represiones varias como tenemos aún.
    En una de esos avances estaría el localizar señales físicas capaces de delatar la mentira. Incluso podría leerse el cerebro a través de las ondas eléctricas emitidas, o qué sé yo. Sería muy bonito que el humano perdiera muchas malas cosas que aún le mantiene como especie autoproclamada superior y razón de la existencia del Unvierso. Por tanto, también es normal que exista más vida, mucho más vida inteligente, qu el aque hay en este planeta. Y honesta, y honrada, y bella, sin violencias, uffff, tien eque haberla para justificar la grandeza del Universo. Tien eque haberla, tuvo que haberla habido y la seguirá habiendo allí entre las estrells. Aquí aún nos cuesta. Grande Stephen, aunque en algunas cosas no comparto su pensamiento. Estaré equivocado yo, seguramente.

    06 Abril 2016 | 11:30 am

  2. Dice ser uno mas

    Que bueno!!! y yo que pensaba que siempre acertaban!! cuanto daño hacen las pelis americanas!!

    06 Abril 2016 | 11:35 am

  3. Dice ser la razón del cliente

    Un poco es como la psicología del camarero y del taxista, se olvidan de la cliente muy servido y viajado. La de veces que me pita el detector de camareras y taxistas “sensitivos”. Un aburrimiento, oiga. ¿No hay nadie natural en esas profesiones?

    06 Abril 2016 | 4:36 pm

  4. Dice ser Didac

    Resulta curiosa la conclusión porque tanto en la policía como en la guardia civil hay profesionales muy buenos: psicólogos, psiquiatras, criminalistas, etc. De hecho hay investigación en el mundo entero sobre esto. ¿Debemos concluir que no es suficiente o que no vale la pena gastar mas dinero público en ello?

    06 Abril 2016 | 4:36 pm

Los comentarios están cerrados.