BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

¿Qué no pudo controlar Mariano Rajoy en su entrevista con Jordi Évole?

Mariano Rajoy y Jordi Évole durante el programa Salvados. La Sexta.

Mariano Rajoy y Jordi Évole durante el programa Salvados. La Sexta.

La entrevista a Mariano Rajoy en el programa ‘Salvados‘, emitido anoche, comenzó fuerte. Situación ideal para poder recrear un inesperado impacto emocional y que diferentes expresiones y gestos salieran a la luz ineludiblemente, pero parece que nada cogía ayer por sorpresa a un preparadísimo presidente del gobierno. Así lo corroboró la carpeta que se encontró Jordi Évole con su apellido escrito en una esquina sobre la mesa del despacho de Rajoy, que no le quedó otra que admitir que, efectivamente, aquella conversación se la tomaba con responsabilidad y respeto y que por ello se había preparado ciertas cosas para el momento. Y así era, porque repetía invariablemente las mismas frases textuales en diferentes ocasiones. En estos aspectos se transmiten la falta de naturalidad y espontaneidad protagonistas en el lenguaje corporal del líder del Partido Popular.

rajoy-tristezMuchos creen que Rajoy tiene una alta expresividad facial, y no es así, su línea base en filtración emocional del rostro es prácticamente nula o muy escasa, cuestión que se confunde con los numerosos y constantes tics que encontramos en su cara, sobre todo cuando está en tensión, estos tics se incrementan cuantitativamente en temas que le incomodan y disminuyen cuando habla relajadamente. Este hecho hace especialmente confusa la tarea de identificar estados emocionales en él, por ejemplo, hay un tic repetido que pareciera tristeza, eleva la zona interna de las cejas de una forma muy fugaz, casi cada vez que termina de pronunciar una frase. En este sentido parece que esta tristeza se produce realmente cuando habla de corrupción, ya que la expresión es más prologada y la ejecuta mientras habla, este momento coincide con el análisis que hice hace unos meses en otra entrevista, en la que ocurría igual.

Se muestra impasible cuando Évole le muestra sus declaraciones positivas hacia políticos salpicados por casos de corrupción, Mariano Rajoy pone cara de póquer, no se inmuta y observa inexpresivo las imágenes. A continuación, y ya se hace extensivo a prácticamente toda su intervención, utiliza generalizadores y evasivas para responder a las preguntas sobre casos de corrupción (tema central de la conversación). Casi no pronuncia nombres propios, los sustituye, por “esas personas que usted me ha citado”, “esos otros”. También evita nombrar a la acción propiamente dicha y en su lugar dice “ese señor que hizo lo que todos sabemos…”. Y en general no cesa de citar expresiones imprecisas “algo”, “todos”, “nadie”, “esas cosas”, todo ello revela la falta de compromiso con lo que dice, inseguridad, y cómo no, un intento expreso para no dar titulares (el ‘truquillo’ de los políticos).

Cuando le preguntan por Esperanza Aguirre, concretamente sobre si pondría la mano en el fuego por ella, responde con duda, y aquí sí lo expresa con su cara, su gesto, su voz y su mensaje verbal, demostrando una total falta de convicción ante una pregunta tan sencilla o dicotómica como esa. En el caso de Bárcenas lo que se infiere es incomodidad y una sobrecarga cognitiva, su habla se ralentiza por un esfuerzo mayor en controlar cómo se va a pronunciar al respecto, incluso en este momento sí que podemos apreciar leves expresiones de asco que denotan el desagrado que le produce hablar de este tema.

Pero lo que sin lugar a duda Mariano Rajoy no puede nunca controlar, ni en esta ocasión ni en anteriores confrontaciones de similares características, es la parte inferior de su cuerpo, piernas y pies. Cada vez que el plano se abría y enfocaban su cuerpo al completo, podíamos observar como sus piernas botan literalmente bajo la mesa o se balancean sin parar. Es un gesto de nerviosismo y tensión incontrolables por su parte; mientras que en su cara, brazos y postura reinan la serenidad, la calma y la neutralidad, sus piernas son las responsables de descargar toda la tensión y el impacto emocional del momento. Bueno como él mismo dijo, casi al final de la entrevista, “todos somos seres humanos”…

 

 

15 comentarios

  1. Dice ser Gonzalo

    Una vez leí sobre el lenguaje corporal y comentaban lo que tu dices que es muu fácil contrlar el lenguaje corporal de las manos y la cara pero de la parte inferior del cuerpo no se puede controlar pq no está casi a la vista y “perdemos el control” sobre esa zona….

    04 Abril 2016 | 9:56 am

  2. Dice ser Hemos Visto

    Fue un programa soberanamente aburrido, lleno de tics y obviedades (como decir que los miles de afiliados legales no son noticia… ¡faltaría más!) por parte del presidente en funciones, y con una falta absoluta de ritmo. Me dio la sensación estar viendo una mala segunda parte de “Spanish Movie”

    http://hemosvisto.blogspot.com/2009/12/spanish-movie.html

    04 Abril 2016 | 11:33 am

  3. Dice ser fran

    malo, malísimo me pareció Évole, parecía Bertín sonsacándole solo lo mejor de sí mismo al super Mario
    ay que fracaso Jordi, quien te ha visto yquién te vé!
    imperdonable!

    04 Abril 2016 | 11:37 am

  4. Dice ser Fran

    Muy bien Jordi. Fuiste incisivo pero sin faltar al respeto de lo que representa el cargo. Simplemente perfecto.

    04 Abril 2016 | 12:34 pm

  5. Dice ser amigo de Phamton

    Excelente valoración de una sicóloga, vista con honradez y Honestidad.

    Alicia sigues estando preciosa.

    saludos

    04 Abril 2016 | 12:35 pm

  6. Dice ser El Andoba

    Estaba todo preparadisimo y Jordi Evole mas controlado que un petardo con mecha encendida
    En ningun momento puso en aprietos a Rajoy asi como tampoco preguntó nada que no estuviera ya en las medios de comunicacion, se limitó a sacarle trozos de periodico ya supoer estudiados por Rajoy
    Nada nuevo bajo el sol ..mentiras un monton

    04 Abril 2016 | 12:36 pm

  7. Dice ser soso como mariano

    Resumiendo y en dos palabras.
    HIPÓCRITA PROFESIONAL.
    El programa fue más soso que una mata de habas.

    04 Abril 2016 | 12:44 pm

  8. Dice ser Ana

    Hay un gallego en la luuuna, luuuna….tralarálara, lará…..

    04 Abril 2016 | 1:04 pm

  9. Dice ser Pedrito

    Lo mejor del programa el análisis de este artículo. Casi mejor esperarse al día siguiente para que este blog nos diga lo que pasó, así por lo menos no se pierde el tiempo viendo el la tele la entrevista

    04 Abril 2016 | 1:14 pm

  10. Dice ser Casandra

    Mariano es mas falso ( vale reirse ) que un euro de plástico

    04 Abril 2016 | 2:30 pm

  11. Dice ser Casandra

    HUMOR NEGRO

    Que les parece una viñeta donde se vea Jordi Évole preguntando a Rajoy

    -¿ Es corrupción sistémica ?

    Y responde Rajoy bajando los ojos y mirando al suelo

    -No son casos aislados

    04 Abril 2016 | 2:38 pm

  12. Dice ser Casandra

    A Rajoy le delato su lenguaje no verbal y es que decia una cosa pero su lenguaje corporal otra es decir que mentia

    04 Abril 2016 | 2:57 pm

  13. Dice ser pepe

    Para entrevistar a un gallego y poder ponerlo en ¨aprietos ¨, hace falta otro gallego

    04 Abril 2016 | 3:55 pm

  14. Dice ser Alberto

    Pero aún así la gente le vota. ¿De quién es el problema entonces?

    04 Abril 2016 | 5:29 pm

  15. Dice ser joseluis123123

    la sexta es una cadena de manipuladores y mentirosos al servicio de la izquierdona, no entiendo como el Jordi evole o la ana pastor no les da vergüenza ser unos lameculos de podemos, no obstante Rajoy le dio para el pelo a Jordi evole osea que si lo planteo para hacerle un favor a sus amiguetes de podemos y del psoe la jugada les salio mal y eso que llevaban 4 años intentando que Rajoy fuera al programa y tenían preparadas toda la artillería , pero Rajoy se supo defender bien.

    04 Abril 2016 | 9:04 pm

Los comentarios están cerrados.