De la nueva sociedad 3.0 organizada horizontalmente en red que ha enterrado la edad contemporánea. ¡Bienvenidos a la edad digital!

Entradas etiquetadas como ‘violencia policial’

La España en red protege a sus inmigrantes

Población autóctona protegiendo a los inmigrantes frente a las redadas de la policía. Personas apoyando a inmigrantes frente a los desahucios, luchando contra los abusos de los bancos. Ciudadanos intentando que el Gobierno cierre los Centros de Internación de Inmigrantes (CIE). Médicos que se declaran objetores de conciencia y van a desobedecer la ley para, atendiendo a inmigrantes sin papeles. No son hipótesis. Está pasando. En la España de la crisis. Y casi nadie, ni medios locales ni internacional, lo está contando. Mientras en Grecia la crisis catapulta la ideología neonazi y la persecución irracional de inmigrantes, en España brota la solidaridad con el prójimo. La Europa del capital, la que blindó sus fronteras con el tratado de Schengen, intenta cerrarse todavía más. La España en red, sus ciudadanos, van en la dirección opuesta. El divorcio entre instituciones y sociedad sigue creciendo.

Mira con calma el vídeo que abre esta entrada. Ocurrió el día  5 de julio de 2011, en el madrileño de Lavapiés. Alguien denunció en Twitter una redada policial contra inmigrantes en el hashgtag #Stopredadas. Y una multitud acudió a proteger a los inmigrantes. Tras la presión, la policía tuvo que salir del barrio. No fue la única vez. De hecho, el hashtag de Twitter se popularizó. Es muy habitual para denunciar redadas policiales y proteger a los inmigrantes.

 

 

Por otro lado, en Madrid existen las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos. Centrado en la lucha contra las ‘redadas racistas’, este colectivo actúa en toda la ciudad. Redactan informes, actúan sobre el terreno, denuncia hechos. Por si fuera poco, 148 organizaciones se han unido para forzar el cierre de los Centros de Internación de Extranjeros (CIE). Denuncian sus condiciones y sus presuntas violaciones de los derechos humanos. Han llegado a realizar manifestaciones simultáneas en varias ciudades de España. Por su parte, el movimiento 15M trata a los inmigrantes como uno más. Y cuando hay que protegerles contra un deshaucio, lo hacen. Una buena parte de los desahucios parados por el movimiento #StopDeshaucios benefician a familias inmigrantes. Especialmente emotivo fue el caso de los bangladesíes Shibu, Siza, Akter Hossain, Abdul Ali, que consiguieron un alquiler social gracias al apoyo popular. Los ‘indignados’ también pararon la deportación del argelino Sid Hamed Bouziane. La campaña Derecho a curar de apoyo a los inmigrantes ilegales, a la que se unieron miles de médicos, es otro bello caso de solidaridad. La República del 99% se muevo. Acoge a todos por igual.

¿Por qué los medios no publican casi nada en profundidad sobre esta realidad? ¿Por qué los corresponsales no reflejan estos hechos? ¿Dónde está The New York Times, que retrata las consecuencias de la crisis en España? ¿No es esta oleada de apoyo una de sus consecuencias? Bastaría conseguir algunos datos, encuestas, para darle cuerpo. Un estudio de la fundación Bertelsman de 2010 reveló que un 89% de los españoles “se muestra a favor de la inmigración”. Otro estudio de la Fundación Rey Balduino y el Migration Policy Group destacaba que los inmigrantes se sentían mejor acogidos que en ningún país de Europa (15 incluídos en el estudio). Seguro que hay otros estudios que sacan a relucir algún dato menos positivo. El nacimiento del partido Plataforma per Catalunya, claramente xenófobo, no es una buena noticia. Pero la simple comparación con Francia, para no ir muy lejos, donde la xenofobia es una moneda de cambio, revela lo especial de la situación en España

Sin embargo, el Gobierno español ha adoptado una política migratoria muy dura en los últimos años, aferrándose al Tratado de Schengen de Europa. Ha deportado o prohibido entrar en España a personas que tenían toda la documentación para hacerlo. Las escenas en el aeropuerto de Barajas dieron la vuelta al mundo. Acuñando una falsa imagen de la realidad, por cierto. Ahora que hemos visto que el Estado español maltrata, tortura y veja también a los ciudadanos españoles que protestan pacificamente en las calles, la conclusión está clara: el Gobierno de España no representa a sus ciudadanos. Apenas a las élites, al capital financiero. Y el divorcio crece. La República del 99% defiende a sus inmigrantes, los protege. Mientras, el Estado Nación anacrónico intenta cerrar más todavía la puerta.

Tuits clave para entender el #25S

“Este paternalista y anticuado intento de modelar la opinión pública frente a la realidad parece indicar que, como muchos comentaristas locales han observado, la administración española está operando como si Internet no existiese”. Esta frase, incluida en un texto de The Guardian publicado ayer antes de que se rodease el congreso de España resume todo a la perfección. La ciudadanía consigue que #25S, #RodeaElCongreso y el nuevo proceso constituyente sean tendencia en todo el mundo y el Gobierno de Mariano Rajoy niega la realidad. Esta entrada podría ser infinita.Voy a destacar algunos tuits de la jornada para que queden en forma de memoria-flujo. El orden cronológico, como suele suceder en Twitter, no es estrictamente cronológico. Es muy posible que mañana actualice la entrada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

#Peoplewitness, el gran hermano de la ciudadanía

 

Imagen obtenida en Voces con Futura, licencia Creative Commons. 

Somos más. We are more. Y te estamos vigilando. Hace poco mas de un publiqué una entrada titulada Por un gran hermano ciudadano contra el poder. Mencionaba, entre otras cosas, la iniciativa española #PeopleWitness, un contrapoder ciudadano que documenta la violencia policial y los abusos del poder basándose en un hashgtag de Twitter y en una web. El pueblo distribuido, haciendo streaming desde sus teléfonos móviles, documentando la creciente y preocupante violencia policial. Pero la última vuelta de tuerca del proyecto se merece una atención especial.

La novedad se llama @pplwitnessbot. Y es un bot, diminutivo de robot, de Twitter que envía notificaciones sobre los streamers #peoplewitness emiten en vivo. Cualquier persona puede estar totalmente actualizada y saber qué streaming ciudadano está teniendo lugar. Una arma poderosísima, sin duda, para la sociedad en red. Y otra prueba más de que aquello de la inteligencia colectiva no es una lejana teoría ciberespacial: se ha hecho carne. Inserto algunos tweets correspondientes a ayer, a modo de ejemplo.

 

 

Conclusión-de-cajón: el poder tendrá cada vez menos capacidad para ocultar la violencia policial y para controlar la información. Todo gracias a “esos molestos teléfonos“, como bien dice Stéphane Grueso, y a las redes. #PeopleWitness, sin duda, puede cumplir una función importante en el ya cercano #25S que el Gobierno español está intentando criminalizar a cualquier precio.