De la nueva sociedad 3.0 organizada horizontalmente en red que ha enterrado la edad contemporánea. ¡Bienvenidos a la edad digital!

Entradas etiquetadas como ‘fábricas’

La revolución se llama fab lab

Imagina un mundo donde las fábricas desaparecen. Imagina que cada barrio, cada edificio o incluso cada casa tienen una minifábrica que construye los objetos necesarios para vivir. Imagina que estas fábricas low cost apenas construyen los objetos que necesitan los vecinos. Y que es la misma máquina – una impresa sólida en 3D – la que construye los objetos. Por si fuera poco, esta red de impresoras en 3D utiliza software libre y sus usuarios mejoran su funcionamiento colectivamente con mecanismo transparentes. El planeta de las minifábricas, basado en la demanda real y no en la oferta artificial, funciona a la perfección. Hay menos contaminación, menos atascos, menos transportistas de cosas. La obsolencia programada – estrategia de las marcas para que los productos se estropeen – es un mal sueño del pasado.

La revolución del planeta de las minifábricas sostenibles no es un sueño lejano. Es una realidad. La minifábrica se llama Fab Lab (fabrication laboratory). El primer prototipo nació en el Center fot bits and Atoms (CBA) del Massachussets Institute of Technology (MIT), en el año 2001. Y ya hay un centenar (entre oficiales y no oficiales) en todo el mundo. En España, hay fab labs en Barcelona (vídeo que abre el post), Valladaura, Madrid, BermeoLeón y Sevilla. En América Latina, hay fab labs en  Lima (Perú), Medellín (Colombia) y Costa Rica. Países como Namibia, India, África del Sur, Ghana o Afganistán cuentan con fab labs.

De momento, la tecnología de los fab labs no es barata: se necesitan unos 50.000 euros iniciales de inversión. Además, necesita espacio. Pero Neil Gershenfeld, cabeza del Centro de Bits y Átomos, pronostica una verdadera revolución: “Internet necesitó una habitación llena de ordenadores para funcionar, hoy lo hace en el móvil”. Neil intuye una sociedad diferente. Una plataforma “comercial y mundial que convierta los fab labs en autónomos”. Los fab labs, sueña Neil, mostrarán la salida de la crisis: “La mayoría de los grandes negocios surgieron en épocas de recesión. El mercado actual se basa en inventar un producto y en producirlo en una fábrica. Nuestra filosofía es otra. Se trata de producir bajo demanda en laboratorios locales, independientemente de dónde se haya diseñado el producto“.  Pero la mayor revolución reside en otro pequeño detalle (otra interesante entrevista a Neil):  “el poder de la red de fab lab es que no existe nadie al mando”.

 

Mi web: bernardogutierrez.es Dirijo la consultora futuramedia.net. En Twitter soy @bernardosampa