De la nueva sociedad 3.0 organizada horizontalmente en red que ha enterrado la edad contemporánea. ¡Bienvenidos a la edad digital!

Entradas etiquetadas como ‘cloud computing’

Bibliotecas en la nube

¿Cuál será el futuro de la industria editorial? La pregunta me la hacía ayer mi amiga periodista Elisabeth G. Iborra, para un reportaje que está elaborando. Ella me insinuaba que la famosa computación en la nube podría ser una solución. La verdad es que le envié un mail medio incendiario arremetiendo contra el intermediario-que-sobra, los talibanes del copy right, la literatura de canapé, los libros pelotazos impuestos desde arriba. Después, meditando un poco, recordé bellos ejemplos de literatura 2.0, de caminos a seguir. Me vino a la mente la editorial Bubok (autoedición), Dpr-Barcelona (combina papel y digital), Libro de notas (¡inician camino editorial!) o el maravilloso Orsai del ´comandante Casciari’, la editorial donde los lectores son editores. Elisabeth me presentó el proyecto Liibook (100% de remuneración para el autor, con licencias abiertas). ¿Y qué decir del visionario proyecto Traficantes de Sueños? ¿Y de la genial iniciativa #compartecultura del gran @kurioso?

Me centraré en la etérea nubecita, ese rincón virtual que hace que el intermediario sea tan útil como un florero en medio de la jungla. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que el pasado 1 de enero los herederos de James Joyce perdieron los derechos de copyright de sus obras (pasaron a dominio público, como tantos otros), me limito a recomendar algunas nubebibliotecas. La mayoría sin copyright.

Cultura en la nube. Espectacular proyecto de la Fundación Cultural Germán Sánchez Ruipérez y Conexiones Imrpobables. Desde Peñaranda de Bracamonte (Salamanca) dan lecciones a una industria anquilosada con un proyectón de cultura en streaming, de cultura en la nube, basado en licencias abiertas (copyleft / creative commons). El vídeo que abre este post es de la Fundación.

Bookcamping.cc. Confieso que esta biblioteca colaborativa (palabra que por algún misterio insondable no sale en el diccionario de la RAE) surgida a la “luz del 15M” es mi ojito derecho. Cualquier persona puede subir libros libres a la nube de esta biblioteca organizada en diferentes estanterías. Cuando tienen copyright se señala el link de dónde comprarlos. El aviso para navegantes (todos los que desde arriba no entendieron nada del 15M español) es genial: “Algunos libros para entender cómo hemos llegado hasta aquí (porque no hemos salido de la nada). Y tú, ¿qué libros te llevarías a tu plaza / acampada / bookcamping? .

Archive.org. De todo con licencia “dominio público”. Vídeos, libros, fotos, software…

Project Gutenberg. Más de  38 mil libros para Kindle, Android, iPad y iPhone.

Publicdomainworks.net. Todo o tipo de contenido (incluso artículos académicos).

Dominiopublico.gov.br. Sí el .gov no es un hackeo. El Gobierno de Brasil lanzó esta biblioteca digital realizada con software libre para encontrar obras en cualquier idioma con licencia dominio público. ¿José Ignacio Wert, ministro de pro, estás por ahí?

¿Se me olvida alguna? Seguro que muchas. Envía tus links al hashtag #bibliotecasenlanube de Twitter

 

Mi web: bernardogutierrez.es Dirijo la consultora futuramedia.net. En Twitter soy @bernardosampa

Trueque en la nube

Escanea con tu teléfono móvil un objeto que ya no te gusta o que no necesitas. Súbetelo a la nube. Colócalo en tu mercadillo virtual. Echa un vistazo a lo que tus vecinos tienen en oferta. Revende, recompra. O simplemente dale al cibertrueque.  Por si no has entendido nada, échale un ojo al vídeo de instrucciones de Stuff cloud, un proyecto del colectivo canadienses Arch (i) nteractive.

El stuff cloud – la nube de las cosas, más o menos –  es el corazón y columna vertebral de Waste2no un proyecto basado en tecnología RFID (identificación por radiofrecuencia) que facilita el escaneo de objetos y su traslado al mundo virtual. Lo más sexy del Waste2no es que su objetivo no es el mercado. No está al servicio de las marcas ni de centros comerciales. Stuff cloud incentiva las reventas. O directamente el trueque. Además, los objetos están geolocalizados, para facilitar la interacción humana de personas desconocidas.

El colectivo Arch (i) nteractive  está pensando mucho más que en una nubecita divertida. Está soñando con un espacio urbano como un lugar de interacción. Con una urbe moldeada por una madeja de identidades, de personas que construyen ciudad relacionándose al margen de marcas e instituciones. Y están poniendo todo el fuego de la nueva sociedad híbrida (internet+asfalto) en el asador. La sentient identity (personalidad digital) que preconiza el urbanistra Doménico di Siena  es mucho más que una personalidad virtual. Es un conjunto de valores que moldean nuestra privacidad, nuestros  patrones de interactividad, de intercambio,  la sociabilidad que estamos dispuestos a ejercer en el espacio público y/o privado. Esta sentient ID de tus colegas en la nube abre la puerta a otro tipo de consumo, de sostenibilidad, de sociedad. La sociedad P2P (peer-to-peer) – ese mundo horizontal, rizomático, wikimolón, sin intermediarios innecesarios-  puede empezar truequeando en la nube, por ejemplo, una corbata aburrida por un  cubata de párrafos de Wu Ming llamado Las historias como hachas de guerra.

He creado un hashtag para discutir alrededor del blog:  #códigoabiertoblog