Archivo de junio, 2015

Los coches eléctricos ya despuntan en las competiciones

Cada vez es más notoria la presencia de los coches eléctricos en las diferentes competiciones mundiales, en algunas de ellas demostrando que competir con esta tecnología no solo puede ser más ecológico y eficiente energéticamente, si no altamente competitivo, ofreciendo un buen espectáculo y emocionantes carreras a los espectadores.

Lotus Elise 100x100 eléctrico en el circuito ParcMotor. Agustín Payá

Lotus Elise 100×100 eléctrico en el circuito ParcMotor. Rafael Llandres

La final del campeonato de la Formula E ha sido una buena prueba de ello, pues en un circuito de altísimas dificultades técnicas como el de Londres, se disputaron dos “electrizantes” finales,  decidiéndose el campeonato en la última manga, entre tres candidatos con posibilidades matemáticas y por un solo punto de margen.

Formula E Winner

El ganador del campeonato Formula E 2015, Nelson Piquet en Londres. Zak Mauger (Formula E)

En la vertiginosa subida al Pikes Peak (USA) 2015  han participado dos súper-eléctricos pilotados por “Monster” Tajima y Rhys Millen, este último llegó a batir a todos los coches de combustión que participaban,  de cara a la próxima edición, su meta es superar el récord que en 2013 estableció Sébastien Loeb con un Peugeot 208.

El Dakar 2015, recibió por primera vez en sus 37 años de historia a un participante 100% eléctrico, el ACCIONA 100% ECOPowered. Un durísimo reto para cualquier coche y una aventura en mayúsculas para un coche eléctrico. No olvidemos que estamos ante la prueba más dura del mundo del motor y del Rally Raid.

Acciona Dakar en Argentina. Agustín Payá

El ACCIONA Dakar en el el parque de asistencia de Buenos Aires. Jesus Renedo

En nuestro pais, un coche 100×100 eléctrico, un Lotus Elise S1 preparado íntegramente por el equipo de ingenieros de Play And Drive, con sede en Huesca, participa en el Campeonato de España de Velocidad, compitiendo contra coches propulsados por combustibles fósiles. Algo digno de destacar, pues es el primer coche 100×100 eléctrico en disputar este campeonato en igualdad de condiciones ante sus rivales de gasolina.

Test Lotus eléctrico. Agustín Payá

Con Guillaume Meura, el piloto que disputa el nacional de velocidad con el Lotus Eléctrico. Rafael Llandres

El pasado fin de semana y en el circuito ParcMotor de Castellolí, tuve la ocasión de realizar un test con este coche eléctrico de competición, que me causó muy buena impresión y pude comprobar de primera mano su potencial.

Test Lotus Eléctrico ParcMotor Castellolí. Agustín Payá

Negociando una de las curvas del circuito con el Lotus 100% eléctrico. Rafael Llandres

Las características técnicas de este Lotus Elise eléctrico son: potencia máxima del motor eléctrico 180 Kw (244 CV) y 750 Nm de par motor a 6.300 rpm, alimentado por una batería de Ion-Polímero de 35,4 Kwh (un Formula E tiene 28 kwh). Consigue acelerar de 0 a 100 en 6,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 Km/h. El peso total del conjunto es de solo 890 Kg, muy ligero si tenemos en cuenta la cantidad de energía de sus baterías.

Veremos cual es el siguiente paso de los coches eléctricos en las competiciones nacionales e internacionales…

Aquí os dejo un primer video de la cámara onboard:

 

 

 

La “segunda vida” de las baterías de los coches eléctricos

Mucha personas se preguntan por el destino final de las baterías de los coches eléctricos y del impacto ambiental que supone la retirada y gestión de estos equipos y sus componentes. Estas tecnologías están experimentando un fuerte crecimiento con la llegada de nuevos modelos en el sector del automóvil, y la creciente flota de vehículos para el transporte colectivo y público (Bus, taxi, etc.) en las principales ciudades de Europa.

Coche eléctrico energia hogar

Esquema de la función del coche eléctrico y las baterías en la gestión energética del hogar. evwind

Para reducir el impacto de las baterías y prolongar su vida útil,  los principales fabricantes de automóviles (GM, Toyota, Nissan y  la revolucionaria Tesla), apuestan ya por dar a estas baterías, la denominada “segunda vida” o uso más allá del automóvil y el transporte. Esto se produce cuando una batería pierde su capacidad óptima (pérdida de autonomía, etc.) o bien proviene de unidades accidentadas, pero sigue conservando una elevada capacidad de acumulación.

Llegada a este punto es cuando la batería es susceptible de ser utilizada en otros sectores  como el industrial, donde puede convertirse en  medio de soporte y gestión energética ideal, pudiendo generar un ahorro importante en la factura eléctrica y en las emisiones de CO2, que no olvidemos, representan un coste directo sobre la producción de muchas industrias.

energy_buffer_unit_750_500_s

Sistema de baterías para el almacenamiento industrial de energía renovable (Germany). Pv-magazine

Otra aplicación sería  como soporte energético en el hogar, utilizando las baterías como acumulador de energía en la franja horaria de menor coste del Kwh, así como acumulando la energía renovable (eólica, fotovoltaica, etc..), para su posterior consumo en las horas en las que el precio de la energía es más elevado. Este sistema,  supondría una reducción de la factura energética doméstica y de las emisiones de CO2.

Estación de recarga rapida de Tesla (Supercharger) con sistema de generación fotovoltaica y acumulación. Pixshark

Estación de recarga rápida de Tesla (Supercharger) con sistema de generación fotovoltaica y acumulación. Pixshark

Las estaciones de recarga de vehículos eléctricos son otro posible campo de aplicación,  ya que las baterías podrían convertirse en acumuladores de energía renovable que podrían ser utilizadas en la recarga rápida de vehículos eléctricos en ruta (Tesla ya dispone de estaciones de este tipo). Esta estrategia permitiría potenciar la utilización de fuentes renovables y reducir así el coste de la potencia contratada y las emisiones globales de todo el sistema (energético y transporte).

BMW i8, una nueva especie: superdeportivo y Ecoeficiente

Esta semana he tenido la oportunidad de realizar un test con un BMW i8, un superdeportivo híbrido enchufable de altas prestaciones, que además también es súper en sus datos en cuanto a ecología, eficiencia y tecnología. Una tendencia que marcará el rumbo de la automoción en los próximos años.

Quisiera agradecer a todo el equipo de BMW Barcelona Premium, y en concreto a los responsables de la división BMW i, por todas las atenciones y facilidades ofrecidas para la realización de este test.

BMW i8 Agustín Payá

El BMW i8 a las puertas del parque de atracciones del Tibidabo (BCN), presagio de diversión. A.Payá

El BMW i8 es uno de esos coches nacido para cambiar el curso de las cosas, pues por lo general, conceptos tan innovadores como su diseño, propulsión, eficiencia, deportividad, aerodinámica (salida de un túnel del viento de la F1) y sobretodo su concepción estructural (chasis), construido con ligerísima y resistente fibra de carbono, hacen que modelos como este no pasen, en muchos casos, de ser un concept o de las mesas de diseño de los ingenieros. Pero en este caso, es una realidad a la que podrán acceder, aquellos que dispongan de un presupuesto de unos 135.000 euros.

BMW i8 Agustín Payá

Aerodinámica trasera muy trabajada del BMW i8. A.Payá

El BMW i8 equipa hasta tres motores, uno de combustión de 3 cilindros turbo de 1.5 l que rinde 211 CV/ 270 Nm, que actúa sobre el tren posterior, un segundo motor eléctrico de 131 CV/ 250 Nm, que actúa sobre el tren delantero y un tercer motor eléctrico de 20 CV/50 Nm que actúa de arranque, generador y booster. Esta configuración, permite al BMW i8 acreditar un consumo en ciclo europeo de solo 2,1 l/100 Km, unas emisiones de CO2 de solo 49 g/Km y superar los 600 Km de autonomía.

BMW i8 Agustín Payá

El BMW i8 ante la torre de telecomunicaciones de Collserola, otro símbolo de la evolución tecnológica. A.Payá

Las prestaciones son de vértigo, pues alcanza una velocidad punta de 250 Km/h (120 Km/h en modo eléctrico eDrive) y acelera de 0 a 100 km/h en solo 4.4 segundos o lo que es más sorprendente, pasa de 80 a 120 Km/h en 2.6 segundos. Está claro que el propulsor eléctrico tiene mucho que ver en estas cifras, ya que en modo 100×100 eléctrico, sus prestaciones siguen siendo dignas de un deportivo, acelerando de 0 a 60 km/h en 4.5 segundos.

En el modo 100×100 eléctrico (eDrive) la autonomía homologada es de 37 Km sin emitir ni un gramo de CO2, ideal para el acceso a ciudades o zonas restringidas por contaminación atmosférica. En el test, conseguí realizar el trayecto Barcelona-Sant Cugat del Vallés, por autopista a una velocidad media de 80-90 KM/h con un consumo de 20 Kwh/100 Km, lo que equivaldría a una autonomía real de 27 a 30 km, algo inferior al ciclo de homologación, pero correcta si tenemos en cuenta el tipo de vía, la velocidad y las condiciones.

BMW i8 Agustín Payá

El indicador de consumo indica 0,0 l/100 Km una ver recorridos 30 km en modo eléctrico. A.Payá

La energía que alimenta el propulsor eléctrico, proviene de una batería de Ion-Litio de 5,2 Kwh útiles (7,1 Kwh Brutos) de 98 kg de peso, que se ubica en la parte central-inferior del chasis, factor que contribuye a una mejora en el centro de gravedad y dinamismo del conjunto. La recarga se puede realizar en una toma eléctrica convencional domestica de 220 V a 16 A o mediante un wallbox específico, en menos de 2 h.

BMW i8 Test Agustín Payá

Aerodinámica silueta del BMW i8, al fondo el skyline de la ciudad de Barcelona. A.Payá

El BMW i8 dispone de 4 tipos de conducción configurables, Confort, ECO Pro, Sport y la eléctrica Max eDrive. En las dos primeras, “limita” la función Boost y en condiciones normales, el motor de combustión no actúa si no se superan los 75 Km/h, ya que el objetivo es la máxima eficiencia. En la Max eDrive (eléctrica), el motor de combustión permanece siempre apagado y la recuperación de energía hacia la batería,  será la máxima que permitan la deceleración y los descensos, en este caso el objetivo es conseguir  cero emisiones. En el modo Sport, las prestaciones son la prioridad y son de otro nivel, así como la deportividad, reacciones, sensaciones, que el rugir del refinado motor de 1.5 l turbo transmite. En cualquier modo, no deja a nadie indiferente.

 

 

 

 

Los superdeportivos con enchufe están de moda

A los consolidados modelos deportivos de altas prestaciones y 100×100 eléctricos de  marcas como la norteamericana Tesla Motors y la germana  BMW I, con el híbrido i8 a la cabeza, últimamente se les suman nuevas propuestas en este creciente segmento de los superdeportivos con muchos vatios bajo el capó.

PSC SP-200 Hybrid Plug-in

Apariencia del PSC SP-200 Hydrid Plug-in. Caranddriverthef1

La última propuesta nos llega desde Las Vegas (USA), donde la empresa PSC Motors nos presenta su nuevo prototipo de superdeportivo  bautizado como SP-200 Hybrid Plug-in, el cual desarrolla una potencia conjunta de 1.700 CV y un registro de aceleración de 0 a 100 Km/h en sólo 2,8 segundos. Toda esta “caballería” de combustión y eléctrica, se transmite mediante una caja de cambios automática de 8 velocidades, que permite a este modelo híbrido, alcanzar  una velocidad punta de 450 Km/h.

Kreisel-Electric-Panamera

Trasera del Porsche Panamera eléctrico by Kreisel. Elektroautor

Otra propuesta germana, llega de la mano de Porsche y su preparador eléctrico Kreisel, que trabaja en un modelo 100×100 eléctrico, sobre la base del Panamera 4S. Este modelo ofrecerá nada menos que 490 CV y un impresionante par motor de 770 NM, al cual  se le ensambla una caja de cambios de 7 velocidades, con el objetivo de incrementar la eficiencia y mejorar las prestaciones en velocidad punta, alcanzando los  300 km/h. La batería de este “Panamera eléctrico” es de ingeniería similar a las utilizadas por Tesla, ya que consigue almacenar 85 Kwh con una densidad de 384W/L y acreditar autonomías de hasta 450 km con una sola carga.

Aton Martin dbx concept

Aston Martin DBX Concept. Businessinsider

Incluso Aston Martin se suma a “la fiesta” con el desarrollo de un SUV de tracción total y propulsión 100×100 eléctrica bajo las siglas DBX, que podría ver la luz en el año 2019.