Entradas etiquetadas como ‘Megan Fox’

Famosos actores que han odiado a sus personajes o películas

Listas de cine

Una apuesta arriesgada, un giro radical en su carrera o la película que les puede lanzar a la fama y gloria internacional. Trabajar junto a otros reconocidos colegas o nuevos talentos. Sea por claras razones económicas o artísticas, y con la mayor de las ilusiones o… apatías, lo cierto es que más de un intérprete ha despotricado luego de películas en las que habían participado o de sus interpretaciones y personajes, algunos de los cuales incluso se han convertido en auténticos iconos.

En la página Craked.com nos topamos con una recopilación de dardos envenenados, en forma de declaraciones, que realizaron actores y actrices sin piedad alguna hacia sus obras, directores o interpretaciones. Esta es a su vez una selección de algunas de ellas más otras añadidas.

 

Ben Affleck en ‘Daredevil’ (2003)

Ben Affleck - Daredevil

( ©Fox )

En una reciente entrevista en The New York Times para promocionar Batman v Superman: El amanecer de la justicia lanzó la confesión que nos interesa: “Esta es la película que deseo hacer (Batman v Superman). Quiero formar parte de esto. Al menos por una vez hacer un personaje de superhéroe bien. Y es que odio muchísimo Daredevil“. Su director, Mark Steven Johnson, nos regaló en 2007 otro filme de superhéroes, Ghost Rider. El motorista fantasma, con Nicolas Cage. Y a la compañera de reparto de Ben en Daredevil, Jennifer Garner, tampoco le fue demasiado bien con el spin-off, el largometraje en solitario de Elektra (2005).

Lee el resto de la entrada »

Megan Fox: de sex symbol ‘Transformers’ a chica ‘Tortugas Ninja’

Megan Fox

Hubo un tiempo, no hace tantos años, sólo 7, que la actriz Megan Fox era la más deseada en la gran pantalla y en las búsquedas de Google, también incendiaba las redes sociales convirtiéndose en trending topic. Una película, y prácticamente una sola escena, le bastó para ello, unido claro a su belleza: Transformers de Michael Bay. Su personaje de Mikaela Banes levantando el capó de un coche caldeó todo tipo de fantasías e instintos básicos.

Scarlett Johansson o Angelina Jolie quedaron, temporalmente, relegadas a un segundo lugar. Pero, ¡ay!, su fama fue efímera. Lo que prometía ser una de las stars más imponentes y exitosas en los próximos años se quedó en eso, en promesa.

Sus siguientes largometrajes como protagonista o como secundaria de lujo pincharon estrepitosamente en taquilla. Nueva York para principiantes, el western sobrenatural Jonah Hex o el terror de Jennifer’s Body (con guión de una autora de moda entonces, Diablo Cody, oscarizada por Juno después de una etapa como stripper y bloguera de enorme éxito). No sólo no encontraron a su público sino que la crítica las despachó con frases lapidarias del tipo “los intérpretes también están fatal”.

Megan Fox saga Transformers

Entre medio, de vuelta a la cima gracias a la segunda de Transformers, La venganza de los caídos, para la que Michael Bay diseñó otros momentos de alto voltaje para Megan, especialmente con ella montada en una moto en vaqueros shorts.

Después llegaría el divorcio, cinematográfico, entre Megan y Michael Bay. Los métodos al parecer demasiado bruscos y con pocas sutilezas del director, y pensando sólo en como explotar el potencial sexual de la actriz, provocaron que decidiera abandonar el rodaje de la tercera parte, El lado oscuro de la Luna, comparando además al director con “Hitler”. Ningún problema, Bay encontró pronto sustituta en Rosie Huntington-Whiteley de pelo rubio oscuro, una modelo de Victoria’s Secret (y pareja sentimental del actor Jason Statham).

Desde entonces no es que le haya faltado el trabajo; pero actualmente la actriz de 28 años, y con 2 hijos, ha vuelto a la gran pantalla con sus 15 minutos de fama renovados gracias a la repercusión en taquilla de la nueva adaptación de las Tortugas Ninja (Nija Turtles).

Tras las cámaras Jonathan Liebesman, un director acostumbrado a lidiar no tanto con intérpretes de carne y hueso sino con tropecientos mil efectos visuales. La ciencia-ficción en plan videojuego de Invasión a la Tierra o la aparatosa Ira de titanes dan fe de ello. Liebesman tampoco es demasiado sutil, al menos en lo referente a sus maneras cinematográficas en pos del espectáculo, pero Megan fue tratada como una dama sin perder un ápice de su sensualidad (aunque Michael Bay estuviera a la sombra, participando como productor).

Sus enormes ojos y labios carnosos para encarnar a la reportera April O’Neil, con su característica chaqueta amarilla, como principales armas de mujer. Por lo demás, bastante tapada. Lo más erótico que Liebesman muestra de ella es en un segundo su trasero (no al desnudo, malpensados) desde el interior de una furgoneta, mientras intenta tomar fotos de una espectacular persecución entre la nieve.

Ninja Turtles 2014En cuanto a la película, se dirige principalmente a un público infantil y adolescente y lo mejor que se puede decir es que trata de mantener un ritmo trepidante a lo largo de sus 90 minutos; que es medianamente entretenida para los fans de las Tortugas Ninja Mutantes Adolescentes, forjadas en los comics, en la serie televisiva animada la serie original o en las películas de los años 90; que resulta interesante para comprobar cómo siguen avanzando los efectos visuales generados a partir de la técnica de captura de movimientos con los actores; o que destaca el momento beatboxing, con las tortugas ninja cantando y haciendo percusión vocal dentro de un ascensor para aliviar la ansiedad ante el gran duelo final que se les avecina.

Por su parte, pues eso, Megan Fox ha vuelto y esta vez para quedarse, al menos en las futuras secuelas de las Tortugas Ninja que nos llegarán. ¡Cowabunga!, mientras sigue esperando que lleguen mejores oportunidades para certificar sus dotes como actriz dramática, o algo así.