Entradas etiquetadas como ‘Damien Chazelle’

Vitaminas en forma de musical (‘La La Land’, 2016)

Propuestas de cine

La La Land 2016

( ©Universal )

Porque queremos entrar dentro de la pantalla y meternos en la piel de esos personajes, vivir sus historias sean de cine o nuestras series preferidas, esperando que por muchas desgracias o tragedias el final sea feliz, y si no lo es que al menos sirva para enmendar errores o de espejo para otros de lo que somos. Porque Woody Allen rompió esa “cuarta pared”  mezclando las estrellas inalcanzables de la gran pantalla con el espectador llano sentado en su butaca en La rosa púrpura de El Cairo (1985), y varias décadas atrás Buster Keaton ya lo había hecho con El moderno Sherlock Holmes (1924). Y porque desde ese crucial instante en qué se oyó la voz de Al Jolson en El cantor de jazz (1927), el público debió sentir por primera vez que la relación de cercanía con esos personajes de la pantalla era mayor, había imagen y ahora también sonido, palabras y música a su alrededor.

Y porque había nacido el musical, el género más genuinamente cinematográfico, el que durante varios años desde la aparición del sonoro el público identificó con películas. Y por duras que fueran las cosas en ese cine de a finales de los 20, o de la década de los 30, 40 o 50 no había nada que una canción (buena o mala) o número musical no pudiera arreglar.

Lee el resto de la entrada »

Avance: Enamorarse del cine al ritmo de la música, ‘La La Land’

La La Land

( ©Summit Entertainment )

Captar la esencia de los sueños, de los deseos y frustraciones, a través del musical. Hubo un tiempo en que el musical era uno de los géneros predilectos de Hollywood (y junto al western, el género más genuinamente norteamericano), en los años 30, 40, 50 o 60. Hoy en día solo atraerían a un reducido grupo de cinéfilos a la gran pantalla. El musical no vende. Sin embargo, La La Land (y que no tiene nada que ver con la canción de mismo título interpretada por Demi Lovato), venda o no venda, atraiga espectadores o no a su causa, se posiciona como una de las películas más esperadas del año.

Su pareja protagonista, efectivamente, ya es para enamorar, Emma Stone y Ryan Gosling; una actriz igual de estimulante sea de pelirroja, rubia o morena que cantando y bailando (en este enlace, protagonizando el maravilloso vídeo Anna de Will Butler); y el chico más cool, por algo Drive es objeto de culto entre muchos de nosotros. Pero, lo mejor, es que tras las cámaras y firmando el guión, así que, cine de autor también en estado puro, está Damien Chazelle, un apasionado, ¡cómo no!, del cine y la música cuyo segundo largometraje, prácticamente su debut, fue una de las mejores películas, y de largo, de 2014: Whiplash.

Sea Un americano en París, los viejunos musicales en blanco y negro de los años 30 protagonizados por Ginger Rogers o Fred Astaire, o la francesa Los paraguas de Cherburgo, La La Land es un homenaje a todo ese gran cine a través de la historia de amor entre un pianista de jazz y una aspirante a actriz en la ciudad de Los Angeles. Y por algo también los responsables del Festival de Cine de Venecia le han otorgado el honor de inaugurar el certamen, el día 31 de agosto.

La fecha de estreno prevista en Estados Unidos es para el 16 de diciembre; pero antes, el póster y el tráiler.Cantando y silbando, Ryan Gosling. A mí ya me tiene ganado.

 

La La Land poster

 

Una sesión de cine intenso y adrenalítico (‘Whiplash’)

Contaba François Truffaut, a propósito de La ventana indiscreta (Rear Window, 1954) de Hitchcock, una anécdota con un crítico norteamericano. En 1962 el director francés estaba en Estados Unidos promocionando Jules et Jim, y muchos periodistas le acostumbraban a preguntar, extrañados, ¿por qué los críticos de Cahiers du Cinéma toman en serio a Hitchcock? Es rico, tiene éxito, pero sus películas carecen de sustancia. Con uno de ellos se había pasado una hora alabando las virtudes de la película, aún así el periodista le soltó un “A usted le gusta La ventana indiscreta porque, no siendo habitual de Nueva York, no conoce bien Greenwich Village”. A lo que Truffaut replicó: “No es una película sobre Greenwich Village, es una película sobre el cine, y yo conozco el cine”.

Con Whiplash, en otro sentido, ocurre algo parecido. Damien Chazelle, con 30 años recién cumplidos, y con experiencia sobre todo como guionista, ha alargado su propio cortometraje y ha mantenido al mismo tirano profesor, y actor, de aquel trabajo. Como fuente de inspiración también dice haberse basado en sus propias experiencias personales de cuando era estudiante de música. En Whiplash, rodada en 19 días y presupuesto muy limitado, plantea un singular enfrentamiento entre alumno y profesor en un prestigioso conservatorio de música y logra momentos de cine adrenalítico y adictivo hecho a base de un montaje irresistible, enfático, en sus escenas más efectivas. Primeros planos de los personajes cansados, atemorizados, planos detalle de platillos empapados en sudor, tambores manchados de sangre, baquetas retocando una y otra vez, y también planos de él… el temible profesor Fletcher.

Lee el resto de la entrada »

‘Whiplash’, una de las películas más aclamadas del año en EE.UU.

Whiplash 2014

Por aquí me gusta traerles de vez en cuando avances de películas que, a corto, medio o largo plazo pueden dar de qué hablar. Y Whiplash no sólo es el largometraje que triunfó de manera rotunda en el pasado Festival de Sundance, donde se hizo con el Premio del Público y también el Gran Premio del Jurado, también es uno de los títulos que mejor les está cayendo a la crítica norteamericana.

En Metacritic su valoración media ronda los 87 sobre 100 puntos, y en Rotten Tomatoes nada menos que los 96. Todo apunta a una de las grandes películas de la temporada y una apuesta segura para los Oscar. Una de esas historias de superación e interés humano que tanto molan por allí. Y es que la cosa va de un joven estudiante de batería de jazz en un prestigioso conservatorio donde el profe es tan duro como el sargento instructor de La chaqueta metálica.

Habrá esfuerzo, sudor, lágrimas y quien sabe si sangre en ese camino para exprimir al máximo las habilidades y dones personales a la búsqueda de la perfección ab-so-lu-ta, el primer paso hacia la gloria.

Se dice que el duelo (interpretativo) de los dos protagonistas es impresionante. Por un lado el alumno, Andrew, encarnado por Miles Teller (visto en la nueva versión de Footloose o Divergente); y en el otro bando de la contienda el veterano Fletcher, o séase el actor J.K. Simmons (eterno secundario, por ejemplo fue J. Jonah Jameson en la trilogia Spider-Man, de Sam Raimi) en una versión muy sui generis de “la letra con sangre entra” (en este caso música, y mejor con dolor).

Aún más sorprendente es que se trate del segundo largometraje de Damien Chazelle, de 29 años; director y guionista adaptando su propio corto realizado el pasado año (y precisamente con J.K. Simmons, que vuelve a repetir su papel de profesor ultra exigente). De hecho podríamos hablar prácticamente de su debut con Whiplash porque su primera película, titulada Guy and Madeline on a Park Bench, también en clave musical, no la vio ni Dios.

Hasta ahora, Chazelle sólo había sobresalido algo, poquito, como guionista por ejemplo en Grand Piano o El último exorcismo 2. Así que el salto ha sido mayúsculo.

En los cines españoles su estreno está previsto para el 16 de enero de 2015. Mientras tanto, el tráiler en versión doblada y el de la versión original con subtítulos, para que puedan comparar como suenan las voces de unos y otros, dobladores y doblados, a continuación…