Archivo de diciembre, 2014

El mejor cine de autor, independiente o europeo de 2014

La selección es amplia porque la cosecha ha sido excelente. Propuestas de cineastas radicales, fieles a sí mismos, insobornables, autores consagrados otros irrumpiendo con fuerza. También un adiós (esperemos que no hasta siempre). He debido de descartar algunas, pero la lista ha quedado extensa, en 20.

El especial de resúmenes del año se completa con:

Las películas españolas que han dado la campanada en este 2014

El cine comercial norteamericano más memorable de 2014

Lo más destacado que ha dado el género fantástico en 2014

 

MIS PREFERIDAS (orden alfabético):

Boyhood de Richard Linklater

Boyhood

Filmar una película durante una docena de años  siguiendo el crecimiento real de un muchacho a partir de los 6 años. El experimento de Richard Linklater funcionó,  y a las mil maravillas. La favorita para muchos críticos de este 2014. A parte de su protagonista, Ellar Coltrane, el otro intérprete que se merece todos los elogios es Patricia Arquette encarnando a su madre. Un milagro de película.

Lee el resto de la entrada »

El cine norteamericano comercial más memorable de 2014

¿Qué nos ha deparado Hollywood, el de las grandes superproducciones, el que aspiraba a hacerse con un buen puñado de premios Oscar? Pues, bastantes pinchazos. Pero ahí queda alguna de muy buenas, otras notables y alguna más que aceptable. Aunque a destacar pocas, sólo 7 han pasado la criba (no figuran,  por ejemplo, Interstellar o Guardianes de la galaxia que formarían parte del especial dedicado al género fantástico). ¡Ups! La cosa está de capa caída. De paso incluyo también los largometrajes de animación (más propios del género fantástico, pero es que ese apartado estará muy lleno).

El resumen de cine de 2014 está formado por:

Las películas españolas que han dado la campanada en este 2014

Lo mejor del cine de autor, independiente o europeo

Lo más destacado del género fantástico en 2014

 

MI PREFERIDA:

El lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street) de Martin Scorsese

El lobo de Wall Street

¿Qué se toma Martin Scorsese? A sus 72 años se ha permitido realizar una de las películas más trepidantes, plagada de erotismo (por el sexo y hacia el dinero), divertidas y serias al misma tiempo del cine reciente. Leonardo DiCaprio ha sido un inmejorable Jordan Belfort (el “lobo” corredor de bolsa en el que se inspira la película), y la rubia Margot Robbie todo un descubrimiento y bomba sexual.

Lee el resto de la entrada »

Las películas españolas que han dado la campanada en este 2014

Las que más me han gustado, las que más debate y controversia han generado, las que más han logrado mover al público para acudir a los cines durante este 2014. En este resumen, de un especial compuesto por 4, inauguro con las producciones españolas. Un total de 11 han sido las elegidas.

El resto de resúmenes se completará con:

El cine norteamericano comercial más memorable de 2014

El mejor cine de autor, independiente o europeo

Lo más destacado que ha dado el género fantástico en 2014

 

MIS PREFERIDAS:

Relatos salvajes de Damián Szifron

Relatos salvajes 2014

Representando a Argentina y preseleccionada a los Oscar para la categoría de mejor producción de habla no inglesa (y con coproducción española de los hermanos Almodóvar), la visceral y catártica comedia estructurada en diversos episodios y dirigida, escrita y montada por Damián Szifron es mi película preferida del año.

Lee el resto de la entrada »

Crítica: ‘Musarañas’, amores que matan y una gran Macarena Gómez

El cine español, nuestro cine siempre tan criticado. Personalmente le pido que al año haya unas 3 o 4 películas que valgan la pena. En éste ha habido además el taquillazo sin precedentes de Ocho apellidos vascos; pero es que también ha sido una buena cosecha. Por lo menos hay más de media docena entre notables y excelentes. Están La isla mínima, 10.000 kilómetros, Magical Girl, Loreak (Flores), Carmina y Amén, Relatos salvajes (coproducción con Argentina, y por la que siento una especial predilección) y la perfección técnica de El niño. A ellas le sumo estas Musarañas con el deseo (navideño o no) de que no pase desapercibida en nuestra cartelera.

No les diré que sea una película perfecta, ni mucho menos. Pero no contiene imperfecciones que empañen su buena factura. Sus elementos escenográficos son mínimos. La acción apenas sale del interior de un piso de Madrid en la España de los años 50, un marco histórico que permite reflexionar sobre la prepotencia de la figura masculina (padre o necesidad de marido) en la vida de las mujeres de la época; y se basa prácticamente en tan sólo 3 personajes protagonistas (bueno, uno de ellos lo es mucho), más algún secundario que se deja caer por ahí.

Lee el resto de la entrada »

¡Felices fiestas cinéfilas desde Tatooine!

Star Wars Navidad

Incluso el oscuro Sith que aparecerá en Star Wars: El despertar de la fuerza ha transmutado su sable láser con cuernos para la ocasión. Estos son días para llenar al prójimo de buenos deseos y felicitaciones sin distinciones de sexo, raza o religión, sean adoradores de Interstellar, orcos y también fans educados (que los hay) de El Hobbit, aquellos que se rieron con Ocho apellidos vascos, frikis, gafapastas, hipsters, nostálgicos del cine de antaño, adictos al cine de superhéroes, inconformistas que nunca les gusta ninguna película (y menos si es española) o pelmazos fans de Star Wars (¡ey! ¡cómo yo!, je). ¡Feliz Navidad a todos!, y un poco menos a los académicos que no votaron para que Leonardo DiCaprio se llevara el Oscar por El lobo de Wall Street.

También me avanzo a fin de año (y así aprovecho para finiquitar felicitaciones en un sólo post) haciendo un esbozo de lo que nos deparará 2015, conocido aquí, en El cielo sobre Tatooine, como El Año Oficial de Star Wars, el regreso.

Birdman 2014

Birdman

Enero acaparará la atención mediática y de muchos aficionados al cine con las nominaciones a los Oscar que se anunciarán el jueves día 15. Entre las favoritas a obtener un buen puñado de candidaturas, y estatuillas, están Boyhood (estrenada en septiembre pasado) y Birdman, de Alejandro González-Iñárritu (con estreno previsto aquí el 9 de enero). Así que Birdman será la novedad destacada del mes. Desde que inauguró el pasado Festival de Venecia se dice que es un peliculón. Esperemos.

Febrero será el mes de entrega de premios, estarán los Goya (el 7 de febrero) y los Oscar (la madrugada del domingo 22 al lunes 23). Y entremedio, Grey y sus sombras que asaltarán los cines a partir del viernes día 13, es decir, estrategicamente en el fin de semana de San Valentín. 50 sombras de Grey tendrá su primicia mundial en el marco de la Berlinale (del 5 al 15).

En marzo llega la resaca y el bajón. A falta de confirmarse que estrenos potentes pueda haber, tengo algo de confianza en lo nuevo de Neill Blomkamp, el señor que hizo District 9, y que con Chappie nos presentará un robot que promete ser de lo más entrañable (excepto para los que odien este adjetivo). Estreno previsto el 13 de marzo.

Abril llegará pisando fuerte con Fast & Furious ¡nada menos que séptima entrega! (día 3), para terminar aún más adrenalítico con Los vengadores: La era de Ultrón (día 30).

Mayo será el momento para saber que nos ofrecerá el  mejor cine de autor de la temporada con la 68ª edición del Festival de Cannes, del 13 al 24, y no me extrañaría que, en el terreno del blockbuster, en el certamen se aprovechara para presentar mundialmente la nueva de Mad Max (estreno previsto en cines, el día 15).

Inside Out

Inside Out

En junio volverán los dinosaurios con Jurassic World (día 12) y tendremos oportunidad de comprobar si la isla Nublar sigue dando cancha o cómo sientan esos velociraptores amaestrados que aparecerán por allí.

Julio acogerá otro retorno, el del bueno de Schwarzenegger dispuesto a dar el relevo generacional en Terminator Genysis (día 10). Si la cosa funciona (que diría Woody Allen) habrá trilogía.

La nueva y esperada obra maestra (esperemos) de Disney y Pixar está prevista que llegue a nuestros cines el 14 de agosto. Se titula Inside Out y nos meterá literalmente en el interior de nuestras emociones.

Septiembre acogerá, a partir de la segunda quincena, la nueva edición del Festival de San Sebastián (del 19 al 27). Apenas una semana antes habrá terminado la Mostra de Venecia, que se celebrará del 2 al 12 del mismo mes.

En octubre estaré en el Festival de Cine Fantástico de Sitges, aún sin fecha confirmada, pero muy probablemente tendrá lugar entre el 9 y el 18. En lo referente a estrenos en nuestras salas, todavía falta confirmar que nos llegará, pero acostumbra a ser un mes con películas significativas.

Noviembre será escenario también para reencuentros, algunos para poner punto y final. Ahí estará la nueva aventura de Bond, Spectra (día 6), y la conclusión de la saga Los juegos del hambre con Sinsajo – parte 2 (día 20).

Y en diciembre… Navidades plenas. Llenas de alegría y jolgorio para los fans de Star Wars. Será el 18. Fecha marcada a fuego en mi calendario.

Groucho MarxRespecto a novedades en este blog, empezaré la sección “Cineclub” dedicada a películas actuales y antiguas poco conocidas, bastante o muy minoritarias. Y además, presencia más regular de clásicos. He contactado con ellos (no les diré cómo): Cary Grant, Groucho Marx, James Stewart, Katharine Hepburn, Bette Davis o Greta Garbo, entre muchas otras estrellas. Y todas me han dicho que sí, que en el cielo se está muy bien, pero que también se dejarán ver por el de aquí, en Tatooine.

Mientras, no descuiden entre tanta comilona, sesiones de compras de regalos y cotillones darle un vistazo a la cartelera navideña y pásense por algún cine, que este año ha sido muy pobre en cuanto a asistencia de público. Nos los van a cerrar y en sus edificios (donde antes se hacían parkings y centros comerciales) va a quedar un vacío que nada va a llenar. ¡Muy Felices Fiestas a tod@s!

 

( Imagen cabecera: Vía The Escapist )

 

Joe Cocker: Oficial, caballero y seductor

Joe Cocker

Hay voces que son inimitables. A pesar que muchos se empeñen en emularla, ni a la suela de los zapatos. Joe Cocker era Joe Cocker, una voz también íntimamente ligada a la historia del cine.

Rock, blues, soul. Su voz grave, profunda y rasgada era buena, muy buena, irresistible en las distancias cortas. ¿Acaso el striptease que se marcó Kim Basinger en 9 semanas y media ante un expectante Mickey Rourke habría sido lo mismo sin su You Can Leave Your Hat On? “Con el  sombrero haz lo que quieras, pero el resto te lo puedes quitar todo” cantaba el muy pillo. El tema era original de Randy Newman que lo compuso en 1972. Con Joe Cocker se convirtió en uno de los himnos más eróticos popularizados por el séptimo arte. Era en 1986.

 

Pocos años antes, en 1982, Oficial y caballero (An Officer and A Gentleman) a pesar de tener a la maravillosa Debra Winger como protagonista femenina y convertirse en todo un pelotazo en su momento en las taquillas de medio mundo, únicamente ha perdurado por 2 razones: una, la consolidación de Richard Gere como sex symbol de los 70 y 80; y dos, la balada Up Where We Belong, cantada a dúo con Jennifer Warnes. La canción se llevó el Oscar.

 

El gangster y traficante de drogas Carlito Brigante que interpretaba Al Pacino en Atrapado por su pasado (Carlito’s Way, 1993) era duro, las había pasado canutas, aunque estaba dispuesto a romper con sus fechorías criminales y redimirse. Pero no le dejaban. Joe Cocker le dedicó una hermosa elegía (a Carlito y a su gran amor Gail, encarnada por Penelope Ann Miller) por medio de You Are So Beatiful, un tema de a mediados de los 70 (compuesto por Billy Preston, Bruce Fisher y Dennis Wilson) que fue el mayor éxito de Cocker hasta la llegada de Oficial y caballero.

 

En los últimos años pudimos oírle en Las nieves del Kilimanjaro, El vuelo (Flight) o Across the Universe. También participó en el oscarizado documental A 20 pasos de la fama. Cocker agarró la cumbre del éxito musical a finales de los 60, y desde entonces no descendió. Hasta que un 22 de diciembre, un cáncer de pulmón se  llevó los últimos susurros del cantante británico. Tenía 70 años.

 

Crítica: ‘El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos’, un tesoro para los fans

Recordaré con emoción esa escena en la que un envejecido Bilbo Bolsón (Ian Holm ya en lugar de Martin Freeman), que se ha pasado años rememorando sus andanzas con la Compañía de enanos, ve rota su rutina diaria para acudir entusiasmado a abrir la puerta a su amigo el mago Gandalf (Ian McKellen). Ha sido el final de un largo, larguísimo viaje y el enlace con lo que sería El señor de los anillos, cuando empezó todo, hace 13 años.

A estas alturas todos sabemos que la adaptación de las novelas de Tolkien a cargo del neozelandés Peter Jackson ha traspasado la frontera de película. El logro que supuso, cinematográfica y narrativamente, a nivel de efectos visuales, la trilogía de El señor de los anillos adaptando lo “inadaptable” le ha otorgado a Jackson y a todo el universo de la Tierra Media una credibilidad y un status supremo que trasciende su condición fílmica. En otras palabras, el gran mérito de Peter Jackson, y todo su equipo técnico y artístico, ha sido el de, a pesar de recurrir a una obra no propia, equiparar ese fenómeno literario sin parangón que ha estimulado la imaginación y pasión de tantos lectores, y jugadores de rol, durante generaciones al terreno audiovisual.

El Hobbit La batalla de los cinco ejércitosLas tres películas basadas en El Hobbit no están a la altura de ESDLA. Está de más decir que ya no sorprenden, que se han alargado excesivamente teniendo en cuenta el material del que partían. Pero ello no es obstáculo para restarle méritos. El Hobbit, versión película, está pensada y hecha para sus millones de seguidores. Un serial cinematográfico en el que tampoco importa si pueda estar “alargado” o no en sus pasajes, secuencias o con la inclusión de nuevos personajes; y donde incluso se le permite inventarse subtramas que no conducen a nada nuevo, como el romance entre la elfa Tauriel (Evangeline Lilly) y el enano guapo Kili (Aidan Turner). Se entiende que los fans de la saga no les “importe” tener más y más, recrearse con las reproducciones de las armas, los ropajes y armaduras élficas o los (des)peinados de los enanos, y seguir en el universo de la Tierra Media y sus personajes el máximo de tiempo posible. Está diseñada para celebración de sus fans. Para ellos es una cita indispensable y una película excelente. Es “su tesoro”, y les daría igual si en lugar de 3 películas hubieran sido 6 ó 15.

Para el resto, o para mí mismo, El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos quizá sea un pasable entretenimiento, una aventura tan digitalizada que incluso condiciona su fotografía, el color y la textura de toda esa Tierra Media, el deber ir “superando” el relleno que supone todo lo que va desde las escenas iniciales con el dragón Smaug atacando Ciudad del Lago, hasta los cuarenta y cinco minutos de la gran batalla entre los ejércitos de enanos, humanos y elfos, por un bando, y el de orcos (trasgos) y huargos, por el otro. Luego, una de sus últimas escenas, y de las mejores, con Gandalf preparándose su pipa junto a Bilbo, o esa encantadora escena final. Después, títulos de crédito al son y homenaje de la canción The Last Goodbye del escocés Billy Boyd, quien fuera Pippin en ESDLA.

Por cierto, un comedido y valioso trabajo de interpretación por parte de Martin Freeman, aunque aquí sea apenas un secundario, un personaje testimonial con sus momentos claves, supeditado al carisma de Thorin Escudo de Roble (Richard Armitage) o Bardo el arquero (Luke Evans).

Y les digo que de aquí a 10 años, Peter Jackson volverá a la Tierra Media. Será con El Silmarillion, Los hijos de Húrin (si los herederos de Tolkien ceden y lo permiten), o tal vez una historia original que transcurra entre El Hobbit y El señor de los anillos. Y con ello volverá a sonar triunfal, épica y también nostálgica la música de Howard Shore. Y será nuevamente una trilogía, y cada una de las 3 películas durará por lo menos dos horas y media. Y será un emotivo reencuentro y toda una fiesta para los fans. El resto también estaremos invitados y quizá sí, tal vez no, aceptemos acudir al banquete.

 

Puntuación:

Icono 6

 

 

 

 

( Imágenes: Warner Bros. )

 

Crítica: ‘Ouija’, terroríficamente mala


Habitualmente prefiero comentar películas que me hayan gustado o me hayan estimulado más. Con Ouija voy a hacer una excepción porque presenta, narrativa y cinematográficamente, una curiosidad. La verdad es que no empieza nada mal (y tampoco nada bien para una de sus dos protagonistas iniciales), hay una cierta atmósfera inquietante en sus primeras escenas (los recorridos de la cámara por decorados y accesorios resultan razonablemente amenazadores), y una muerte resuelta con elegancia formal.

Sigue, de manera más o menos hábil, con la presentación del grupo que conformará los personajes principales, todos ellos adolescentes jóvenes y guapos. Se espera que pronto empiece a suceder algo más, al tiempo que los contactos que se van haciendo con el Más Allá mediante la susodicha Ouija van creando sus expectativas. Pero recorrer con la cámara estancias y encuadrar a objetos o armarios con la puerta abierta ya no basta. Hay que avanzar. El nivel se mantiene razonablemente tolerable hasta que entran en escena las primeras apariciones fantasmales y, más adelante, empiezan a producirse las primeras muertes.

A partir de aquí va decayendo hasta llegar a cotas lamentables. Su pobreza de ideas y expositiva queda en evidencia, los maquillajes son pésimos y el guión demasiado trillado, simple y tópico. También, a estas alturas hace ya varias escenas que hemos descartado que alguna de las interpretaciones sea medianamente buena, con personajes monótonos incluso ante los momentos que más deberían temer por sus vidas. Su principal protagonista, Olivia Cooke (su trabajo más destacable hasta el momento es en la televisiva Bates Hotel) es un claro ejemplo, misma cara, misma expresión sea para expresar aflicción, terror o audacia. Olivia Cooke también ha tenido otro patinazo reciente con El estigma del mal (The Quiet Ones) de género terrorífico-insípido.

Ouija 2014Cuando la película está prácticamente terminada y uno llega a creer que la cosa no puede ir a peor, se nos remata la faena con una de esas típicas escenas finales destinadas a dejarnos con un posible último susto y un “continuará”, igualmente deporable. Por todo esto, y aquí está la principal curiosidad de la que hablaba, Ouija prosigue una interesante, impecable e imparable evolución negativa: de no es gran cosa a peor. Hay propuestas que son irregulares, otras que empiezan mal y sabes que no van a mejorar, pero pocas veces recuerdo haber visto una progresión tan regular y perfecta hacia el abismo de lo rutinario y mediocre en este sentido.

Tras esta Ouija está la compañía de juguetes Hasbro (aún contando los billetes generados por la franquicia de Transformers), pasándose al cine de terror de bajo presupuesto (y nulo talento) con la complicidad de Platinum Dunes, en la que participa Michael Bay.

Que sus intérpretes hayan aceptado participar en una propuesta de estas características se entiende; ya se sabe, son jóvenes, deben abrirse camino, participar en una de terror siempre resulta divertido. En cambio, comprendo menos que un director debutante, Stiles White, partícipe también como guionista (y con amplia experiencia en su currículum en el departamento de producción de efectos visuales, y como coguionista en Señales del futuro o The Possesion. El origen del mal), se entregue entusiasmado a semejante engendro, que no intente mejorar en algo al menos su argumento (Spoiler gordo. No leer si no se ha visto la película: ¿por qué el fantasma villano de la función mata si quiere algo de los vivos?: que le descosan la boca para poder deshacerse de la madre. Fin spoiler).

Sólo da para unos 80 minutos, porque no da para más, se agotan las ideas y entre las pocas imágenes icónicas de terror en las que se apoya sólo destaca la de bocas cosidas (aparte queda una inquietante escena en el interior de un túnel). Quizá pueda entretener a una parte del público al que va destinado, pero hay que ser más exigentes.

En definitiva, que el principal fenómeno paranormal producido es el éxito que pueda haber tenido en taquilla (en Estados Unidos llegó a ser número 1 en el fin de semana de su estreno), costó sólo 5 millones de dólares y en los cines norteamericanos ha recaudado más de 50. Esto traerá sus lógicas y nefastas consecuencias en formato de más secuelas. Debería de generar algo de debate sobre si productos como Ouija son en realidad un negocio o un fraude.

Respecto a otro de los famosos juegos de mesa de Hasbro, recordemos que está en proyecto desde hace años realizar una especie de comedia fantástica basada en el popularísimo Monopoly (un proyecto que ahora mismo está en el limbo, pero del que hay un guión y en su momento estuvo implicado para dirigirlo Ridley Scott). Miedo me da si algún llega a hacerse.

 

Puntuación:

Icono 2

 

‘Cincuenta sombras de Grey’ tumba a ‘Star Wars’ como tráiler más visto del año

¡Para que luego digan que los fans de Star Wars somos unos frikis! El tráiler de Cincuenta sombras de Grey, la adaptación de la novela erótico-festiva escrita por E.L. James, ha sido el más visto de este 2014 según los datos de la compañía Zefr, encargada del marketing de Youtube. Su primer avance, aparecido en julio, ha tenido unos 93 millones de visitas, dejando en paños menores al de Star Wars: El despertar de la fuerza, con 81, y a Los vengadores: La era de Ultrón, con 78.

 

Había curiosidad por ver cómo lucirían Christian Grey y Anastasia Steele en su versión cine, ¿eh?

 

Cuando la fuerza despierte, ¡tiembla Grey!

 

 A éstos también les espera una taquilla de récord.

 

Para que se hagan una idea, otro tráiler esperadísimo, el de El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos, y que se lanzó pocos días después que el de Grey, “sólo” consiguió menos de la mitad, 45 millones; o el de Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 1, difundido a mediados de septiembre, 38.

En descargo de Star Wars, hay que tener en cuenta que el tráiler no llegó hasta el 28 de noviembre. ¡No hace ni un mes! Así que fans de Cincuenta sombras de Grey, no cantéis victoria.

Entre estos Greatest Hits, Jurassic World fue el cuarto tráiler mas visto con 64 millones desde su difusión el 25 de noviembre (3 días antes que el de Star Wars); e Interstellar décimo con 39.

En el apartado de “pinchazos” (por decirlo de alguna manera) el regreso de Mad Max: Fury Road no despierta las pasiones de un Grey, Vengadores o Hobbit, pero allí está situado en el puesto décimo noveno con 26 millones. Peor le ha ido a otro regreso, el de Terminator con Terminator Genisys, que no aparece ni en los veinte primeros. Su tráiler se estrenó a principios de este mes. O recordar que pese a los prometedores 29,5 millones de vistazos al de la comedia Sex Tape. Algo pasa en la nube, protagonizada por Cameron Diaz y Jason Segel, luego sus cifras en taquilla quedaron muy por debajo de lo esperado.

Les dejo con la lista Top 20 elaborada por The Hollywood Reporter a partir de los datos de Youtube.

Trailers ranking Youtube The Hollywood Reporter

Llegando al final del viaje de ‘El Hobbit’

El Hobbit Bilbo Bolson

No sólo estamos en la semana antes de la Navidad, para millones de fans de Tolkien y Peter Jackson en todo el mundo, nos encontramos en la Semana de El Hobbit. Con La batalla de los cinco ejércitos, que llega este miércoles a las salas, se pondrá punto y final a la adaptación de la novela que dio pie a El señor de los anillos, del mismo Tolkien, y a todo el universo mítico de la Tierra Media.

El libro original consta de más de 320 páginas, y en cine es conocido que a nivel de guión escrito cada página equivale a un minuto de película. Con El Hobbit, Peter Jackson habrá plasmado en su montaje en cines, cuando llegue esta tercera entrega, más de 440  minutos (sin contar, claro, los títulos de crédito; y añadiéndole casi 40 más con las versiones extendidas de las dos primeras en Blu-ray y DVD). ¡Casi nada!. Como todos saben, ha debido de rellenar. Y bastante.

En concreto, unas dos horas y cuarto (144 minutos contando los títulos de crédito) serán para esta tercera parte, la más “breve” de las 6. El esperado colofón y clímax final tiene como plato fuerte una secuencia de batalla que dura nada menos que tres cuartos de hora. En ella, humanos, elfos, enanos, el mago Gandalf  y el pequeño hobbit Bilbo Bolsón deberán enfrentarse a las dos amenazas que se cernían sobre ellos en sendos frentes de batalla, la de la ira del dragón Smaug y las poderosas huestes de orcos al mando de Sauron.

Peter Jackson

Peter Jackson ( GTRES )

Nadie le podrá negar amor, entrega y pasión al neozelandés en estas adaptaciones. Las de El Hobbit podría haberlas dirigido Guillermo del Toro, pero el resultado no habría sido demasiado distinto al que hemos visto. Su puesta en escena y personajes estaban notablemente codificadas con la trilogía de El señor de los anillos. Y los fans han disfrutado, y seguirán disfrutando, sin reparos de la obra tolkiana en la gran o pequeña pantalla, con menos metraje o metraje extendido. A ellos, que son legión, va dedicada especialmente El Hobbit versión cine.

Particularmente, Un viaje inesperado me gustó. Pocas sorpresas podía deparar en su estilo visual, en el diseño de sus personajes y decorados o en la trama; pero mantuvo ese aliento épico, esa buen saber narrativo que Jackson había desplegado en la trilogía de ESDLA. En cambio, La desolación de Smaug fue una completa decepción. Un aburrimiento.

Sé que los más fans imaginarán todo tipo de insultos contra mí por decirlo, pero es que en la segunda todo ese batiburrillo de persecuciones, golpes, barriles por el río… era un torrente de imágenes más cercana a un videojuego (el cine debe de tener lenguaje propio), sin sentido de la épica ni por supuesto de la amenaza física y real de peligro. Por mucho que se golpearan, les dispararan con flechas o se dieran contra paredes, orcos acechándoles y oro fundido cual lava, enanos y hobbit salían siempre indemnes. Sin un rasguño. Era más bien como si fueran “dibus”. Por muchas adversidades, nula sensación de auténtica amenaza o riesgo, y pasemos a otro nivel con un más difícil todavía. De acuerdo que en cierta manera Peter Jackson ya lo advirtió. El Hobbit (¡y lo que disfruté yo leyéndola en su momento!) es más infantil, sin el tono oscuro de ESDLA.

Al menos en esta La batalla de los cinco ejércitos la aventura parece que adquirirá un ritmo y un desenlace más óptimo. La segunda disponía las piezas encima del tablero, en esta tercera la resolución promete ser tan triunfal como, en el fondo, poco arriesgada o innovadora. Y lo que es seguro es que habrá un montón de muertos. Según algunos recuentos de páginas en Internet que ya la han visto, alrededor de 100.00 orcos, un dragón y unos pocos personajes protagonista claves. ¡Es la guerra! También el final del viaje, por ahora…

 

 

( Imagen cabecera: Warner Bros. )