Archivo del autor

Más allá de la sonrisa, el invento y la curiosidad

Carl Sagan

El profesor Sagan. (GTRES)

A muchos de quienes ya teníamos uso de razón en los 80, Carl Sagan nos enganchó a la serie Cosmos con su flequillo boina, su nariz aguileña y su mirada de halcón. Este astrofísico y divulgador, fallecido prematuramente, solía advertir de que vivimos en un mundo cada vez más gobernado por la ciencia y la tecnología, en el que casi nadie sabe nada de ciencia y tecnología. Esto, concluía Sagan, es una bomba de relojería que nos estallará en las manos. Además de un impedimento para una verdadera democracia.

Un director de periódico para el que trabajé aseguraba que la sección de ciencias del diario debía servir para “la sonrisa, el invento y la curiosidad”. Aquel sujeto afirmaba que ni a él ni a nadie le interesaba lo que ocurrió hace medio millón de años, porque el periodismo, decía, trata de lo sucedido ahora. Nunca llegué a preguntarle, por motivos obvios, si publicaría nuevos datos sobre un hecho ocurrido hace medio siglo, por ejemplo, el asesinato de Kennedy.

El individuo en cuestión, un ilustre ejemplo de la paradoja de Sagan, ignoraba la diferencia entre divulgación e información: lo primero es explicar el origen del universo; lo segundo es explicar lo descubierto hoy mismo sobre el origen del universo. Acerca de la importancia de la información científica en la crónica de la actualidad, el pensador y ecologista Steward Brand escribió:

La ciencia es la única noticia. Cuando hojeas un periódico o una revista, todos los asuntos de interés humano son el mismo y viejo él-dijo-ella-dijo, la política y la economía los mismos penosos dramas cíclicos, las modas una patética ilusión de novedad, e incluso la tecnología es predecible si conoces la ciencia. La naturaleza humana no cambia mucho; la ciencia sí lo hace, y el cambio se acumula, alterando el mundo irreversiblemente.

Pese al alegato de Brand, y dando la razón a Sagan, algunos medios digitales surgidos en los últimos años apenas abren espacios a la ciencia, que debe buscar fisuras para llegar al público a través de blogs y canales específicos minoritarios.

Ciencias mixtas nace hoy con el propósito de añadir un soporte más a la información científica a través del canal de amplia audiencia que ofrece 20minutos.es. Aquí trataremos la actualidad que genera el mundo de la ciencia con un prisma periodístico, pero también aprovecharemos la flexibilidad del formato blog para entreverar la información pura con vetas de divulgación y enfoques propios. En algunos casos nos ocuparemos de la ciencia que producen los expatriados españoles, a menudo inadvertida bajo sus credenciales extranjeras. Comenzamos.