BLOGS
Ciencia para llevar Ciencia para llevar

CURIOSIDADES CIENTÍFICAS PARA COMPARTIR

Acabar con los incendios es antinatural e insostenible

* Por Juli G. Pausas (CSIC)

Para que se produzca un incendio forestal se requieren tres condiciones: una ignición que inicie el fuego, un combustible continuo e inflamable, y unas condiciones de propagación adecuadas. ¿Se dan estas tres circunstancias en nuestros ecosistemas?

Empecemos por el final, las condiciones de propagación. Una de las principales características del clima mediterráneo es que la estación más seca coincide con la más cálida (el verano), cosa que no se da en la mayoría de los climas del mundo. En verano se genera un periodo relativamente largo con unas condiciones de elevadas temperaturas y baja o nula precipitación, que son ideales para que, si hay un incendio, se propague fácilmente. Además, no es raro tener días de viento relativamente fuerte, seco y cálido (por ejemplo, los ponientes en la costa valenciana) que facilitan aún más los grandes incendios.

Las tormentas de verano actúan como fuente de ignición e inician incendios forestales / D. Maloney.

La siguiente condición es la existencia de un combustible continuo e inflamable. En la mayoría de los ecosistemas ibéricos, la vegetación es lo suficientemente densa y continua como para que, si hay un incendio en verano, pueda extenderse a grandes superficies. Esto es aplicable tanto a los bosques como a la gran diversidad de matorrales que encontramos en nuestro territorio. De manera que la vegetación mediterránea forma lo que a menudo se llama el combustible de los incendios forestales. No hay que olvidar que este combustible está compuesto por una gran diversidad de seres vivos que tienen detrás una larga historia evolutiva; son parte de nuestra biodiversidad. Esta continuidad en la vegetación era especialmente evidente antes de que los seres humanos realizaran esa gran fragmentación que se observa actualmente en nuestros paisajes, principalmente debida a la agricultura, pero también a las abundantes vías y zonas urbanas.

Pero con una vegetación inflamable y unos veranos secos no es suficiente para que haya incendios, se requiere una ignición inicial. Hoy en día, la mayoría de igniciones son generadas por personas, ya sea de manera voluntaria o accidental. Pero, ¿hay igniciones naturales? La respuesta es . A menudo tenemos tormentas secas en verano, cuando las condiciones de propagación son óptimas, de manera que los rayos generados por estas tormentas pueden actuar como fuente de ignición e iniciar un incendio forestal. Tenemos muchos ejemplos de incendios generados por rayos (la mayoría sofocados rápidamente por los bomberos); y en los meses de verano, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) detecta miles de rayos potencialmente capaces de generar igniciones (ver mapa).

31-07-2015, localización de 12.835 rayos que se registraron durante 6 horas en la Península Ibérica. / AEMET.

Por lo tanto, las tres condiciones arriba mencionadas se dan de manera natural en nuestros ecosistemas, y por lo tanto podemos afirmar que sí hay incendios naturales. Pero, ¿cuántos?

Las estadísticas de incendios actuales nos dicen que los generados por rayos son una minoría, comparado con la gran cantidad de incendios provocados por el ser humano. ¿Podría esta minoría de incendios por rayo representar la cantidad de los incendios esperables en condiciones naturales? La respuesta es no. Una gran cantidad de rayos cae en suelo sin vegetación combustible (zonas agrícolas y urbanas) y por lo tanto no producen los incendios que producirían en unas condiciones más naturales. La mayoría de las igniciones en el monte generadas por rayos son apagadas por los bomberos forestales cuando aún son sólo conatos o incendios muy pequeños. Nuestros bomberos apagan la inmensa mayoría de las igniciones; sólo un porcentaje muy pequeño se escapa y se transforma en los incendios que aparecen en los medios. Además, de los incendios que realmente progresan, la mayoría son más pequeños de lo que sería esperable en condiciones más naturales, porque los apagan los bomberos o porque se detienen en zonas no inflamables (zonas agrícolas, urbanas, cortafuegos, etc.). Como consecuencia, las estadísticas de incendios por rayos, ya sea en número de incendios o en área afectada, no reflejan la importancia que tendrían los incendios en condiciones naturales, sino que los subestiman. Algunos de los incendios que actualmente se dan por actividad humana, en realidad están sustituyendo a incendios naturales.

Es decir, en unos paisajes más naturales (con menos presión humana) que los actuales, sería de esperar que hubiese menos incendios porque habría muchas menos igniciones (la elevada población actual genera la mayor parte) pero, en muchos casos, esos incendios podrían ser más grandes. El balance probablemente sería de menos áreas afectadas por el fuego, pero sí habría incendios frecuentes. A todo esto hay que añadir que actualmente estamos alterando el clima, de manera que la estación con incendios tiende a ser más larga y las olas de calor más frecuentes. Todo ello incrementa la actividad de los incendios.

Incendio en el Parque Nacional Bitterroot, Montana (EE.UU.) . / John McColgan.

En definitiva, lo importante es saber si el régimen de incendios actual y futuro es ecológica y socialmente sostenible teniendo en cuenta el cambio climático. Eliminar los incendios es imposible, antinatural y ecológicamente insostenible. Nuestra sociedad ha de aceptar la existencia de incendios, aprender a convivir con ellos, adaptar las estructuras y los comportamientos, y gestionar las zonas semiurbanas, los paisajes rurales, las plantaciones forestales y los parques naturales para que el régimen de incendios sea ecológica y socialmente sostenible. Todo ello sin olvidar que lo normal es que un día puedan ser sorprendidos por un incendio.

* Juli G. Pausas trabaja en el Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CIDE) del CSIC y es autor del libro Incendios forestales de la colección ¿Qué sabemos de?, disponible en la Editorial CSIC y Los Libros de la Catarata.

13 comentarios

  1. Dice ser naturales han sido siempre, pero...

    Desde el momento en que un incendio es provocado por la mano del hombre deja de ser natural.
    De igual modo que el cambio climático tampoco es natural porque en él se aprecia la huella de la mano del hombre, que sigue neciamente negando la realidad.
    Si pensamos que es natural una especie de imbéciles, pirómanos, terroristas ambientales y demás, entonces sí sería un hecho natural.
    Por cierto, si se apaga un incendio con agua de mar, salina, la sal no es buena para el suelo.
    Habría que inventar una espuma que fuese creciendo a medida que se acercara al calor, sirviera de muro de contención o similar, y acotara más rápidamente el fuego, biodegradable y tal.
    Es cierto. No sólo se queman los árboles en un incendio. Mucha fauna, mucho ecosistema, se desestabiliza. Si se incrementa esto también tendrá su impacto en la biodiversidad y sus equilibrios.

    13 julio 2017 | 12:28

  2. Dice ser Sociólogo Astral

    Los incendios son provocados al 90% ya que las medidas de seguridad son altísimas en estos tiempos.

    13 julio 2017 | 12:52

  3. Dice ser El Bombero Jou

    Ignicion: ley por la cual un terreno quemado es recalificable.

    13 julio 2017 | 13:02

  4. Dice ser Ignotis parentibus

    Si que se necesitan cosas yo siempre escuche que con un mechero o una colilla era suficiente

    13 julio 2017 | 14:13

  5. Dice ser Leto Atreides

    Pues nada, dejemos que arda toda la península ibérica y respiraremos el oxígeno que nos sale por el ojete.

    13 julio 2017 | 14:31

  6. Dice ser Otromás

    No se nos olvide la ignición por caidas de rocas, sé de dos casos. Ah, y por cierto, intentad prender una hoguera con los materiales que os de la gana, vegetales, eso si, con una colilla y me lo contais, no vale avivar la colilla eh.

    13 julio 2017 | 15:14

  7. Dice ser Xabi

    ¿Este artículo esta subvencionado por Gas Natural?

    13 julio 2017 | 15:26

  8. Dice ser Xistral

    Magnífico artículo. Gracias por dar voz a una realidad que la gente que estamos todo el año en el monte conocemos a la perfección. ¡A algún urbanita se le acaba de fundir una neurona, porque esto choca directamente con su concepción ‘Disney’ del medio rural!

    13 julio 2017 | 16:18

  9. Dice ser entendiendo

    Aplaudo el articulo, aunque aprecio un declaración absoluta en: “Es decir, en unos paisajes más naturales (con menos presión humana) que los actuales, sería de esperar que hubiese menos incendios porque habría muchas menos igniciones (la elevada población actual genera la mayor parte) pero, en muchos casos, esos incendios podrían ser más grandes.”

    Primero dice que habría menos incendios si hubiese menos actividad humana, pero en muchos casos podrían ser mas grandes. En un clima mas frío y mas húmedo, sin la alteración del hombre en el clima asi como en la vegetación, según los estudios habría menos vegetación también, y por tanto menos combustible, por lo que no necesariamente tendría que haber muchos incendios grandes

    13 julio 2017 | 20:50

  10. Dice ser la CIENCIA es ANTIRESIGNACIÓN!!

    EL ser humano ha de adaptarse a q hay amá sincendios, a q hay amá stemepratura, a q alcancemos y superemos el umbral propicio para l apropia existencia. El ser humano ha de aceptar q el cambio climático viene por sí solo, q es cosa de la Naturaleza, q mira q mala suerte q nos ha tocado vivirlo, oño.

    Pero ¿qué clsase de ciencia es esa q se resigna, q viendo errores nolso corrige, q no abre camino a otros modelos de producción energéticos? ¿Pero esto q es????!!!

    13 julio 2017 | 20:53

  11. Dice ser pues a lo mejor también, a lo peor tampoco

    Bueno, no lo leí del todo bien, debe ser q estoy acelerado como el cambio climático, pero las cositas q se avecinan si no se ponen remedios de previsión, pueden ser de panic!.
    ¿Cuál es el umbral de temperatura aceptada por el cuerpo humano para vivir?
    El agua, ¿hay estudios relacionados con la obtnción artificial de agua o cualquier otro líquido?
    ¿Los montes se están reglando de modo que sea más dificultoso para el fuego avanzar? Un monte sano no será el más frondoso, sino el mejor pensado, me da. Si las temperaturas siguen subiendo y el agua escasea, y no se racionaliza el uso del monte, se mantiene más o menos limpio y su espacio diseñado más o menos de acuerdo a lo q puede o va a venir, el polvorín está servido. Los animales cambiarán de habitart o desaparecerán si el cambio climático prosigue su avance. Tampoco hará falta q haya má so menos monte. Especies milenarias pueden desaparecer en un plis plás, no sé. Las especies animales y vegetales invasivas, por razón de cambio en bandas climáticas, es otro follón al q seguraemnte no stengamos q enfrentar. los peces… la pesca… Los alimentos de los peces, el cambio de flora marina y su paso al humano… Y olo veo muy oscuro si no se enciende la lucecita del intentar prevenir. Las vacunas… als enfermedades novedosas… gastos farmacéuticos… Los gastos de energía para refrescar o calentar el ambiente… Cuanto más se utilicen combustibles fósiles para mantener el equilibrio igual va a ser peor…
    Pero q mala suerte q el ser humano no tenga nada q ver y se adelante esa repetición de cambios miles de años, jolines, pero q casualidad, cuando el avance humano ha tirado má sdel carrro de los fósiles y provocado más desecho contamiannte. Pero q casualidad. Seguramente no tengamos nada q ver en este desastre y la Madre NAturaleza, q piensa por nosotros, limpiará todo, lo echará fuera por el horizonte, la Tierra es plana, se limppiará y la basura irá a la sestrellas y allí desaparecerá. Menos mal.

    13 julio 2017 | 21:15

  12. Dice ser No te importa

    Tu eres gilipollas, ecológicamente insostenible eliminar incendios? He visto mucho subnormal en la vida, pero tú les superas a todos juntos. Sabes k cuantos más bosques más lluvia, más aire,menos co2, más sombra y menos calor, más biodiversidad… Los bosques son vida, y si se quema solo uno son perdidas k tarda años en ser reparadas

    14 julio 2017 | 00:18

  13. Dice ser Un Biologo

    A Dice ser No te importa y otros similares:
    Aquí solo se nota una cosa, el tremendo desconocimiento que tienes y el gran ego al hablar de algo que no comprendes llegando incluso a insultar al que escribió este blog. Que va a saber mas que tú un investigador del CSIC,no?

    Creo que el escritor de este blog solo se le puede achacar un fallo (que comparte con una gran mayoría de la comunidad científica) y es que se ha explicado como se explicaría para un colega científico. La gran mayoría de la sociedad no tiene ni idea de ciencia, que junto a la costumbre de hablar de lo que no se sabe (como el comentario de arriba) y la desinformación en general que se encuentra en Internet crea estos monstruos.

    Efectivamente, los incendios son importantes ecologicamente: En el clima mediterráneo hay especies pirófitas (especies que o requieren del fuego para completar su ciclo de vida o que se ven favorecidas por el); es un mecanismo para que haya regeneración de individuos en el ecosistema y eliminar individuos antiguos; se elimina la cubierta vegetal muerta y los árboles caídos o muertos, evitando así incendios de mayor envergadura;… por ello en muchos parques naturales se hacen quemas controladas de zonas (desde luego por personas especializadas como bomberos forestales, biólogos o ingenieros de montes).
    El problema viene cuando esos incendios se dan con tan poco tiempo que el ecosistema no se regenera, cuando son de una gran extensión o virulencia, cuando se dan en zonas de gran importancia natural o cuando son hechos para recalificar una zona.

    No es sostenible que cada año haya cientos de incendios en Galicia por ejemplo (siendo una zona con pocas tormentas como se aprecia en el mapa), que se vuelvan a quemar zonas que se están recuperando de un incendio anterior, que debido a la introducción por mano del hombre de especies ajenas al ecosistema favorezcan tanto estos incendios como la perdida de diversidad, …
    Desde luego hay que adaptar las distintas zonas e infraestructuras, las acciones tanto de prevención como de extinción frente a los incendios, plantaciones como eucaliptales o ciertos pinares deben de controlarse muchísimo más, y un larguísimo etcétera.

    14 julio 2017 | 09:18

Los comentarios están cerrados.