BLOGS
Mil historias de sexo y unas poquitas de amor Mil historias de sexo y unas poquitas de amor

Mil historias de sexo y unas poquitas de amor

Sexus politicus

“¿Dónde se ha metido mi marido esta noche?”, dicen que preguntaba con frecuencia Bernadette Chirac al chófer del presidente de la República francesa.

No es ningún secreto que Chirac pasa muchas noches fuera del lecho conyugal, y ahora ya lo sabe todo el mundo. Los periodistas Christophe Deloire Christophe Dubois acaban de publicar hace un mes Sexus politicus, un libro que se ha convertido en éxito de superventas, porque saca a la luz los secretos de alcoba de los grandes políticos. Dicen que es un éxito porque satisface de igual manera la curiosidad de los lectores y el egocentrismo de los protagonistas.

François Mitterand no le iba a la zaga. Como se supo antes y se escenificó en sus funerales, el presidente socialista tenía dos familias: dos mujeres, hijos con las dos y decenas de amantes.

Kissinger decía que el poder es el afrodisiaco absoluto, pero, como se ha escrito ya, los franceses han dado una vuelta al aforismo: el poder absoluto es el afrodisiaco.

“El historial de amantes y de concubinas enlaza nuestra República con la más promiscua tradición monárquica”, explican los autores de Sexus Politicus. «Igual que nuestros reyes necesitaban rodearse de mujeres, nuestros presidentes contemporáneos han convertido la seducción en un aspecto esencial del sistema político y de la carrera al Elíseo”.

Nicolas Sarkozy, el aspirante a la presidencia, sale retratado por su affaire con una periodista de Le Figaro, y su posterior reconciliación con su mujer, Cecilia Albéniz, que lo había abandonado por un publicista. También Dominique de Villepin, con su imagen de perdonavidas, y hasta Ségolène Royal, la ZP gala, a la que atribuyen todas las sospechas de un amante parisino. El libro termina con una interpretación humorística del lema republicano: Liberté, Egalité… Libertinage.

Si aquí se hiciera un libro igual, ¿la gente lo acogería con la misma normalidad? Digo normalidad por la ausencia de querellas y escándalos.

Os imaginais publicadas en un libro las historias extraconygales de nuestros políticos. Algunas se saben, pero que salgan escritas aquí sí que sería un escándalo mayúsculo. O no.

15 comentarios

  1. Dice ser andros

    Ilustrado:!!hostias!! verdades como puños, de las que duelen.con permiso me copio/pego parte de tu post.salú.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Ilustrado

    El sexo es como la comida. Cuanto más alto se está en el escalafón (entiéndase banqueros, empresarios, políticos, -incluso alcaldes de pequeñas ciudades-, toreros, deportistas de élite, médicos adinerados y de familia “bien” y gente de clase alta en general), mejor se come, con más variedad y en los mejores restaurantes del mundo.Por el contrario, a los pobres y a mucha gente de clase media, sólo les queda el recurso de las lentejas y los espaguetis, y sin salir de casa.Pues con el sexo, lo mismo. Vuelvo aquí a recordar las conclusiones del informe “match.com”, donde literalmente se dice que “en el caso de las clases media y baja, la monogamia sigue siendo sagrada, mientras que las clases altas lo que se da es el llamado síndrome de Samantha, consistente en cambiar de contacto sexual por sistema”.Yo diría: ¿qué coño “monogamia sagrada”? Lo que pasa es que en esos niveles del subsuelo de Metrópolis, no hay “glamour” ni dinerito suficiente como para ni siquiera sugerir el concepto “promiscuidad”.A los pobres y a mucha gente de clase media, habría que bajarlos de su tremenda ingenuidad y abrirles los ojos para que se dieran cuenta del golferío que rige nuestas vidas y de los falsos mitos de “honradez” sobre los que se construye el sistema con el que los de arriba nos hacen sobrevivir. Porque no sólo la obscena promiscuidad de los políticos y la gente “guapa” se refiere al sexo. Sino también a la corrupción económica y a la corrupción moral (lo de Marbella sólo es un botón de muestra que le sirve a los políticos de los Partidos oficialistas como chivo expiatorio de lo que ocultan).Pero, ¡pobretas del mundo!: seguid creyendo en vuestros dirigentes y seguid votándoles. Así os lucirá el pelo… y el sexo.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser Ilustrado

    Salú andros

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  4. Dice ser andros

    !!las del rey!!, que publiquen las del rey (y la reina, claro).saludos y buenos días.

    17 Octubre 2006 | 11:13

  5. Dice ser Admirador

    Hasta en eso somos diferentes a los galos y vecinos de galos. Y como la jodienda no tiene enmienda,todo el mundo tiene historias que contar y guardar y más cuanto más dinero y poder se tiene, pero en al nsia del cotilleo español es imparable.

    17 Octubre 2006 | 11:37

  6. Dice ser Mara

    Ilustrado, ¿ni uno de esos tiene enmienda? Porque aunque hay políticos como los que tu describes, también los hay, pocos, es verdad, que son honestos (?).

    17 Octubre 2006 | 22:35

  7. Dice ser Gerineldo

    Ponen de lo suyo, cada uno/a que hagan lo que quieran.Es una enfermedad que remite con el tiempo.Pero mientras dure, duro.Hay pocas diferencias. Los políticos/as tienen el poder y la facilidad de cambiar ¿y qué ventaja tienen? Terminarán comprobando que básicamente es lo mismo.Quienes tienen siempre el/la mismo/a cierran los ojos y , en su imaginación, los polvos diferentes, y a su antojo, que echan.

    17 Octubre 2006 | 23:15

  8. Dice ser Ron

    He tenido algunos problemas para entrar hoy en este blog. ¿Ha pasado algo?

    17 Octubre 2006 | 23:16

  9. Dice ser Admirador

    olé!!! Ilustrado me has hecho pensar ¿entonces yo seré pobre? porque de político tengo poco y ni falta que me hace.Un buen comentario has hecho si señor!.

    18 Octubre 2006 | 6:45

  10. Dice ser Ilustrado

    Mara: en la sociedad moderna en que vivimos, hacemos sociología de cualquier comportamiento humano, porque la experiencia (que es ciencia) nos dice que, detrás de un colectivo o grupo social, se esconde una gran verdad que, la mayoría de las veces, minusvaloramos porque ni sospechamos las proporciones que tiene.Con respecto a la cita de Kissinger que Chapi nos trae aquí, ¡qué gran verdad es!: “El poder es el afrodisíaco absoluto”. Hay que leerlo varias veces y reflexionar al respecto.Pero mi tesis es que, a la par de lo ambiciosa que pueda ser la promiscuidad de un político que utilice su poder, no lo es menos su capacidad de maniobrar en los temas económicos y de moral política, calculando que “todo cambie para que todo siga igual”. Es decir, que, si ellos tienen la potestad de autosubirse el sueldo allá por el mes de junio, -con alevosía, nocturnidad, sin considerar siglas partidistas y cuando han prometido a los pobres devolverles la pequeña subvención que antes les han cobrado con el arma política de Hacienda-, no te preocupes que tienen bien calculado que el mapa de la pobreza siga como siempre o peor aún. Y esto lo hacen legal, pero… ¿alguien ha oído aquello de que “el poder corrompe”? ¿Lo sabría Kissinger? Por ahí han citado a González. Pues bien, el anterior psoe no fue defenestrado por el gal. Lo fue porque la corrupción política y económica que generó fue tan evidente que causó vergüenza ajena incluso a los de su propia parroquia. Y, casualmente, en todos los asuntos turbios, había aparejados líos de faldas. Poder, economía y sexo van unidos.Te lo garantizo: hay muchos menos políticos honrados de los que te crees.No caigas en la trampa de pensar que, como hay unos pocos honrados, a lo mejor los demás lo pueden ser si se lo proponen. No. En ciencias sociales y en la vida real, las cosas funcionan al revés. Porque toda regla tiene su excepción, hay que pensar que, aquello que sospechas, lo elevas al cuadrado y así te sitúas más cerca de la verdad.

    18 Octubre 2006 | 9:30

  11. Dice ser Admirador

    Ron debió ser generalizado. A mí me pasó tb. Cosas de servidores.Y hablando de servidores, los políticos se supone que han de servirnos a nosotros, pero se sirven de nosotros. Mara, sí, alguno honrado habrá, pero las excepciones confirman las reglas y esos no cuentan porque deben ser muy pocos. Yo no he visto ninguno. Bueno sí, creo que una vez conocí a uno cuando era un pobre albañil que se se metíó a concejal…ahora es constructor con un par de Mercedes, separado y con algunas queridas, ya no hace política…duró poco en el cargo, pero la sigue teniendo dura por lo que se ve (la cara).salud

    18 Octubre 2006 | 11:51

  12. Dice ser Amoríos

    Aquí hubo mucho ruido de este cuando gobernaba Felipe González. Se oyeron varias historias de él y de algunos de sus ministros con alguna que otra periodista y no periodista. Si se hiciera un libro, aquí no pasaría lo que en Francia porque somos más papistas que el Papa y esas cosas no las perdonamos a la hora de votar. Hablo en general, a mí me da igual que se la pique un pez.

    18 Octubre 2006 | 12:02

  13. Dice ser Chapi

    ¡Cuánta razón tienes, ILustrado! Pero yo prefiero creer que donde hay vida hay esperanza y por eso no tiro la toalla. Serán pocos los políticos honestos, pero lo hay, y hay que votar a estos, que normalmente están en partidos con muchas dificultades para poder financiar grandes campañas porque no tienen el aval de los grandes banqueros que apoyan al gobierno y al principal partido de la oposición, sean cual sean estos. Qué mala ley electoral tenemos y como los dos grandes beneficiarios no quieren cambiarla pues seguirá favoreciendo a los dos grandes y a los dos o tres nacionalistas, que hay que joderse.

    18 Octubre 2006 | 19:18

  14. Dice ser C'est l'amour

    Bueno, creo que nos estamos metiendo en cuestiones más profundas y de lo que trata el post es de la afición al sexo ajeno de los dirigentes franceses. Lo que a mí me sorprende de ese país es que a la gente le gusta saber esos cotilleos de sus políticos, pero los entienden perfectamente y lo mantienen en su contexto, no lo mezclan con otras cosas por el solo hecho -como ocurre aquí- de que lo que haga el partido de enfrente es malo muy malo, y por tanto, si uno tiene una amante qué no hará con los dineros, como decíaís antes también.

    18 Octubre 2006 | 19:40

  15. Dice ser AlucinaVecina

    ¡Cuando salido virtual suelto!

    18 Octubre 2006 | 20:22

Los comentarios están cerrados.