Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘empleo’

Un proyecto de empleo solidario pionero

Ciudadanos de Villacañas, un pueblo de La Mancha de 10.000 habitantes, están impulsando una cooperativa agrícola social para el cultivo del azafrán, que combinará el trabajo de la tierra con las nuevas tecnologías, con el fin de generar todos los empleos posibles, en una zona con muchísimo paro.

Azafrán Villacañas

El proyecto ASOMA se va a financiar a través de una campaña de crowdfunding (financiación colectiva a través de internet), que ya está funcionando en Lanzanos,  y se podrá ayudar comprando el azafrán que van a producir.  El publicista Ángel Torres y la cineasta Liz Lobato acaban de grabar el spot para la campaña.

Para poner en marcha el proyecto, se ha creado una red solidaria en la que participan todo el mundo en el municipio: parados, estudiantes, amas de casa, profesionales diversos, empresas…  que se definen como “gente humilde y trabajadora con muchas ganas de ponernos a trabajar, aprender y salir adelante”.

La cooperativa será de carácter social ya que tendrá como objetivo crear empleo, recuperar parte de la historia y tradiciones y aprovechar las nuevas tecnologías para crear un nuevo modelo de negocio, en el que el consumidor forme parte de la empresa.

Los promotores de esta fantástica iniciativa han conseguido que vecinos solidarios les cedan tierras de cultivo que no están explotando y tienen ya más de 10 hectáreas.

En estas tierras cultivarán azafrán bajo la fórmula de cooperativa social, sin ánimo de lucro, en la que los beneficios se destinarán a crear más empleo y nadie cobrará más del 150% de lo que marque su convenio, señalan. El azafrán recogido será envasado y distribuido por ellos mismos para añadir más valor al producto y generar más empleo.

Según explican, con cada 35.000 euros pueden poner en marcha un microproyecto con el cultivo de media hectárea. En este caso, se generarían 10 puestos de trabajo temporales en los meses de octubre y noviembre y uno estable durante el resto del año. A los cuatro años los bulbos de azafrán se habrán multiplicado, y los puestos de trabajo también. Ójalá que les vaya muy bien.