Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘coche’

Un solo coche de barrio para 40 vecinos

Bluemove, la empresa de carsharing (compartir coche) ha puesto en marcha una iniciativa pionera en el mundo del consumo colaborativo. Lo han llamado “coche de barrio” y se trata de compartir un solo coche entre varios vecinos de un barrio. Hasta 40 personas pueden compartir un solo vehículo, con lo que además del ahorro y la reducción de emisiones de CO2, se multiplica el espacio para poder aparcar en la calle.

El vehículo ya tiene instalada la tecnología necesaria para que el coche se pueda compartir con el resto del vecindario. El intercambio se hará de manera cómoda e inmediata gracias a una aplicación móvil, sin necesidad de entregar las llaves del coche.

Bluemove

Bluemove Community, que es como se llama el proyecto, se basa en la adquisición por parte de un “vecino conector” de un vehículo, a través de un contrato de renting que cuesta de 50 a 150 euros al mes. Las condiciones de financiación son beneficiosas siempre que el “conector” comparta un porcentaje del tiempo de uso del coche y promueva su uso entre sus amigos y vecinos.

Con el coche de barrio se reduce de un 95% a un 50% el tiempo que el coche permanece estacionado, lo que supone hasta diez veces más plazas de aparcamiento en las zonas de residente, según los estudios de la empresa.

La naturaleza compartida del coche de barrio minimiza los costes de adquisición de un vehículo en propiedad. El ahorro de este servicio supondría pasar de los 15.000 euros que cuesta un coche nuevo, a un rango entre 50 y 150 euros al mes. El precio incluye la gasolina, mantenimiento, limpieza y el seguro. Además, el vecino conector no se hace responsable del uso que hagan sus vecinos.

A medio plazo, Bluemove incluirá vehículos eléctricos para compartir.

Otra plataforma para compartir coche llega a Barcelona

En lo que se refiere a movilidad, las cosas cambian muy deprisa en las formas de consumo colaborativo.  Otra plataforma que conecta a pasajeros con conductores para trayectos urbanos acaba de llegar a Barcelona, la primera ciudad española en la que se instala UberPOP, que ya está presente en unas 70 ciudades del mundo, desde su fundación en San Francisco en 2009.

Al conectar a pasajeros con conductores a través de aplicaciones móviles, hace, según sus promotores, más accesibles las ciudades, lo cual permite más posibilidades para los pasajeros y más negocios para los conductores.

uber_barcelona_2

UberPOP se define como una plataforma para compartir trayectos en entorno urbano con conductores locales. Todo ello en tiempo real y utilizando una aplicación para Android o iPhone.

Los conductores son ciudadanos locales dispuestos a compartir su propio coche durante un viaje, proporcionando transporte a otros ciudadanos. En este sentido, UberPop permite a cualquier persona con un permiso de conducir y automóvil convertirse en una especie de taxista, ya que  el conductor cobra por el recorrido, lo que ha provocado protestas de los taxistas, desde el primer día de su implantación.

En Uber, la tarifa mínima es de 3 €, incluyendo la posibilidad de compartirla con los otros pasajeros. Además de la tarifa mínima, el precio de un viaje se calcula en base al tiempo y la distancia del viaje: 0,30 € por minuto y 0,75 € por km. 

El pasado lunes, 14 de abril, se produjeron las primeras protestas del sector del taxi en contra de Uber en Barcelona por competencia desleal. Los taxistas se concentraron frente a uno de los edificios de Barcelona Activa donde Uber ofrecía una conferencia.