Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Alerta ante la vorágine consumista de las navidades

La Coordinadora Estatal de Comercio Justo lanzará en estas fiestas navideñas la campaña Un regalo, una historia (#UnRegaloUnaHistoria), una iniciativa con la que quiere dar a conocer a las organizaciones campesinas y artesanas de comercio justo.

El Comercio Justo reivindica  unas condiciones de trabajo dignas y seguras, el pago de un salario adecuado, el mismo para ellos y para ellas ante las mismas tareas, la no explotación laboral infantil y la producción a través de procedimientos respetuosos con el entorno natural.

Por eso, esta plataforma, que agrupa a 27 organizaciones, recomienda optar por alternativas que garanticen los derechos humanos y la protección del medio ambiente. Una de ellas es el comercio justo, que garantiza que los artículos que compramos han sido producidos en condiciones de igualdad o sin dañar nuestro entorno natural.

“Con estas pequeñas acciones al alcance de todos –señalan sus responsables-, dignificamos el trabajo y las vidas en las comunidades del Sur y contribuimos a grandes objetivos como erradicar la pobreza y contribuir a un mundo más justo. Evitamos, por ejemplo, las condiciones de explotación laboral, especialmente en la infancia”.

El consumo responsable es además uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que incide en la necesidad del consumo y la producción sostenibles y en fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales. Además, la ONU advierte que, con nuestro nivel de vida actual, en 2050 necesitaríamos los recursos naturales tres planetas para abastecernos.

El anuncio de la Comisión Europea de poner fin a la emisión de gases de efecto invernadero a mediados de siglo abunda en lo evidente de esta urgencia que también justifican los datos: El sector de la alimentación, por ejemplo, representa alrededor del 30% del consumo total de energía en el mundo y genera el 22% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por otro lado, la alta demanda de consumo incide aún más en la explotación laboral que sufren millones de personas, unas condiciones que en determinados sectores son cercanas a la esclavitud. La Organización Internacional del Trabajo calcula que cerca de 25 millones de personas padecen condiciones de trabajo forzoso y una gran parte de ellas en la agricultura.  En este sector es donde además se concentra el 70% de la explotación laboral infantil que afecta a 152 millones de menores. A esto hay que añadir la precarización del trabajo en todo el mundo. Actualmente, casi un tercio de la clase trabajadora (780 millones de personas) vive en la pobreza.

En España existen 150 tiendas y puntos de venta y 11 tiendas on-line especializadas y gestionadas por las organizaciones de la Coordinadora.

Los comentarios están cerrados.