Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Archivo de abril, 2014

Trabajo colaborativo, en los bosques

Voluntarios del grupo Gredos Verde, que residen en el Valle del Tiétar, no sólo viven de modo saludable y colaborativo con la gente, también se preocupan de los bosques de la zona, intentando ayudarlos en su regeneración, después del devastador incendio ocurrido en Gredos hace tres años.

En un paraje llamado Las Majadas llevan a cabo una especie de taller de reforestación para localizar zonas que deben ser repobladas y en las que se puede hacer un seguimiento  de las nuevas plantaciones.

Majadas-2

El sistema que utilizan para distruibuir semillas es muy curioso. Se llama  Nendo Dango, que significa bola de arcilla en japonés, y es un método de germinación y siembra creado por Masanobu Fukoaka, padre de la agricultura natural, que permite mejorar en un 20% la efectividad de la siembra directa.

Gredos-Verde-2

Ellos embardurnan diferentes semillas de árboles y arbustos con una mezcla de arcilla, agua, abono orgánico y un repelente natural. Una vez secas, las bolas permiten mantener las semillas frescas y protegidas de animales y del sol y  se esparcen por el campo hasta que llegan las lluvias que las harán germinar.

En estos próximos meses van a observar cómo van germinando las semillas y a finales de verano, en varias jornadas, elaborarán grandes cantidades de nendos para repoblarmás bosques.

 

 

Un restaurante que sólo cocina con sobras

El británico Adam Smith, tocayo del economista y filósofo escocés, fundador del liberalismo económico, es el promotor, junto con otros siete socios,  de un restaurante, Pay As Yoo Feel cafe, que cocina con sobras y en donde el cliente paga lo que quiere.

El proyecto comenzó en febrero de 2013 y en diciembre se dieron de alta como Community interest company, empresa de interés de la comunidad, un negocio con objetivos primordialmente sociales cuyos excedentes se reinvierten principalmente para este fin en el negocio o en la comunidad.

Rstaurante-con-sobras1

La empresa recibe cada día alimentos perecederos y no perecederos que sobran en restaurantes, supermercados y granjas locales de Inglaterra y en su local sólo cocinan lo que les donan. Y como el coste de las provisiones es cero, el restaurante se puede permitir una política de precios muy relajada. “Aquí el cliente paga lo que quiere, señala Smith. La media por cabeza es de unas 3,5 libras”. La clientela son estudiantes, jubilados, gente de clase media, los de clase baja, niños, amas de casa…

El menú cambia todos los días y, según dice Smith en Yorokobu.es , se pone especial interés en ajustarse a las necesidades dietéticas de los clientes, porque abogan por la cocina sana. Pero, sobre todo, lo que pretende es “reducir a cero los residuos alimenticios, que llegan a alcanzar 7,2 toneladas al año en Reino Unido: Queremos que los restaurantes, supermercados, granjas y domicilios particulares sean conscientes de la cantidad de comida que tira a la basura“.

También disponen de un banco de alimentos propio y sus cocineros ofrecen servicios de consultoría a quien los solicite. “Estoy convencido de que si todo el mundo aprendiera desde edades tempranas cómo cultivar y producir sus propios alimentos y nociones básicas de cocina, no tendríamos tantos sobrantes de comida”, señala.

A los ocho directores del consejo de la compañía se unen los aproximadamente 100 voluntarios con los que cuenta The Real Junk Food Project. Gracias a todos ellos, el local recibe semanalmente entre 100 y 150 comensales.

Todo lo que ahora practica en Inglaterra, lo aprendió durante su estancia de 15 meses en Australia. Allí le dio tiempo a trabajar en una granja y comprobar la cantidad de comida que se desperdiciaba a diario. «Con ella se alimentaba a los cerdos, en lugar de dársela a la gente más necesitada».

 

Un solo coche de barrio para 40 vecinos

Bluemove, la empresa de carsharing (compartir coche) ha puesto en marcha una iniciativa pionera en el mundo del consumo colaborativo. Lo han llamado “coche de barrio” y se trata de compartir un solo coche entre varios vecinos de un barrio. Hasta 40 personas pueden compartir un solo vehículo, con lo que además del ahorro y la reducción de emisiones de CO2, se multiplica el espacio para poder aparcar en la calle.

El vehículo ya tiene instalada la tecnología necesaria para que el coche se pueda compartir con el resto del vecindario. El intercambio se hará de manera cómoda e inmediata gracias a una aplicación móvil, sin necesidad de entregar las llaves del coche.

Bluemove

Bluemove Community, que es como se llama el proyecto, se basa en la adquisición por parte de un “vecino conector” de un vehículo, a través de un contrato de renting que cuesta de 50 a 150 euros al mes. Las condiciones de financiación son beneficiosas siempre que el “conector” comparta un porcentaje del tiempo de uso del coche y promueva su uso entre sus amigos y vecinos.

Con el coche de barrio se reduce de un 95% a un 50% el tiempo que el coche permanece estacionado, lo que supone hasta diez veces más plazas de aparcamiento en las zonas de residente, según los estudios de la empresa.

La naturaleza compartida del coche de barrio minimiza los costes de adquisición de un vehículo en propiedad. El ahorro de este servicio supondría pasar de los 15.000 euros que cuesta un coche nuevo, a un rango entre 50 y 150 euros al mes. El precio incluye la gasolina, mantenimiento, limpieza y el seguro. Además, el vecino conector no se hace responsable del uso que hagan sus vecinos.

A medio plazo, Bluemove incluirá vehículos eléctricos para compartir.

Quiero pagar menos móvil

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha lanzado una compra colectiva de telefonía, igual que hizo con la electricidad, para conseguir bajar la tarifa del móvil.

La campaña se llama quieropagarmenosmovil.org y todo el que quiera, sea o no socio de la OCU, se puede apuntar, antes del 21 de mayo.

OCU

Para participar en la compra colectiva, hay que entrar y apuntarse gratis y sin ningún compromiso en www.quieropagarmenosmovil.org. A partir del 22 de mayo, la OCU invitará a participar en una subasta a las principales compañías de telefonía que operan en España.Y una vez realizada la subasta, informará de las tarifas de voz y datos que resulten ganadoras.

España sigue a la cabeza de los países más caros en el mercado de las telecomunicaciones. Un nuevo informe de la Comisión Europea confirma que nuestro país ocupa el cuarto puesto entre los países de la Unión Europea donde la telefonía móvil resulta más cara, sólo superado por el Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo), países con mayor poder adquisitivo que España.

Según el documento de la Comisión, que analiza datos de los 27 países, cada español gasta 13,3 céntimos por minuto de voz, mientras que los alemanes pagan 8,8 céntimos y los italianos 6,9 céntimos por minuto. En el otro extremo, los países más económicos para hablar con el móvil son Lituania (1,9 céntimos por minuto), Rumanía (2,2 céntimos) y Letonia (3,5 céntimos).

Hacer favores a cambio de nada

Hay ya infinidad de alternativas al consumo convencional -mercadillos de segunda mano y de trueque, bancos de tiempo, monedas sociales, intercambio de servicios… La idea del consumo colaborativo está calando en un montón de iniciativas que fomentan el compartir y la reutilización de los recursos.

Pero además de estas plataformas que implican en mayor o menor medida una negociación entre los usuarios, una nueva tendencia  va un paso más allá, la llamada Gift Economy o Gift Culture, economía del don o cultura del regalo.

Favorece

Con esta filosofía se mueve Favoreceun espacio donde puedes pedir y ofrecer favores en una interacción no motivada por el dinero ni el intercambio inmediato.

Creado para que puedas ofrecer o recibir objetos, servicios, tiempo, atención, palabras o cualquier tipo de favor desinteresado. Funcionar únicamente con favores y colaboraciones, según sus creadores. Tres amigos que a finales del 2009 llegaron a la conclusión de que colaborar con los que nos rodean nos hace sentir útiles y ser más felices.

“Ofreciendo un favor puedes descubrir la sensación de sentirte útil para otra persona.
Pidiendo un favor puedes conseguir algo que necesites sin gastar tu dinero.
En ambos casos, la interacción con otra persona puede ser una vía para crear una conexión de confianza que os sirva de apoyo en el futuro”.

Así, en la plataforma, se pueden ofrecer sin necesidad de intercambio ni dinero cosas como una bicicleta, un sofá, ropa, libros, móviles viejos, un portátil, etc. También compañía y cuidado de personas, consejos, asesoramiento y consultas, comida, alojamiento… Y puedes pedir ayuda si no tienes tiempo, ni dinero, ni conocimientos para realizar algo que necesitas o patra obtene algo que te hace falta.

Es una buena iniciativa, pero creo que todavía estamos un poco verdes para esto. Si ya hay tanta gente a la que el intercambio o las múltiples formas de consumo colaborativo le ofrece mucha desconfianza, esto ya son palabras mayores. O no.

De la lonja a la mesa, sin intermediarios ni costes añadidos

De la lonja a la mesa es una organización de cofradías de pescadores que han decidido vender directamente a consumidor, sin pasar por intermediarios. Así consiguen un precio justo tanto para los pescadores como para los compradores finales y que estos tengan en su casa pescado fresco de máxima calidad, sin costes de envío, en 24 horas.

de la lonja a la mesa

En su página de Facebook informan de sus actividad y los usuarios reciben por correo electrónico cada semana, los lunes, la lista de productos y los precios del pescado y marisco de temporada que capturarán en esa semana y cuándo lo recibirán en sus domicilios. Normalmente, en las 24 horas siguientes a la llegada del barco.

de la lonja 2

También, recomendaciones de qué pedir y cómo pedir, si uno se acaba de apuntar a la iniciativa. Además, como son todos pescados y mariscos de temporada, ni los precios ni el tipo de pescado varía mientras dure la campaña, ya que no los someten al mercado.

Si hay mal tiempo o alguna incidencia, también avisan por este medio de posibles retrasos en la entrega.

Los productos que ofrecen son muchos y frescos: pescados: merluza, mero, sardina, rodaballo, gallos… y mariscos: percebes, nécoras, bogavante, almejas, centolla…

Lo podéis encontar pinchando aquí

Turismo colaborativo: El taxi también se comparte

Hay infinidad de recursos y aplicaciones que hacen los viajes más económicos, y de muchos ya he hablado aquí: intercambio de casas, alojarse en casas privadas en lugar de en hoteles, en granjas a cambio de trabajo, compartir una mesa en el AVE con otros viajeros… El turismo colaborativo se abre paso con fuerza y otras formas de viajar, también.

Otro de esos recursos en la aplicación JoinUpTaxi, por si alguna vez hay que coger un taxi camino del aeropuerto o del aeropuerto de regreso a casa. A través de esta plataforma, que he encontrado en Kangapp,  se puede buscar a otras personas con las que compartir un taxi y el coste del trayecto, y se puede reservar con una semana de antelación.

camb1

Está disponible en Madrid, Barcelona, Valencia, Palma, San Sebastián, Bilbao, Vitoria y Sabadell y desde la web o el móvil se puede pedir un taxi individual o para compartir con personas que tengan que hacer el mismo trayecto, de forma más barata y sostenible.

JoinUp Taxi trabaja directamente con asociaciones de taxistas, que tienen una flota de más de 1.000 taxis. También ofrece servicio a empresas, para reducir costes.

Cabmix es otra aplicación similar que te pone en contacto con gente con la que compartir el taxi desde los aeropuertos a los centros de las ciudades.

En Zaragoza existe Taxi Sostenible, que permite compartir taxi con varios pasajeros, reduciendo considerablemente el precio de la carrera e incrementando la demanda de servicios de taxi.

Los restaurantes al mejor precio, en el móvil

eltenedor.es  es una aplicación para móvil, que  ayuda a encontrar el restaurante que buscas al mejor precio. Más de 6.000 restaurantes de todo el país para reservar en cualquier momento y encontrar las mejores promociones. Y con más de 5.000 opiniones fiables sobre ellos, para ir sobre seguro a la comida  o a la cena planeada.

Tanto si quieres descubrir los restaurantes de moda en Sevilla, un restaurante japonés en Barcelona, las mejores arrocerías de Valencia o si buscas una cena romántica en Madrid…. aquí lo encuentras.

Restaurantes

Además, resalta los restaurantes que tienen mejor relación calidad precio y ofrece hasta un 50 % de descuento sobre el precio de la carta. Yo lo he utilizado en un par de ocasiones con amigos y hemos cenado muy bien y a la mitad de precio.

Para hacer la reserva, no hace falta llamar al restaurante, se hace online, sin problemas

eltenedor.es ha sido una de las seis aplicaciones galardonadas en la primera edición The AppTourism Awards 2014.

Otras aplicaciones gratuitas para llevarte la comida a casa son, por ejemplo, Just Eat, también con ofertas de hasta el 50% de descuento, con la que puedes pedir online la comida a domicilio en más de 3.000 restaurantes; La nevera roja,  con más de 4.000 restaurantes, y que te permite encontrar los mejores de tu zona;  Qué pido, con todos los establecimientos de comida rápida, comida para llevar y reparto a domicilio; o Food2u, con la que puedes pedir tu propio menú a domicilio en los restaurantes cercanos a tu ubicación.

 

 

Cocina con las sobras

Cocina con las sobras es un concurso que ha organizado la revista Consumer para que intentemos frenar las cantidades de desperdicios que se generan con la comida.

Hay que enviar antes del 6 de mayo una receta de un primer plato, segundo plato o postre utilizando las sobras que tienes en tu frigorífico. Los ganadores se llevarán premios como un robot de cocina o una panificadora. Las bases del concurso están pinchando aquí.

Además, ha abierto una especie de escuela de alimentación, con consejos para aprovechar lo que se compra y tambien recetas para cocinar con las sobras.

crema-de-alubias-con-crujiente-de-bacón

Uno de los principales consejos para evitar tirar comida cada día es ajustar el tamaño de las raciones. Para ello, es imprescindible tener en cuenta las cantidades que vayamos a consumir, tanto a la hora de la compra como en la preparación y elaboración de los platos en la cocina.

Son consejos muy  elementales que muchas veces no hacemos, aunque sepamos que los tenemos que seguir para ahorrar y aprovechar mejor lo que compramos:

Planificar los menús y hacer a partir de estos un listado de alimentos que tenemos que comprar. Esto facilita la organización de la compra y un mayor control de alimentos perecederos como las frutas, verduras y hortalizas frescas o las carnes y pescados frescos.

– Acudir a realizar la compra con una lista en la mano, así evitaremos las compras de alimentos superfluos o innecesarios.

Comprar con el estómago lleno: Si vamos a la compra hambrientos, acabaremos cediendo al poder de la ansiedad y comprando cosas que no deberían estar en nuestra dieta. Además encarece la compra.

– Comprar lo justo: saber cuáles de los alimentos que aparecen en los menús ya están en nuestra despensa o frigorífico para no comprar de nuevo. El arroz, pasta o legumbres pueden estar en nuestra despensa, y por tanto, no será necesario incluirlos en la lista. También, carne y pescados que puede que tengamos en el congelador.

– Las cantidades: Comprar más “por si acaso” no es una buena medida en tiempos de crisis. El mismo concepto es aplicable cuando cocinamos. Si se sigue el lema “Mejor que sobre y no que falte” se cocinará más cantidad de la que luego se consumirá.

– Una vez en casa, destinar un poco de tiempo al orden y disposición de los alimentos en la nevera, despensa y estanterías de alimentación.Clasificarlos en frescos, congelados y no perecederos; y guardarlos de acuerdo a sus características. Colocar los productos frescos en lugares de fácil acceso, para favorecer su consumo y repasar las fechas de consumo preferente o  caducidad antes de almacenarlos.

 

 

Otra plataforma para compartir coche llega a Barcelona

En lo que se refiere a movilidad, las cosas cambian muy deprisa en las formas de consumo colaborativo.  Otra plataforma que conecta a pasajeros con conductores para trayectos urbanos acaba de llegar a Barcelona, la primera ciudad española en la que se instala UberPOP, que ya está presente en unas 70 ciudades del mundo, desde su fundación en San Francisco en 2009.

Al conectar a pasajeros con conductores a través de aplicaciones móviles, hace, según sus promotores, más accesibles las ciudades, lo cual permite más posibilidades para los pasajeros y más negocios para los conductores.

uber_barcelona_2

UberPOP se define como una plataforma para compartir trayectos en entorno urbano con conductores locales. Todo ello en tiempo real y utilizando una aplicación para Android o iPhone.

Los conductores son ciudadanos locales dispuestos a compartir su propio coche durante un viaje, proporcionando transporte a otros ciudadanos. En este sentido, UberPop permite a cualquier persona con un permiso de conducir y automóvil convertirse en una especie de taxista, ya que  el conductor cobra por el recorrido, lo que ha provocado protestas de los taxistas, desde el primer día de su implantación.

En Uber, la tarifa mínima es de 3 €, incluyendo la posibilidad de compartirla con los otros pasajeros. Además de la tarifa mínima, el precio de un viaje se calcula en base al tiempo y la distancia del viaje: 0,30 € por minuto y 0,75 € por km. 

El pasado lunes, 14 de abril, se produjeron las primeras protestas del sector del taxi en contra de Uber en Barcelona por competencia desleal. Los taxistas se concentraron frente a uno de los edificios de Barcelona Activa donde Uber ofrecía una conferencia.