La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Entradas etiquetadas como ‘la 2’

”Mujeres desesperadas” en La 2. La gran chapuza.

La 2 anunciaba para anoche un especial ‘Desperate Housewives‘ a bombo y platillo, con despliegue de medios y sin reparar en gastos: billetes de avión para la Igartiburu [ah, que no, que Anne le hizo la entrevista a la Longoria en Barcelona, ah, pues vale, un billete menos, así hay más dinero para laca…] y una amiga. Maquillaje, peluquería y modelazos ad hoc para pasear por Wisteria Lane.

La 2 prometió Gran Especial Mujeres Desesperadas, y a fe que lo grabó.

Aunque en el camino del cuarto de edición al de emisión se les estropeó la cosa. Se les pudrió la manzana de la cabecera.

En serio. Un paseo de una locutora por el plató de Wisteria Lane seguido de imágenes en conserva de las protas de la serie, una entrevista bobalicona – digna de corasón corasón – de la Igartiburu con la Longoria, y entusiastas comentarios acerca de la serie por parte de la plantilla no prejubilada de TVE NO ES un Gran Especial. Es una cutrez.

Por no hablar del par de episodios-resumen, editados de un modo muy raro, superpuestos. Mal.

Si La 2, en serio, pretende convertir ”Mujeres Desesperadas” en una de las joyas de su corona, ha empezado muy mal. Fatal.

Si La 2, en serio, pretende hacer de”Mujeres Desesperadas” una serie estrella de su programación, debería tener la honestidad de emitirla en V.O.S., para empezar. Y crear un site decente – a lo mejor no tan bueno como el de la ABC, pero decente al menos.

Mujeres desesperadas” en La 2. Qué desesperación. Qué desperdicio. Qué pena. Con lo buena que es…

Televisión de análisis: “El Rondo”

El Rondo” de La 2 es un programa de debate futbolístico donde diez señores y una señora se sientan formando una V y se lanzan a un análisis pormenorizado de los partidos del fin de semana, los chismes de los vestuarios, los posibles canjes de futbolistas de un equipo a otro y, por supuesto, discusiones sesudas acerca de la esencia de la grandeza del Real Madrid o del Barça.

El Rondo” en realidad es “El Rondó“, pero al grafista le debió de parecer que la tilde le afeaba la creación y lo dejó grave en lugar de agudo. Exactamente lo mismo que les ha pasado a los creadores de Maracaná’06, que intentaron un formato lleno de agudeza, humor y rirtmo y han acabado graves. Tan graves que hoy son un cadáver televisivo.

El rondó es una composición musical repetitiva. “El Rondo” también, pero sin música.

Anoche veía el programa y pensaba “hay que joderse”.

Hay que joderse: que con los pocos programas de análisis serio que hay en la televisión, los que hay se dediquen a analizar asuntos tan baladís. Y no hablo sólo de fútbol: a la misma hora en Cuatro, Iker Jiménez se devanaba los sesos – y se cardaba la melena – en compañía de especialistas con quienes trataba de hallar las claves del Feng Shui o del avistamiento de OVNIS.

Repito: “hay que joderse”.

Porque el formato no es malo. Porque si en lugar de goles o fotografías trucadas donde se intuyen fenómenos extraños, la televisión dedicara algunas horas de la semana a juntar a un grupo de críticos de arte que hablaran de forma amena sobre la exposición de Sargent y Sorolla en el Thyssen, o un grupo de escritores discutieran sobre si Madame Bovary era o no era una ‘tía puta’, o media docena de críticos de cine analizaran el cine de Billy Wilder, la gente – tal vez – sabría tanto de pintura, de libros o de cine como sabe de fútbol o del ‘chupacabras’.