La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Entradas etiquetadas como ‘javier marias’

El Moleskine de Marías (y otros)

El de Votredame me parece un trabajo precioso. Videobloguismo del mejor.

Disfrutadlo.

Yo hoy me quedo calladito. Hasta mañana.

(Gracias a Bluelephant por el dato…)

QueRidísimo JavieR MaRías,

ante todo enhorabuena, por ese sillón de segunda mano tan bueno que te han dado en la Academia y que antes ocupara Don Fernando – a cuya hija tengo el placer de conocer y querer, y con quien comparto el disgusto tras el cierre del Balmoral, donde nos hemos chuzado (yo muchísimo más que ella) en memorables tardes de invierno.

Queridísimo Javier, ya eres académico y ya he podido leer por aquí bonitos comentarios de cenutrios que ni siquiera han sostenido en la mano un libro tuyo, pero se atreven a juzgarte sin conocimiento, sin cerebro y sin criterio:

¿Maricón de mierda? ¿Te lo puedes creer, Javier? Qué poquito te conocen, qué bien…

Da lo mismo. Yo me he puesto muy contento, y me he alegrado por ti. Y he estado a punto de salir a la calle con tus libros al grito de “¡Por ellos, oeeeee!”, que es bastante más correcto.

Pero no lo he hecho. Sin embargo, para demostrarte mi aprecio y mi respeto, para tratar de compensarte un poco, solo un poco, todas las horas de placer inmenso que me han dado tus novelas, he decidido hacer algo que sé que me vas a agradecer: decirte qué se lleva este verano, queridísimo Javier, por si acaso quieres recibir hoy prensa en casa y dejar claro que, además de ser el mejor escritor español vivo, eres un tipo moderno.

Te doy dos claves: las camisetas con escote en V mayúscula (pero enorme) para chicos y chicas son lo último este verano.

American Apparel ha sacado una línea limitada y – hazme caso – van a arrasar. Ya sé que a lo mejor te resultan un pelín atrevidas, pero qué coño, Javier, la Academia está aburrida y estás cosas, quieras que no, animan.

¿Que no? Bueno… no te preocupes. Porque si no te ves con las fuerzas necesarias para lucir escote en V mayúscula (que, por cierto, es el sillón de Cebrián, qué gracia, a él si que no le va nada este escote…), te tengo preparada una propuesta de estilismo que no puedes rechazar: vuelven los zapatos naúticos… PERO EN COLORES FLÚOR. ¿No te encanta? ¿No te ves?

Jo, Javier. ¿Y yo qué hago? Porque ayudarte con el discurso, para qué. ¿Decirte que te respeto, te admiro, te venero y que lo flipo contigo? Bueno, vaaaaaaaaale. Eso haré. Maestro (COMPLETAMENTE EN SERIO: enhorabuena – modesta y mamarracha – a Javier Marías por su sillón en la Real Academia de la Lengua Española).