La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Entradas etiquetadas como ‘irak’

Sala de control

Control Room‘ es un documental fabuloso sobre Al Jazeera y su papel televisivo en la última Guerra de Irak.

La película transcurre entre las oficinas centrales de la cadena y la sede del Central Command norteamericano, donde todas las grandes televisiones de noticias del mundo – incluída Al Jazeera – tuvieron destacados reporteros que iban siguiendo el desarrollo de la guerra a través de las comunicaciones de los portavoces del ejército americano allí destacados.

Lo mejor de la película, sin duda, son las preguntas que plantea:

– ¿Dónde estaban los soldados iraquíes? ¿Por qué no vimos imágenes de ellos durante la retransmisión televisiva de la guerra?

– ¿Qué pasó para que – en un solo día, el 8 de abril de 2003 – el ejército norteamericano decidiera atacar y matara a periodistas de distintos medios situados en diferentes lugares de Bagdag – incluído un reportero de Al Jazeera, a José Couso de Telecinco y a Taras Protsyuk de Reuters ?

– ¿Cómo puede ser que los informativos occidentales nos mostraran imágenes de chavales celebrando a gritos la entrada del ejército norteamericano en Irak con vítores a Bush cuando en realidad – según uno de los periodistas que aparecen en el documental – los muchachos lo que hacían era maldecir a Bush?

– ¿Por qué todos los que acompañaban a gritos la entrada de los tanques en una plaza de Bagdag en esa escena que recorrió el mundo y que acabó con la caída de una gran estatua de Sadam Hussein – sí, esa famosísima escena – tenían un acento no iraquí?

– ¿Cómo es que uno de esos jóvenes escoltas ‘espontáneos’ iraquíes del gobierno americano se sacó del bolsillo del pantalón una versión de la bandera iraquí anterior a la de 1991 y se la puso en el cuello a la estatua del dictador?

– ¿Por qué el imperio más poderoso del mundo no fue capaz de ganar la guerra propagandística televisiva en Irak? ¿Qué pasó ahí?

Preguntas tan interesantes como algunas que ya se hicieron Dominique Eddé y Danièle Sallenave para Le Monde en Octubre de 2001:

– ¿Por qué la televisión ha esperado a que el terror golpeara en Manhattan para mostrar la cabeza de una mujer afgana rodando en un campo de fútbol en Kabul?

– ¿Por qué el presidente de los Estados Unidos reza en directo?

– ¿Por qué son los periodistas los que formulan las preguntas? ¿Por qué siempre hay que responder “a favor” o “en contra” y nunca “en contra” y “en contra”? ¿Por qué nunca se producen alborotos en la Televisión? ¿Por qué resulta impensable decir “no lo sé”?

[Ay, Hernancín, perdóname el intrusismo. Pero es que entre las imáges del cuelgue de Sadam y ese documental tan bueno que vi ayer, o sacaba esto o reventaba…]

La TV y el dinero de todos

Anoche, en La Primera, La imagen de tu vida; ese programa de retales memorables de 50 años de televisión, que no da puntada sin hilo, y no deja pasar la oportunidad de poner en evidencia a Aznar con acento tejano, o denunciar la mentira de las armas de destrucción masiva de la última Guerra de Irak.

Entre chascarrillos históricos de Tip y Coll, parodias de Martes y Trece o Los Morancos…, entre tanto buen rollo nostálgico, la televisión pública demuestra una maquiavélica fineza para poner en evidencia al mesiánico líder del PP. Elegante, no es. Y efectivo, no sé.

Mientras tanto, y para seguir con el buen rollo, en la Carta Blanca de La 2, Amparanoia. Una señora cuya vida y obra no me pueden interesar menos. Y que organizó una pequeña tertulia con representantes de asociaciones alternativas que, por supuesto, pusieron a parir a la derecha española. ¡Buen rollito!

Menos mal que la televisión es un gran invento y tiene para todos. Menos mal. Así, al tiempo que la televisión pública lanzaba mensajes incendiarios a favor de la legalización de las drogas, el poder vecinal, el mestizaje o el fin de las fronteras, Antena 3 se cubría de gloria con su especial sobre 1 año de Leonor (no confundir con la canción de “Tacones Lejanos” con voz de Luz Casal).

Leonor cumple un año” en Antena 3 anoche, resultó un vergonzante ejercicio de cursilería sin mesura, con espeluznantes frases del tipo:

lo bien que les sientan a los príncipes los vaqueros

Monarquías modernas que no desdeñan los avances de la ciencia

Lo que hace Leonor de momento es lo propio de su corta edad: crecer y jugar

GLUPS

Leonor cumple un año” ¿Y qué?

Aunque bien mirado, está bien. Está bien que Antena3 emitiera ese especial a la vez que en La 2 Amparanoia hacía uso de su Carta Blanca. Estuvo muy bien. ¿Sabéis por qué?

Porque si – por si acaso – alguien se preguntaba con qué derecho se usaba el dinero de la televisión pública (que pagamos todos) para financiarle un programa tan sectario a esa señora (que repito que no me interesa nada, aunque el programa no estuvo tan mal), la respuesta es muy sencilla… ¿el dinero de todos? ¿que te parece fatal que se usen tus impuestos para patrocinar el buenrollismo perroflautil? Tú pon el reportaje “Leonor cumple un año” de Antena 3. Ahí sí que se nos va el dinero. Ahí sí que sí…