La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Entradas etiquetadas como ‘gilmore girls’

‘Gilmore Girls’ en La 2

A pesar del doblaje, aunque estén emitiendo episodios que ya había visto, pese a la hora tonta… ¡estoy feliz de haberme reencontrado hace unas semanas con las Gilmore Girls en La 2!

Me gustan sus personajes, sus tramas, el ingenio de sus diálogos y sus referencias (que en una serie de TV se mencione a Dawn Powell y a Dorothy Parker me parece un lujazo). Me conmueve la relación madre-hija (que sospecho que los creadores de ‘Mujeres desesperadas‘ calcaron para la que mantiene el personaje de Susan con su hija), y me encanta que algunas de sus situaciones me recuerden a un Doctor en Alaska más al sur.

Os parecerá una tontería, pero me reconforta que ante la basura de ‘Está pasando‘ la TV pública contraprograme con las Gilmore Girls.

Lo que no entiendo muy bien es por qué los dos bloques de anuncios que han puesto hoy durante el episodio han sido casi exclusivamente de juguetes. ¿Acaso los programadores la consideran una serie infantil? ¿O es sólo por su horario?

¡Y qué anuncios! ¡Y qué juguetes!

– El My Life. Una especie de engendro que mezcla el Second Life con la Nintendo DS e incluye en la locución frases tan entrañables, contemporáneas y yeyés como ésta:

Mira qué conjunto más fashion. Te lo envío

– O los Mushabellys. Unos peluches que gruñen cuando les aprietan la barriga. Eso sí: contienen pilas NO reemplazables. Toma ya sostenibilidad.

– O The Jaggets. Que son como unas Bratz que hubieran pasado por el mismo proceso de Britney Spears.

Todo flipante. Y durante las pausas publicitarias de las Gilmore Girls. Qué gran error de la central de medios.

Con lo bien que quedarían esos anuncios en “Está pasando“…

Es más, con lo bien que quedaría escuchar a María Eugenia Yagüe decirle a la Pepa:

Mira qué conjuro más fashion. Te lo envío

O leer debajo de la imagen de Peñafiel un texto que anunciara que “Contiene pilas no reemplazables. Aproximadamente 800 apretones de barriga”.

Lo dicho. UNO, que me encanta haberme reencontrado con las chicas Gilmore. Y DOS, que alguien en Tele5 me está desaprovechando como jefe de product placement. Totalmente una pena.