La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Entradas etiquetadas como ‘el cigala’

Sabía a lo que iba… uf

Como en casa no vemos La Sexta – somos la clásica comunidad catalana sin antenizar -, yo aprovecho cualquier escapada para ponerme al día con la cadena: cuando paso unos días en Madrid en casa de amigos que SÍ están antenizados, o cuando pernocto en hoteles de cinco estrellas con vistas al mar – desde donde os escribo ahora.

Y claro, resulta que acabo descubriendo – tarde, mal pero por desgracia no nunca – el programa nocturno de Santiago Segura, donde anoche El Cigala era el invitado estrella y en el que vi

[uf, uf, todavía no me he recuperado…]

un gran sketch televisivo, en el que un mago [o algo] entraba en una taberna de la euzkadi profunda al grito de ”SOY UN MAGO ESPAÑOL”, pedía silencio a los parroquianos – sofisticadísimos todos, por cierto – y afirmaba tener ”UNA BARAJA ESPAÑOLA, COMO DEBE DE SER” [”como debe DE ser”, lo que implica que o bien el señor mago español no sabe hablar su propio idioma o bien la españolidad de la baraja era sólo una posibilidad…]. Y como fin de fiesta, el truco final – convertir una ikurriña en una bandera española con el clásico truco del puño [no confundir con el fistfucking, por favor]: entra ikurriña por arriba, sale rojigualda por abajo. ”TRAE PA’CÁ QUE LA QUEMO”, afirmó uno de los simpáticos clientes de la taberna. Ideal.

Bueno… ”SABÍAS A LO QUE VENÍAS”, me podéis decir vosotros – porque Segura no creo que me dirija la palabra… Y tendréis razón. Yo lo sabía. Sabía que el programa era un horror. Pero no TANTO. Ni que El Cigala era el clásico señor que celebra sus malos chistes con carcajada-de-0-a-100, ni que los espectadores tienen la posibilidad de poner o quitar secciones a golpe de SMS [después de lo que vi, me pareció dificilísimo votar por lo peor del programa…], ni que en los clubs de carretera se organizan excursiones para ir de público a la grabación de un programa de televisión… yo ESO NO LO SABÍA.

Claro, que el problema es mío porque nunca me enteré de que Segura era un genio…