BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

“¿Quiere ser millonario?”, versión china

El sábado por la tarde, tras una agotadora jornada pekinesa, hicimos una parada estratégica en nuestro hotel para poner los pies en alto y aliviar las varices. Nos tumbamos en las camas gemelas y encendimos el televisor.

CANAL: CCTV 3 (China Central TV Entretenimiento)

PROGRAMA: “¿Quiere ser millonario?”, versión china.

Escenario casi clónico al del resto de versiones internacionales del concurso. Presentadora fria e impertérrita como mandan los cánones del formato. Aparentemente todo muy global. Pero no tanto.

El primo de mi novio, que lleva aquí dos meses estudiando arquitectura y ya se defiende decentemente en chino, nos traduce las preguntas y nos descubre que son todas acerca de historia, actualidad o economía china. Que este supuesto programa de entretenimiento de sábado por la tarde en prime-time sigue lo que es una constante en la sociedad china actual: “los están educando”. Tanto es así, que muchas de las cuestiones giran en torno al Primer Encuentro China-Africa que vivimos en Pekín este fin de semana – y digo “vivimos” con autoridad: padecimos los cortes de tráfico, coincidimos con gran parte de las comitivas en el lobby de nuestro hotel a la hora del desayuno, e INCLUSO, con una gran dama africana (ver foto) de compras – de bolsos falsos – en el Silk Market.

Pero el carácter educativo de las preguntas no es la única novedad del “¿Quiere ser millonario?” chino. Hay más.

Como los formatos concurso preguntas-respuesta son una novedad para la audiencia china, y los productores deben de temer que se aburran, han incluído un elemento que, desgraciadamente, está ausente en el resto de emisiones internacionales. LOS CONCURSANTES CANTAN Y BAILAN. Toma ya. A capella y sin pudor. Y el público los vota, de manera que el más votado es el que puede acercarse a la mesa a responder las preguntas de la presentadora que, no sólo les reportan dinero, sino que por cada respuesta correcta los concursantes ganan un electrodoméstico, de cuya exhaustiva descripción se encargan unas simpáticas azafatas (más educación capitalista).

Francamente, espero que esta noticia le llegue a Sobera y compañía para que, en breve, podamos ver una versión coros y danzas del “¿Quiere ser millonario?” español. Ganaría mogollón. Digo.

UN APUNTE CORPORATIVO. Pero no son sólo los chinos los que copian. Ojo al logotipo del China Construction Bank (1954), que hace pensar en que algún curita misionero en oriente acabó de directivo de una emisora de radio…

7 comentarios

  1. Dice ser carlos

    Mira, mira qué espabilados…3 programas occidentales (O.T. Mira quién baila y Quiere ser millonario?) en uno sólo.Éstos se nos comen.

    06 Noviembre 2006 | 8:03

  2. Dice ser Lansky

    Bob, no te olvides de que China es “impresionista”, al igual que Japón es “expresionista”. Y no olvides tampoco que aparate de los textiles de baja calidad con que nos inundan en Occidente, también tienen los mejores: sedas y “boatinés” (acolchados de abrigo). Y las sopas de pasta. Que disfrutes

    06 Noviembre 2006 | 13:09

  3. Dice ser Margarita

    Gracias por el logotipo, es una revelación. Pásalo bien y aprende algo, que a lo mejor hasta nos puedes informar de qué es lo que comemos en los restaurantes chinos.

    06 Noviembre 2006 | 14:25

  4. Dice ser Nico

    Una pregunta, ¿cuál es el premio máximo en la versión china del concurso?

    06 Noviembre 2006 | 17:02

  5. Dice ser kar

    si es que ya lo dijeron collins y lapierre, que cuando china despierte…

    06 Noviembre 2006 | 20:01

  6. Dice ser carlos

    Lanski. Al hablar del impresionismo de China y expresionismo del Japón, ¿sólo te refieres a las corrientes pictóricas ó algo más abstracto que yo no he entendido? Gracias.

    07 Noviembre 2006 | 7:57

  7. Dice ser ricard

    iros a la mierda

    18 Enero 2007 | 20:23

Los comentarios están cerrados.