BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Dave Eggers… y yo

Aquí lo tienes, Alvy Singer

Dave tenía

– 21 años

– a su madre en cama consumiéndose por el cáncer

– dos hermanos mayores muy ocupados

– un hermano de apenas 7 años

– a su padre

Entonces, de repente, Dave vio

– cómo su padre moría repentinamente a causa de un cáncer fulminante

– cómo su madre se vestía para el funeral con el único vestido que le permitía ocultar su vientre hinchado por el cáncer y el gotero con morfina

– a su madre morir, días más tarde

Años después, Dave vio que tenía una novela autobiográfica, su primera novela, que tituló, ‘A Heartbreaking Work of Staggering Genius‘ (en español, traducida como ” Una historia conmovedora asombrosa y genial“; que es una mierda de traducción que define bastante bien lo que me pareció el libro: conmovedor, asombroso y genial). Si queréis leer el primer capítulo, en inglés, lo podéis hacer aquí.

Una novela donde Eggers cuenta su vida desde esas muertes, su relación con su hermano pequeño – a quien se dedicó a cuidar mientras él estudiaba en la Universidad de Urbana – y con el resto del mundo. Una novela donde Eggers inauguró su estilo narrativo (minuciosas descripciones, humor muy negro, referencias metaliterarias…), y en la que, entre el horror, pueden encontrarse líneas de humor terrible:

(…) for aesthetically disenfranchised furnishings we are like the families that adopt troubled children and refugees from around the world — we see beauty within and cannot say no.

PERO Eggers es mucho más:

– es el creador y editor de mi revista literaria preferida; McSweeney, una publicación de formatos maravillosos, con monográficos exquisitos y en la que han publicado sus textos los mejores autores norteamericamos contemporáneos. Y que le debe su nombre a un tipo que, en los años 80, escribía cartas a la madre de Eggers (McSweeney de apellido de soltera), asegurándole que eran parientes (años más tarde, Eggers descubrió que el tal McSweeney había sido un frustrado artista esquizofrénico que se dedicaba a escribir cartas a diestro y siniestro)

– es el fundador de la editorial Believer Books, que ha publicado, entre otros, a Javier Marías en EEUU

– es autor de otras novelas (como ” Ahora sabréis lo que es correr“, que menciona Alvy Singer – lector que ha provocado este post – y que me acabo de comprar online para leerme)

– es promotor de varios centros de enseñanza de escritura creativa para niños, como el 826 Valencia, en San Francisco, donde él mismo es profesor.

A Heartbreaking Work of Staggering Genius‘.

Dos historias asombrosas:

UNA: Cuando Eggers la publicó, su hermana Beth Eggers apareció – online – para afirmar que parte del libro provenía de sus diarios personales y que parte de la historia de Dave y su hermano pequeño era una gran mentira. Según cuenta Wikipedia – no he podido confirmarlo por otros medios – Beth se suicidó pocos años más tarde.

DOS: Gran parte de la crítica literaria no le ha perdonado a Eggers su éxito, y menos aún su estilo. Gran parte de la crítica odia a Eggers (algo que nos suele suceder a los escritores guapos), e incluso se plantea la legitimidad de hacer literatura sobre una tragedia como la suya: SUYA, parece ser una palabra que los críticos olvidan.

Dave Eggers… y yo

Eggers estudió en Urbana (la misma universidad de la que salió el primer Playboy y el YouTube. Donde estudió el creador del Microsoft Flight Simulator, el del Proyecto Gutenberg, el de PayPal, el de Oracle, el de Lotus Notes…, y mi amigo Javier).

Mi amigo Javier le pidió hace unos meses una entrevista a Eggers para Pie de Página (revista para la que yo también he escrito algún texto y en la que aparecí como Lector Ileso en un especial ‘Blogs‘). Si Eggers le concede la entrevista, estaré a sólo dos grados de él. Pero eso, de momento, es sólo una posibilidad.

Sin embargo, hay una conexión real entre Eggers y yo. Y allí también aparece Javier: Eggers da clases en 826 Valencia y un amigo de Javier, Federico Ardila (uno de los matemáticos colombianos actuales más importantes) vive a dos cuadras de allí, por lo que SEGURO se habrán cruzado algunos días en la calle, en un café, en un banco de la acera…

Grados: 3º

¿Contento, Alvy Singer?

5 comentarios

  1. Dice ser j.

    Una nueva razón para que Eggers conceda la entrevista. Vamos a ver si finalmente accede a nuestra solicitud. Parece que es un tipo ocupado. 🙂

    31 Julio 2006 | 13:27

  2. Dice ser G

    Cool826826 Valencia St.

    31 Julio 2006 | 14:53

  3. Dice ser bob

    gracias

    31 Julio 2006 | 16:26

  4. Dice ser Alvy Singer

    A staggering happiness of a non-genius.Gracias.

    01 Agosto 2006 | 21:19

  5. Dice ser Alvy Singer

    Gracias mil (otra vez). Ahora sé lo que es correr.

    01 Agosto 2006 | 21:20

Los comentarios están cerrados.